Habrá más plazo para poder pagar la cuota inicial de adquisición de vivienda

Invertir en finca raíz es una opción atractiva para quienes están buscando un seguro de largo plazo. La construcción de vivienda mueve alrededor de 30 sectores de la economía y por eso, se busca darle un empujón por decreto.

Maitree Laipitaksin-123RF Maitree Laipitaksin-123RF

El ministro de Vivienda, Camilo Sánchez, informó que de manera inmediata entra a regir el decreto 2013 de 2017, por medio del cual se modifica el Decreto 1077 de 2015 Único Reglamentario del Sector Vivienda, Ciudad y Territorio en lo relacionado con la vigencia y prórroga de las licencias urbanísticas. De acuerdo a la norma, no solo se le dará más seguridad jurídica a los constructores que por la falta de dinamismo en la adquisición de vivienda, deben renovar las licencias de los proyectos.

Siga leyendo: ¿Qué tan rentable es comprar vivienda nueva como inversión en Medellín?

Es que la construcción en 2017 no pasó por su mejor momento. Según un artículo de la Dinero (edición 531), las cifras de edificaciones, aunque caen, ya muestran señales positivas en vivienda. Esto, porque la sobreoferta ha ido disminuyendo y seguirá reduciéndose en cuanto a oficinas y locales. Queda entonces espacio para la reducción de inventarios de finca raíz, indicó Mauricio Hernández, investigador de BBVA Search.

Sin embargo, los créditos hipotecarios muestran un comportamiento similar, de acuerdo al balance elaborado por el DANE. Según el ente estadístico, el número de créditos de la cartera hipotecaria de vivienda en el trimestre julio – septiembre de 2017 fue 1.091.842 con una variación anual de 4,9%. En el mismo trimestre del año anterior el número de créditos fue 1.040.676 con una variación de 4,3%.  

En el trimestre julio – septiembre de 2017 el número de créditos de la cartera hipotecaria para vivienda tipo VIS fue 580.007 con una variación anual de 4,2%. Para el segmento de vivienda VIP (Vivienda de Interés Prioritario) el número de créditos fue 110.039 con una variación anual de -18,9%. En el mismo trimestre del año anterior la variación anual para la vivienda VIS fue 3,1% y para la VIP fue -4,1%.

En el trimestre julio – septiembre de 2017 la cartera hipotecaria de vivienda tipo No VIS registró 511.835 créditos con una variación anual de 5,7%. En el mismo trimestre de 2016 la variación también fue 5,7%. En el trimestre julio – septiembre de 2017 el saldo de capital total de la cartera hipotecaria para Vivienda de Interés Social (VIS) fue 15,3 billones de pesos con una variación anual de 9,9%. Del monto de la cartera hipotecaria de vivienda tipo VIS, $1,7 billones correspondieron a Vivienda de Interés Prioritario VIP con una variación de -10,3%. En el mismo trimestre de 2016 la variación para la vivienda VIS fue 10,6% y para la vivienda VIP fue 3,7%.

Le tenemos: Los 6 tips para invertir en vivienda

Alcance del decreto

El jefe de Vivienda explicó que ante la lenta recuperación en la venta de vivienda nueva, algunos constructores no alcanzan a hacer uso de sus licencias para terminar sus proyectos en el plazo de 12 meses, que se pueden prorrogar por una vez, para un total de 24 meses. La idea, según el alto funcionario, es prorrogar las licencias por 12 meses más, en caso que el proyecto no tenga aún el cierre financiero para su ejecución, es decir, cuando se logra el punto de equilibrio entre la cantidad de apartamentos vendidos y con las cuotas iniciales entregadas para que el constructor pueda empezar a hacer las casas y apartamentos.

Esto traería también beneficios a los compradores que deben pagar su cuota inicial en el plazo de 24 meses. “Como hay situaciones económicas distintas, la gente se está demorando más en conseguir la cuota inicial, entonces la gente para vender lo que hace es ampliar el periodo para pagar ese 20% o 30% que es lo que tiene que entregar el comprador al constructor para cumplir el cierre financiero”, aclaró Sánchez.

Según el decreto 2013, el sector de construcción es uno de los más representantivos dentro del PIB nacional, por lo cual “se hace necesario ampliar las medidas transitorias previamente adoptadas, para garantizar mayor tiempo para la culminación integral de los proyectos urbanísticos, con el objeto de impulsar la economía, promover la generación de empleo, incentivar la actividad edificadora y lograr confianza en el sector de la construcción y así contar con seguridad jurídica en su ejecución”.

De acuerdo al contenido de la norma, se incluyó un parágrafo al artículo 1 del decreto 1077 de 2015, para que hasta el 31 de diciembre del año 2019, los titulares de las licencias urbanísticas vigentes, salvo cuando se trate de licencia de urbanización en la modalidad de saneamiento, licencia de subdivisión, licencia de parcelación para saneamiento y acto de reconocimiento, podrán solicitar una segunda prórroga por un plazo adicional de doce (12) meses contados a partir de la fecha de vencimiento de la primera prórroga.

La solicitud de segunda prórroga deberá formularse dentro de los treinta (30) días calendario, anteriores al vencimiento de la primera prórroga, y su expedición procederá con la presentación de la solicitud por parte del titular. La segunda prórroga solo podrá concederse cumpliendo los requisitos señalados en el parágrafo y por una vez.

Para el ministro Sánchez, este decreto quiere darle un nuevo aire al sector de la construcción para que no se paralice ya que “el sector productivo de la construcción es fundamental y es una de las más grandes locomotoras de la economía. Este sector mueve más de 30 industrias, la del ladrillo, la del cemento, la de la arena, la del hierro y por eso nosotros necesitamos que este proceso no se detenga y por eso estamos buscando todas las necesidades satisfechas para que de esta manera sean solucionados los problemas coyunturales”, puntualizó.

Le podría interesar: ¿Cómo escriturar una casa o apartamento?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.