¿En dónde se consigue la vivienda nueva más barata?

En algunas ciudades, el precio de las unidades residenciales ha caído en el último año. Le contamos qué dice un informe del tema y también las ciudades donde esta inversión ha aumentado su valor.

123RF 123RF

Tener la casita propia, el techo donde se puede ‘meter la cabeza’ sigue siendo el sueño de muchas familias, incluso de personas que hoy tienen muy buenos recursos pero que por sus trabajos tienen que viajar mucho y ven la inversión en vivienda como un seguro que les de tranquilidad.

Incluso, un reciente estudio de Kantar Worldpanel sobre qué les preocupa a los latinoamericanos, señala que los hogares de este lado del mundo están intranquilos por el rumbo de la economía. Eso lleva a que en algunos países se disparen algunos temores y por eso los colombianos aparecen como los que más quieren ahorrar entre los habitantes de este hemisferio. En el país, han decidido hacer recortes en ‘gusticos’ como el entretenimiento por fuera del hogar para solventar gastos que son considerados ‘esenciales’.

Al ser preguntados sobre si sienten que en el país están viviendo una crisis, un 83% de las familias colombianas manifestaron que sí, un poco por debajo del promedio de la región, que fue de 86%. Colombia solo es superada en este clima de incertidumbre por Venezuela, Brasil y México, este último país contestó antes de la tragedia del terremoto del pasado 19 de septiembre de 2017. Hoy, esa cifra podría ser incluso mayor.

Al respecto, Andrés Simon, Country Manager de Kantar Worldpanel, informó: “En 2017 vemos que predomina un escenario de pesimismo en general para Latinoamérica, por lo que los hogares están haciendo un ajuste en sus presupuestos para cubrir los gastos y así hacer rendir el dinero. Ya para el próximo año, los colombianos están más optimistas tanto a nivel personal cuanto a nivel de mejoras en el país.”

Cuando se les pregunta a las familias de Colombia sobre sus preocupaciones actuales, ellas manifiestan que la principal de todas es empezar a ahorrar, y el objetivo de largo plazo de este ahorro es tener lo suficiente para una casa propia y evitar problemas en el futuro. Es así como un 79% de las personas tienen como meta empezar a guardar dinero desde este año, en 2013 el porcentaje era de 75%. Colombia es el país de Latinoamérica que más pretende ahorrar en 2017, por otra parte, el 66% de los colombianos nunca se pasan del presupuesto del mes o hacen lo posible para no hacerlo.

Siga leyendo: Diez tácticas para ahorrar, aunque no le sobre dinero

Ante este panorama, un reciente informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE) reveló cómo se han comportado los precios de la vivienda nueva en las principales ciudades del país. Y lo que sorprende es que hay capitales departamentales donde estos valores son inferiores a lo que se reportó un año atrás.

Según este Índice de Precios de Vivienda Nueva (IPVN), con corte a julio de 2017, en Villavicencio y su área urbana los precios (con base en este indicador) ha caído un 5,69% anual en 2017, después de otra caída de 3,59% en 2016.

Eso quiere decir que si una vivienda nueva en Villavicencio costaba $150 millones, y hoy se termina de construir una igual, en el mismo sector y especificaciones, se puede conseguir a un 5,69% menos de ese valor. Pero es solo un ejemplo, como por tener un referente del tema.

En otras ciudades, el comportamiento anual de la vivienda nueva ha sido el siguiente:

  • Bucaramanga: 2,68%
  • Barranquilla: 5,03%
  • Bogotá -  Soacha: 5,43%
  • Cúcuta: 5,68%
  • Bogotá-Cundinamarca: 5,99%
  • Neiva: 6,20%
  • Total nacional: 6,71%
  • Cartagena: 7,18.

Las ciudades con mayores aumentos en la vivienda nueva

Ahora, el informe del DANE también reveló las ciudades con los mayores incrementos de la vivienda nueva. Las que ocupan los primeros lugares son:

  • Pasto: 19,2%
  • Pareira: 15,44%
  • Popayán: 15,33%
  • Cali: 11,38%
  • Cundinamarca: 10,98%
  • Armenia: 10,66%

Le contamos ¿Cómo invertir en una cartera colectiva de finca raíz?

Ventajas para la compra de vivienda

Hay buenas noticias para las personas interesadas en tener una vivienda nueva como inversión o para vivir. Uno de los anuncios más recientes fue el programa de ‘Ahorra tu Arriendo’ que maneja el Fondo Nacional del Ahorro, en la modalidad de leasing habitacional y que presta el 100% del total del valor de la vivienda nueva y un 90% del total de la vivienda usada.

Además, el gobierno está interesado en apoyar la construcción y extendió el subsidio a la tasa de interés en el rango No VIS hasta el año 2019. Se amplió, además, el valor de las viviendas objeto de este beneficio de 335 Salarios Mínimos Mensuales ($247 millones) a 435 Salarios Mínimos Mensuales ($321 millones). Este incentivo en tasa, de 2,5 puntos porcentuales sobre la tasa de interés pactada con el establecimiento de crédito, tiene vigencia durante los siete primeros años de la obligación y se otorga con la única condición de no haber sido beneficiario de este subsidio en el pasado, disposición que se mantendría para el rango ampliado.

Estas medidas surgen, en gran medida, con el objetivo de contrarrestar la fuerte caída del 25% en el número de ventas de vivienda nueva No VIS durante los primeros cinco meses del año, contracción que resulta incluso más profunda en el rango particular de $250 a $300 millones de pesos (50%), y que se siente más con los actuales incrementos en los tiempos de rotación en casi todas las ciudades.

Según un informe de vivienda de la Asobancaria, en mayo de este año se requerían en promedio 4 meses adicionales para vender la oferta disponible frente a lo que se requería un año atrás, con un crecimiento marcado en los tiempos estimados de comercialización. Por otra parte, en el rango que va desde el tope VIS hasta los $250 millones, el tiempo de rotación promedio alcanza los 16 meses, siendo Bucaramanga la ciudad con mayores tiempos (52 meses).

En el segmento entre $250 y $300 millones, que cubre buena parte del nuevo rango sujeto a los beneficios del Gobierno, se requerían en mayo cerca de 23 meses para vender la oferta disponible, siendo Bucaramanga (56 meses), Pereira (41 meses) y Santa Marta (31 meses) las ciudades con mayor deterioro en la rotación.

Esta medida, que busca mitigar la tendencia decreciente en el segmento de viviendas por encima del tope de interés social, se refuerza, además, con los recientes anuncios de algunos establecimientos de crédito de reducir las tasas de interés para financiación de vivienda, un hecho que sin duda contribuirá a dinamizar en buena medida la originación de créditos.

Si le interesó, le ofrecemos ¿Cuáles son los seguros para vivienda y qué cubren?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.