¿Y cuál es su excusa para no ahorrar?

Que no tiene suficiente salario para hacerlo, que este mes no puede pero el próximo sí, que no cree en los productos de ahorro, son algunas de las excusas más comunes que usted se dice para evitar una de las prácticas financieras más sanas.

¿Y cuál es su excusa para no ahorrar? ¿Y cuál es su excusa para no ahorrar?
Ahorrar no es solo una buena práctica para la salud financiera, sino que no hacerlo puede convertirse en un problema para usted a futuro, pues no tiene un ‘colchón’ o respaldo que le ayude a sobrellevar imprevistos. Conozca el listado que pymex enumeró, que no debe repetir más, pues son mentiras que se dice usted para no empezar a actuar:

Tengo muchas deudas:
Las deudas son la causa de sus malos hábitos financieros, se dan cuando gasta más de lo que tiene. Estos montos pueden volverse insostenibles de no pagarse a tiempo, ya que por lo general los costos por atrasos son muy elevados.

Ahorraría si ganará un poco más
Es la expresión más habitual, sin embargo mientras más dinero se tiene más se gasta y se deja de lado la acción del ahorro. El gasto que se hace debe depender del ingreso, si gasta más de lo que tiene posiblemente caiga en deudas y en derroche innecesario de dinero.

El próximo mes empiezo

Otra excusa para no ahorrar es posponer el tema para el próximo mes o año, al final sucede lo mismo ya que surgen otras nuevas necesidades. Para no caer en lo mismo tome la decisión ya: implemente un fondo de inmediato, no importa si el monto no es el ideal, lo importante es que ya se cuenta con una suma y desde ahora se continuará aumentando la cantidad.

Quiero darme un ‘gustico’

Los gastos hormiga pueden pasar desapercibidos pero afectan perdidas notables para su bolsillo, más si no está en una muy buena situación económica. Deje de gastar en cosas que quizá por ahora son innecesarias como el café de las mañanas, la rumba con los amigos o la compra artículos de moda, más adelante podrá comprar grandes cosas en base al ahorro.

Todavía tengo tiempo

Excusa típica del empleado joven, aunque parezca que la jubilación está muy lejana todavía, es mejor empezar a ahorrar desde antes de los 30, ya que de lo contrario se volverá más difícil conseguir la suma deseada. Además las entidades financieras ya no otorgan las mismas facilidades.

No confío en los bancos
El mercado ofrece diferentes opciones que seguramente se adecuan a sus necesidades y expectativas, así como de instrumentos de ahorro en las que no tiene que pagar cifras exorbitantes. Lo mejor es darse un tiempo y buscar la alternativa que más convenga.

Es demasiado tarde para ahorrar

Nunca es tarde para ahorrar, cualquier cantidad es preferible a no contar con ningún fondo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.