| 2018/02/12 17:04

ComidaenlaU, un emprendimiento universitario que se levantó contra la adversidad

Cinco amigos que se conocieron en el colegio y la universidad llegaron con una idea innovadora para formar comunidad y darle trabajo a estudiantes que necesitaban un ingreso extra.

Se cree que la vida de un estudiante universitario es bastante tranquila. Se cae en el prejuicio que los padres les dan todo lo necesario para estudiar y que con lo del diario y los transportes les alcanza para cubrir sus necesidades. Sin embargo, hay toda una comunidad que literal, vive a las carreras, están saltando de una clase a otra, y muchas veces, no encuentra en la cafetería de la universidad un espacio para alimentarse o prefiere ordenar un domicilio con las complicaciones de logística que eso conlleva.

También hay profesores o personal administrativo que necesita hacer pedidos alrededor del centro educativo. En ocasiones, no hay un voluntario para ir a traer lo que se necesita para una despedida, un cumpleaños o simplemente, ordenar algo de comer y esperar que llegue el domicilio.

Le contamos: El secreto del éxito

De otro lado, hay profesionales en formación que necesitan un ingreso adicional para completar sus gastos, tienen una bicicleta o son muy pilos para caminar o correr. Se conocen cada lugar de la universidad como ninguno y tienen la confianza de sus compañeros y profesores. Precisamente, para conectar esas comunidades se creó ComidaenlaU, un emprendimiento que surgió de una clase en la Universidad de los Andes.

Carlos Álvarez, cofundador de la plataforma que por celular permite hacer pedidos y favores entre estudiantes y restaurantes que circundan las universidades, cree que el éxito del proyecto se debe a que los usuarios apoyan la causa de los universitarios que se emplean en ComidaenlaU.

Él no está solo, también es de otros 4 jóvenes que no superan los 27 años: Andrés Méndez, de 26 años, egresado de Ciencias Políticas de Los Andes, encargado de las relaciones públicas; Santiago Espinosa, de 26 años, CEO de la empresa y profesional en Economía de Los Andes; Andrés Franco, de 27 años, economista y magíster en economía de Los Andes, gerente de alimentos y Andrés Suárez, de 24 años, estudiante de Ingeniería de Sistemas.

Este combo creó esta aplicación que no solo funciona en la Universidad de Los Andes y en la Javeriana en Bogotá. También opera el modelo de franquicias con lo cual ya llega a 9 universidades en 4 ciudades de Colombia: Javeriana, Los Andes, Externado, Sabana, Tadeo, Javeriana Cali, UTP y Eafit. En un mes estarán en la universidad UNAM de México, con lo cual hacen presencia con su primera franquicia internacional.

Estos jóvenes han tenido dos quiebras, una por causas ajenas y otra porque su crecimiento los tomó desprevenidos. Álvarez señala las lecciones aprendidas de estos acontecimientos:

Siga leyendo: ¿Cómo debe ser la oficina para un emprendedor?

“Como jóvenes éramos muy buenos emprendedores pero muy malos empresarios, entonces no sabíamos manejar las finanzas, no teníamos un contador, muchas veces tomábamos decisiones incorrectas que nos llevaron a quebrar. Es un tema que más que afectarnos nos fortaleció y uno lo entiende en retrospectiva porque se da cuenta que era parte del proceso. Lo importante ahí fue tener ese sentido de resiliencia en el cual nos levantamos de la adversidad, empezamos de nuevo con unas habilidades totalmente fortalecidas y el proyecto fue cogiendo forma, poco a poco”, agrega.

Hoy, ya no son vistos como enanos, incluso un gigante del negocio de domicilios en Colombia estuvo haciéndole ‘coqueteos’ a estos emprendedores para que vendieran su negocio, pero no lograron ser convencidos del todo. Al contrario, recibir este tipo de ofertas los animó a seguir montados en su idea.

ComidaenlaU hace parte de una holding que maneja tres empresas: la aplicación como tal; Genesistech.co en la que hacen desarrollo de software para las empresas y Delirato, una cadena de comidas a bajo costo para estudiantes y ciudadanos y que ya tiene 4 franquicias.

A futuro, estos muchachos quieren que su negocio siga conectándose con un objetivo social y es darle trabajo a aquellos estudiantes que necesitan un ingreso extra, como también seguir expandiéndose por América Latina. “Esta año abriremos una ronda de inversión para llegar a las 30 universidades más importantes del continente”, señala Andrés Méndez, otro de los fundadores.

FP recomienda: En estos 6 gigantes debería pararse todo emprendedor

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.