| 2017/10/09 14:58

“Soy el enemigo #1 del emprendimiento”: Juan Manuel Barrientos, fundador de El Cielo

A Barrientos no le importa que sus palabras sean como la antítesis de lo que uno quiere saber de cómo emprender.

Él mismo dice que corrió con suerte porque más joven, cuando estaba aprendiendo a trabajar con sus padres, estaba convencido de que su carrera la iba a dar a conocer en el negocio de los plásticos, en la empresa en la que trabajó con su papá.

Con solo 13 años empezó a emplearse y aprendió el funcionamiento de este negocio, donde creyó que iba a tener una carrera. Pero, la vida lo fue llevando por la gastronomía y a los 24 años, como chef y emprendedor, decidió fundar su proyecto El Cielo, con el cual ha ganado fama nacional e internacional. De esos días, se acuerda que siempre estuvo experimentando con la comida y creando nuevos sabores. Es más, tiene un laboratorio de más de 1.500 sabores secos, originarios de todas partes de Colombia.

Él reconoce que no ha pasado un trago amargo o alguna dificultad, tal vez porque a sus 20 no estuvo solo. “Cuando empecé, no era yo el que tenía el conocimiento. Había heredado los 40 años de experiencia de trabajo de mi papá y los más de 20 años que tenía mi mamá. Eso daba una experiencia de más de 60 años que me abrió las puertas para emprender”, recuerda Barrientos.

Siga leyendo ‘El miedo es el peor consejero de un emprendedor’: Carolina Cruz

Su primer restaurante lo inició con unos amigos, quienes serían sus socios. Reunieron un mueble de cocina pequeño, unas cuantas sillas, mesas, platos y cubiertos para arrancar. Pero, solo Juan Manuel era el que podía estar al frente de su emprendimiento y por eso decidió que lo mejor era continuar él solo. Eso fue hace 10 años y El Cielo empezó a ser conocido por su innovadora propuesta en ‘fine dining’, con ingredientes 100% colombianos, destacando la diversidad y la riqueza que tiene cada región del país.

El éxito del negocio habla por sus buenos resultados, tiene sedes en Medellín, Bogotá y Miami, ‘Juanma’ como le dicen los más cercanos, es un embajador que vive completamente conectado y que en un mundo tan competitivo y difícil de destacar como la comida, se ha anotado logros importantes. Ha sido el chef más joven en ser incluido en la selección de los 50 mejores restaurantes de Latinoamérica, que hace parte del listado 50BestLA, durante los años 2013, 2014 y 2015.

Le tenemos Tostao, un negocio que arrancó sin que todo fuera perfecto

Es uno de los chefs más influyentes y con más seguidores en redes sociales. Como conferencista, otra faceta que disfruta mucho, es un invitado constante en eventos nacionales e internacionales. En 2016, fue llevado por la Casa Blanca por invitación de Barack Obama como panelista el Global Entrepreneurship Summit para hablar de las economías creativas. Con su Fundación El Cielo, una de las siete líneas que ha fundado como empresario, ayuda a las víctimas del conflicto en Colombia.

Cuando comienza a hablar de emprendimiento, Juanma se mueve como pez en el agua. Dice que en Colombia no está bien animar a un joven de menos de 25 años a crear su negocio. Él dice que sin preparación y suficiente experiencia laboral no se tienen las fortalezas suficientes para lanzarse al agua. Además se cometen errores, como asociarse con los amigos o perder fácilmente la motivación y perseverancia.

Por eso, aconseja a los jóvenes de su generación que no sean impacientes. Las cosas se consiguen con trabajo y dedicación y él considera que los de su edad están acostumbrados a recompensas inmediatas. Finalmente, después de muchas horas y de sacrificios es que se pueden obtener los resultados como los que Barrientos ha logrado en su corta pero exitosa trayectoria.

Le contamos By la gorda Fabiola, el ‘Disney’ de las tallas grandes

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.