Administrando el “dinero extra”

por Laura Margarita Rodríguez

Durante este mes de junio, algunas empresas efectúan la respectiva repartición de utilidades a sus empleados y es posible que usted sea uno de los beneficiados con este pago.

Administrando el “dinero extra” Administrando el “dinero extra”
Si bien recibir un dinero extra nos produce una sensación similar a la de ganar la lotería o el baloto, la realidad es otra: El pago de la prima y de los bonos que algunas empresas desembolsan no puede convertirse en dinero de bolsillo sino debe transformarse en una herramienta clave para gozar de unas finanzas personales saludables.

Para empezar, es importante ser conscientes de la particularidad de esta “platica extra”. Este no es un monto fijo, varía dependiendo del salario y los días trabajados, y por tal razón no es un valor que podamos tener estipulado con claridad en nuestro presupuesto.

Si contamos con este dinero de forma periódica y permanente, estaríamos fundamentando nuestro capital en presunciones porque en caso de no recibir estos ingresos durante el tiempo que considerábamos, podrían nuestras finanzas convertirse en un verdadero drama.

Si estamos Ad portas de incrementar nuestro capital gracias a la prima, los bonos o premios que nuestra compañía va a retribuirnos por nuestro trabajo, es fundamental tener presente que este dinero extra puede ser útil para:

1. Empezar un fondo de emergencia: las situaciones inadvertidas no dan espera. Lo ideal es tener un ahorro que nos permita hacer frente a las épocas de crisis, es decir, sobrevivir sin afectar la calidad de vida entre tres y seis meses en caso de no recibir o generar ingresos. Si todavía no contamos con un fondo para imprevistos, este dinero extra podría ser perfecto para empezar a construirlo.

2. Pagar deudas: si los intereses de nuestras deudas nos tienen agobiados, este ingreso adicional podría convertirse en nuestro rescate. Aprovechar este dinero extra para pagar las deudas o disminuir el monto de los pasivos es una buena alternativa para nuestra tranquilidad y la de nuestro bolsillo.

3. Invertir: pensar a futuro siempre va a ser una acertada decisión. Invertir este dinero, o bien parte de este, en un fondo de ahorro voluntario o en un fondo de inversión permitirá que nuestras finanzas personales sean sostenibles en el tiempo.

4. Comprar un seguro: la prevención es una de las claves para el éxito de nuestras finanzas. Si el dinero extra que estamos por recibir no ha encontrado su destino, la compra de un seguro ya sea de vida, médico, escolar, etc. nunca estará de más cuando de anticiparnos a las eventualidades se trata.

5. Premiarse: si usted ha sido disciplinado con sus finanzas, no tiene deudas, sus fondos de ahorro e inversión están cubiertos y su patrimonio se encuentra asegurado, puede darse el placer de utilizar este dinero extra en unas vacaciones, un nuevo carro o cualquier gusto al que usted se considere merecedor por tener un impecable orden en sus finanzas.

Laura Margarita Rodríguez
Experta en Finanzas Personales
Twitter: @lalarodriguezc

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.