Estos son los verdaderos ángeles que le ayudarán al éxito de su emprendimiento

por Alejandro Cheyne

En el ecosistema emprendedor el término “ángel” hace referencia a la persona que moviliza capital propio (“ángel inversionista”) a un proyecto que cuenta con un atractivo retorno esperado de la inversión

Estos son los verdaderos ángeles que le ayudarán al éxito de su emprendimiento Estos son los verdaderos ángeles que le ayudarán al éxito de su emprendimiento

Dicha inversión tiene, normalmente, una participación accionaria y un riesgo controlado, después de valorar el plan de negocio y, por supuesto, el perfil del emprendedor. La experiencia ha demostrado la pertinencia de este mecanismo en las economías de mercado, en particular, para aquellos proyectos que pueden demostrar ventas y cuentan con alto potencial de crecimiento.

Si bien es cierto que asegurar una fuente de financiación es indispensable para el éxito de un start up, un emprendedor requiere de una persona que se convierta en su ángel en un sentido mucho más amplio, que trascienda la simple función de inyectar capital y esperar pasivamente un retorno, para ser más bien un compañero de viaje en su aventura, en particular en los siguientes momentos críticos:  

  • Tomar la decisión de emprender en medio de la incertidumbre, la complejidad económica y en muchas ocasiones sin probar previamente sus competencias para el mundo empresarial (convergencia de conocimientos, actitudes, aptitudes, experiencias y valores) puede generar en la persona una resistencia a romper su statu quo y por tanto un escenario de inactividad.

Lea también “Seis claves para no convertirse en el jefe que siempre odió”.

El ángel acompaña al emprendedor, no para resolver dudas o problemas específicos de su plan de negocio como pueden ser los aspectos financieros, logísticos, estratégicos, etc., sino para ayudarle a descubrir su vocación, en donde el emprendimiento, más que una opción, representa su proyecto de vida y, por tanto, su bienestar.

Posteriormente, aun cuando una persona probablemente nunca esté 100% lista para enfrentar los retos empresariales, el ángel participa en el “click” necesario para que el emprendedor adquiera la confianza necesaria para poder pasar de la decisión a la acción.

  • Los fracasos no son extraños en un proyecto emprendedor, por el contrario, son muy frecuentes y a veces necesarios como parte del proceso. Desafortunadamente no todos los actores de la sociedad observan esos momentos como una oportunidad de aprendizaje y tienden tanto a criticar como a cerrar puertas al emprendedor: una prueba de esto es que tan solo el 28% de los colombianos encuestados en el Estudio Ager 2015 siente que la sociedad está a favor del emprendimiento. 

La solidaridad del ángel en los momentos difíciles es la que le permite al emprendedor evitar la parálisis propia de un revés, pues él le ayuda en su proceso de aceptación sin culpar a los demás, lo apoya para establecer un nuevo plan de acción sin miedo y comprender la célebre definición de Winston Churchill, en la que definió al éxito como “la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”. 

  • Uno de los peligros para un joven es caer en la trampa de la hipermodernidad en la que la fama, el poder, el dinero, el reconocimiento y la súper abundancia pueden generar una idea errónea del éxito, concepto que para un emprendedor es diferente: él es exitoso cuando tiene la capacidad para cerrar la brecha entre su sueño y la realidad, razón por la cual el ángel lo acompaña en la definición de sus objetivos, la estrategia para lograrlos y el modelo de medición de resultados. 

Una vez se han conseguido los objetivos planteados, el ángel motiva al emprendedor a evitar la zona de confort y “subir la vara” con retos más ambiciosos, sin perder el foco del proyecto empresarial.

El ángel no es la solución para todos los problemas y, por supuesto, no es infalible, ni se le puede atribuir condiciones extraordinarias que no tiene. Sin embargo, es una persona que busca el bien del emprendedor y lo apoya incondicionalmente, sin ningún tipo de interés o contraprestación alguna.

¿Qué debe hacer el emprendedor para conseguir uno? El primer paso es reconocer la imposibilidad de emprender en solitario su sueño empresarial; posteriormente, debe buscar entre quienes lo rodean la persona que estaría dispuesta a acompañarlo en su hazaña emprendedora, alguien con quien se sienta identificado no solamente en términos del éxito en sus negocios sino muy particularmente en cuanto a sus valores. Seguro que lo encontrará, porque ¡todos tenemos un ángel!

 

José Alejandro Cheyne G

Decano de la Escuela de Administración de la Universidad del Rosario

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.