Cuando la paz es para los emprendedores

por Andrés Felipe Méndez

Más que indignación, es incertidumbre lo que sentimos los colombianos. No sabemos lo que va a pasar, pero todos queremos hacer algo para solucionarlo ¿Qué puede hacer usted?

Cuando la paz es para los emprendedores Cuando la paz es para los emprendedores

Nuestro planeta celebraba la paz de Colombia, sin entender la guerra que comenzaba entre los del Sí y los del No. Las Naciones Unidas, e incluso el Papa, hacían planes en el país. La comunidad internacional no se imaginaba el limbo en el que quedaríamos con el No.

Dicen por ahí que estudié ciencia política y trabajé algunos años en proyectos sociales. Incluso, algunos rumores aseguran que hice política junto a personas con discapacidad. Al final decidí emprender porque uno de mis socios, me convenció con una simple idea; desde nuestras empresas podemos impactar al país. Es así, como ciudadano, politólogo y emprendedor, siento el deber de compartir un aprendizaje sobre la guerra y otro sobre la política, más cuando la Paz, es para emprendedores.

FP le recomienda: Respondiendo a la pregunta “¿por qué quiero emprender?”  

Del odio al amor, hay un sólo paso

Trabajando en TECHO, tuve la oportunidad de conocer víctimas del conflicto armado. Algunas historias parecían series de televisión que rayaban con la imaginación. Es impensable, y tal vez, sobre todo, in-sentible (si se puede decir así), lo que muchas personas han vivido en el país, incluso los del otro bando, que nacieron y murieron ahí.

Un día conocí la historia de dos pobladores que al ser compañeros de trabajo terminaron forjando una gran amistad. Uno era víctima y el otro excombatiente de las Farc, aunque ninguno podía olvidar su pasado, se enfocaban en lo que podían hacer en el presente. Por eso no me sorprende que los pueblos más afectados de Colombia votarán por el Sí. Del odio al amor, hay un sólo paso; dejar atrás. Los fines de unos, no son los fines de todos.

Trabajar junto a líderes del sector de discapacidad, me enseñó que muchas veces terminaban siendo marionetas de políticos, que para conseguir votos, hacían su lucha, la lucha de ellos. Este fenómeno se replica en varios espectros de la política colombiana; la paz no podría ser la excepción. Un conflicto de más de 50 años y miles de víctimas, se volvió la guerra entre dos presidentes y sus partidos políticos.

Hoy nos preguntamos qué va a pasar. Cada día, las filas de mando de las Farc se tensionan, la comunidad internacional teme que se vuelva a la guerra, los inversionistas se asustan, la economía decae pero, sobre todo, la ciudadanía se pregunta qué puede hacer para solucionarlo. Los del Sí quieren escuchar a los del No, y como dijo Paula Salinas, estudiante que organizó la movilización del 5 de octubre de 2016, “nuestros líderes tienen una deuda con nosotros los colombianos para seguir con el proceso de paz”.

¿Qué va a hacer usted ahora?

Fernando Posada, columnista de El Tiempo,  escribió hace poco que Bob Dylan cerró una de sus canciones en medio del terror de la Crisis de los Misiles, con la pregunta: ¿Qué vas a hacer ahora?

Quisiera estar en las calles con mis amigos, acompañando el sentimiento colectivo y gritando por la paz. En cambio, estoy en mi oficina, buscando inversión para hacer crecer el centro de producción de Comida Saludable a bajo costo que tenemos en varias universidades del país. Las movilizaciones de estos días han demostrado que los colombianos queremos la paz, y estamos dispuestos a seguir luchando por ella. Aunque no pude participar, sé que la movilización por la paz durará los siguientes 10 años.

FP le recomienda: Carta de estudiantes desde la ONU

La humanidad ha demostrado que somos emprendedores, porque nos atrevemos a soñar con un mundo inexistente y trabajar incansablemente hasta conseguirlo. Tengo 24 años y espero que cuando sea abuelo, esto sólo sea un capítulo de los libros de historia. Vienen años de reconciliación y ajuste. Una vez nuestros gobernantes resuelvan sus conflictos y el acuerdo se vuelva un hecho (por otros medios más allá del plebiscito) comenzará el verdadero reto de la paz, movilizarnos todos los días.

El momento es aquí y ahora. Si no ha leído los acuerdos, comience por hacerlo. Siga soñando, siga marchando, siga emprendiendo, no se quede quieto hasta que la paz sea un hecho.

Gerente co-fundador ComidaenlaU.com

Comentarios: andresfmendez.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.