Cómo empezar y terminar financieramente bien la universidad

por Victoria O'Shee

Los años universitarios no son solo el comienzo de muchas aventuras, sino también de una etapa de muchos desafíos.

Victoria O'Shee, bloguera de FinanzasPersonales.com.co. Victoria O'Shee, bloguera de FinanzasPersonales.com.co.

Empezamos a definir realmente quienes queremos ser, qué queremos ser, aprendemos muchas cosas por ensayo y error, porque ya los padres nos han soltado la mano, y no sólo tenemos que empezar, en muchos casos, a cocinarnos, a lavar nuestra ropa, etc., sino también a manejar prácticamente solos el dinero.

Algunos decidirán tener un trabajo o estudiar y trabajar al mismo tiempo o dedicarse al estudio y mantener la ayuda económica de los padres, pero en cualquiera de esos casos, las decisiones sobre cómo gastar el dinero son cada vez más autónomas.

Por eso, aprender desde un principio a manejar bien las finanzas personales van a ayudarte a terminar estos años financieramente saludable y a dominarlas en tu vida profesional.

Entonces, ¿qué es lo primero que debes saber y hacer? Un presupuesto.

1. Ingresos

¿Con cuánto dinero contarás cada mes? Como fuentes de ingreso cuentan la ayuda de tus padres, un trabajito temporal o permanente que estés haciendo, o incluso si recibes alguna asistencia, como una beca o un préstamo.

Es importante que conozcas o puedas estimar aproximadamente cuánto dinero tendrás disponible mes tras mes.

2. Egresos

¿Cuáles serán tus gastos mensuales? Los egresos de cada uno pueden variar mucho, pues hay personas que tienen que pagar la cuota mensual de la universidad, o dónde van a alojarse si vienen de otra ciudad y otros que no porque lo harán sus padres o porque están becados, etc.

Entonces, determina los gastos que saldrán directamente de tu bolsillo, es decir del dinero que calculaste en ingresos, como comida, vestimenta, transporte, libros, vida social, etc.

Ten en cuenta…

La universidad es quizás una de las etapas más emocionante de nuestras vidas, pero hay que tener cuidado que no se nos vaya la mano en gastos de diversión; pues no sirve de nada sacrificar un futuro próximo y bueno, por no dejar pasar una sola oportunidad de andar gastando en entretenimiento.

Los límites existen en todas las etapas de la vida, así que ayúdate de ellos para intentar no descarrilarte con los gastos.

Algunos dirán que la universidad también se trata de disfrutar el presente, pues ya habrá tiempo más adelante para pensar en cosas de viejos.

Pero no estamos de acuerdo. El ahorro también es parte de todas las etapas de la vida, y por eso te recomendamos que hagas el esfuerzo de apartar cada mes lo que puedas, en especial para esos momentos que no vemos venir, como que se rompe tu laptop, o te roban el celular o te enfermas, o cualquier otro infortunio.

Tener ese dinero “por si acaso”, te permitirá estar más preparado y poder encontrar una solución más rápido en lugar de tener que sacrificar otras cosas o pedir más dinero a tus padres.

Tips adicionales:

- Si tienes tarjeta de crédito, úsala solo para emergencias. Aunque si tienes tu “fondo de emergencias” tal vez ni necesitas usarla. No te endeudes innecesariamente.

- Procura SIEMPRE que tus gastos sean menores a tus ingresos. Es la regla principal de la finanzas personales, hoy y siempre y para todos.

- Si estás gastando más de la cuenta, siéntate a pensar cómo gastar mejor tu dinero y qué gastos específicos y no esenciales puedes recortar.

- Durante tus años como estudiante, tu presupuesto cambiará mucho. Procura hacer una revisión y actualización de números cada semestre.

Aprender a manejar tus finanzas desde un inicio te ayudarán a disfrutar de verdad tus años como estudiante en lugar de estar siempre con el peso justo y preocupado por el dinero. Además, porque podrás seguir disfrutando cuando ya seas un profesional.

Victoria O'Shee
Directora de Educación Financiera en Edmond.com.co
Twitter: @vickyoshee

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.