Los costos que debe tener en cuenta al comprar un carro

por Omar Alonso Patiño Castro

Uno de los deseos más grandes que podemos tener en cualquier momento de la vida es la compra o el cambio de carro, por uno de mejor gama o más moderno, incluso, aspiramos a comprar un último modelo.

123RF 123RF

Siempre soñamos con una marca, con un carro en particular y en el momento de la decisión existe un componente emocional que muchas veces puede reñir con la razón, pero a pesar de ello, cuando se tiene la posibilidad de adquirirlo no se duda en hacerlo, al fin y al cabo es el cumplimiento de uno de esos sueños trascendentes en la vida.

Además del deseo, otros elementos deben incidir en la decisión, entre ellas la más importantes, la edad del carro, su estado general, las opciones de financiación, verificando las condiciones que, en letra chiquita, puede tener el crédito y los gastos en los cuales se debe incurrir para su mantenimiento.

Cuando se adquiere un vehículo usado, las posibilidades de obtener buenas condiciones de crédito son remotas. De hecho, casi todas las instituciones limitan la edad del vehículo hasta máximo 10 años, incluso algunas de ellas van más allá, el plazo como máximo se puede extender hasta el momento en el cual el vehículo cumple 10 años de edad.

En términos de la tasa, la dispersión en la oferta es muy alta. Se encuentran en el mercado tasas que van desde el 1,05% mensual la más baja existente en el mercado hasta algunas que pueden llegar a ser hasta del 1,7%, también para un periodo de un mes. Como lo anticipaba, el periodo puede oscilar desde los 12 meses hasta incluso los 84 meses (7 años).

Hay que pensar en el seguro obligatorio, por eso le advertimos Que no le salga costoso creer la información falsa de la supuesta derogación del SOAT

Bajo el precepto financiero de que a mayor riesgo, mayor tasa, se puede deducir que aquellas instituciones que tienen una tasa más alta, son aquellas que pueden tener menos dificultad para acceso al crédito. De igual manera, como regla general, a mayor plazo, la tasa de interés suele ser mayor, de tal manera que la mezcla  tasa y plazo es la que determina el riesgo que está en capacidad de asumir la institución financiera en el otorgamiento del crédito.

Las cosas varían sustancialmente cuando la decisión de adquirir el carro se inclina por uno cero kilómetros. En este caso, las opciones van mucho más allá y no se limitan tan solo a la oferta de plazos y tasas, también se ofrecen periodos de gracia y planes que incluyen hasta la exoneración del interés, la cual puede ser de un año hasta el plazo total del crédito, que en estos casos normalmente se extiende hasta los tres años máximo.

Cada marca de vehículos hace convenios con los bancos e instituciones crediticias y  pacta condiciones que, además de ser convenientes para los compradores, facilitan la venta de los vehículos, haciendo atractiva, no solo la calidad del vehículo, sino también las condiciones de compra.

Solo basta ojear la sección de vehículos de los diarios en los fines de semana o de las revistas especializadas, para encontrar estas ofertas:

“Solo por este fin de semana bono de hasta $4.000.000”, “El IVA corre por cuenta nuestra, solo este mes”, “Tenemos la cuota mensual más baja del mercado”, “aprovecha, por tiempo limitado te ofrecemos el precio del año pasado”, “compra tu vehículo con tan solo $XX.XXX pesos diarios”, “le damos el primer año de su cuota”; “ las dos primeras cuotas corren por nuestra cuenta, son algunas de ellas que a primera vista parecen muy tentadoras, lo importante es tener claras las condiciones que están detrás de estas aparentes promociones.

Al momento de empezar a conducir, vienen algunos riesgos como los Típicos accidentes de tránsito que pueden salir costosos

Cuando esté analizando las opciones, verifique el modelo sobre el cual se hacen , muchas veces, la promoción es la manera de salir de un inventario de modelos que no son el último, a pesar de ser nuevo. En este caso, tenga en cuenta que el vehículo después de salir del concesionario puede valer lo mismo que otros que están en las calles hace un año o más.

En otros casos, tenga en cuenta que los periodos de gracia o las cuotas que no se pagan no son gratis. Los bancos van liquidando intereses que se acumulan o que son cobrados mediante la imposición de una tasa más alta que recompensa lo dejado de percibir durante ese periodo de gracia o esas cuotas gratis.

Si la decisión pasa por el precio y el sistema de financiación, antes de decidir verifique y compare los valores agregados que ofrece una u otra marca o los ofrecidos por los concesionarios de una misma marca. Estos pueden ser la matrícula gratis, el SOAT, los tapetes y protectores de seguridad de los vidrios, las revisiones de garantía con bonos de descuento, etc.

Por último, es fundamental calcular los costos de mantenimiento y de conservación de la garantía del carro, en varias de las marcas estos pueden ser muy altos y dado que en el momento de la compra no han sido contemplados, pueden traer ingratas sorpresas.

De igual manera, en el caso de los usados es de vital importancia tener un peritazgo muy serio, hecho ojalá en un taller autorizado de la marca, en el que con el conocimiento del vehículo puedan diagnosticar su verdadero estado. Aunque puede ser más costoso pero a la final con menor riesgo, comprar un vehículo usado que aún conserve su garantía o que tenga una dada por el vendedor.

Es muy difícil dar un marco general para la  compra de un vehículo, solo se puede recomendar que se cuente con toda la información que se pueda del vehículo a adquirir y que por encima del deseo prime la razón, es normal que aunque no sea el vehículo de los sueños, se pueda adquirir uno en excelente condición que nos evite dolores de cabeza futuros.

También le puede interesar Lo que debe hacer para que le paguen más al vender su carro

*Administrador de Empresas con Doctorado en Ciencias Empresariales.

Consultor en temas financieros y organizacionales, con amplia experiencia en el sector bancario y en el sector servicios .

Se ha desempeñado como Decano de la Facultad de Administración, Finanzas y Ciencias Económicas de la Universidad EAN en donde actualmente es Profesor Titular.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.