¿Cuáles son los gastos que más golpean el bolsillo de los caballeros?

por Ómar Alonso Patiño Castro*

Aunque no consumen lo mismo que las damas en vanidad y moda, los hombres también tienen sus gustos, unos sencillos, otros más extravagantes, que terminan afectando los ingresos. Este es un valor estimado de los más importantes.

iStock iStock

Si bien, en menor cuantía o con menor frecuencia, los hombres tienen que asumir gastos diferenciales a los de la mujer, son exclusivos del sexo masculino y golpean el bolsillo personal o el familiar según sea el caso. Mucho menos asociados con la vanidad y la moda, los hombres gastan más dinero en entretenimiento o tecnología.

Para empezar, un varón, o su familia, tiene que asumir el valor de la expedición de la libreta militar. Según la página web del Ejército Nacional, un ciudadano colombiano debe pagar el 1% del patrimonio líquido familiar, es decir, el de padre y madre sumados, a esto es necesario adicionarle el 60% del ingreso bruto mensual y el 15% de un salario mínimo legal vigente. Así las cosas, es mejor echarle números.

Le tenemos: Ser detallista en Amor y Amistad otro golpe a su bolsillo

Una familia de clase media puede tener un apartamento entre 200 y 250 millones y un carro que puede estar alrededor de los 40, si sumamos uno y otro y a ello le incluimos algunos otros activos, estamos del orden de los 300 millones. El 1% de este ingreso es 3 millones de pesos.

Esa misma familia puede tener ingresos del orden de los 4 millones, sumados los salarios de ambos progenitores. Es decir que, por este concepto, liquidando el 60% correspondiente se debe pagar 2,4 millones.

Consolidando los dos anteriores valores y los cerca de $120.000 (15% del salario mínimo mensual vigente en Colombia este año), prepare algo más de 5,4 millones de pesos solo por este concepto. La única posibilidad de reducir esta cifra es si existen hermanos varones menores, caso en el cual puede dividirse esta cifre entre 2, es decir 2,75 millones de pesos.

Claro está, siempre va a existir una alternativa más económica, preste el servicio militar y se ahorra esa platica. Por otro lado, si nos detenemos a analizar los hábitos de consumo masculinos, en muchos casos no exclusivos aun cuando si predominantes, debemos explorar por las consolas de video juegos, los video juegos, la indumentaria deportiva, incluyendo camisetas de equipos de fútbol., y las apuestas, en pleno crecimiento en los últimos meses.

El primero de estos aspectos es la tecnología, las consolas. Una de ellas puede costar desde $900.000 la más sencilla hasta $1.4 millones algunas más finas. No se incluyen gastos asociados con la conectividad necesaria para los gomosos de este entretenimiento, ni equipos especiales para los profesionales cuyos costos, tan solo de una pantalla, pueden ser superiores a los 4 millones.

En indumentaria deportiva, claro está, dependiendo del deporte, un uniforme básico puede rondar los $300.000 con calzado especializado incluido, siendo muy conservador, sin embargo, hablando de fútbol, unos guayos pueden costar hasta más de 1 millón de pesos. Ahora bien, si no practica el deporte, pero si es aficionado a un equipo de fútbol, prepare por los menos $150.000 para poder vestirse con los colores de su equipo amado y si es de los que les gusta un club internacional, la sola camiseta le obliga a desembolsar más de $200.000, gasto que se convierte en periódico debido al cambio anual de la camiseta oficial.

Siga leyendo: Cuánto invierte una mujer en su belleza

Gracias a la legalización de las casas de apuestas en Colombia, este mercado ha ido creciendo y se está convirtiendo en otro gasto para algunos hombres. No puede sonar exagerado su semanalmente se destinan $50.000 al azar que constituyen las apuestas, cifra que puede subir cuando hay eventos internacionales o momentos en los cuales los deportistas colombianos o los torneos locales estén en un momento importante.

Falta por incluir el chico de billar, las cervezas después de la oficina o del partido, el alquiler de la cancha de fútbol 5, etc. cuyos desembolsos pueden, poco a poco, sumar cifras importantes. Al igual que con las mujeres, no hemos incluido los gastos en ropa que para los hombres incluye la corbata.

Algunos gastos propios de los hombres, en menor cuantía, van sumando en el presupuesto masculino. Por lo menos una vez al mes se deben sumar entre $8.000 y $25.000 por concepto de barbería, antes denominada peluquería. El gel de afeitar, las máquinas de afeitar, suman $20.000 mensuales.

Si bien, los gastos de los hombres no tienen la misma dimensión de los de las mujeres, si es importante tenerlos en cuenta, no se pueden descuidar. Evalúe su verdadera situación, identificar sus gastos o los de su pareja le permitirá mejorar su salud financiera.

*Este artículo fue elaborado con la colaboración de los estudiantes Laura Daniela Salamanca y John Maury Ríos, estudiantes del programa de Administración de Empresas de la Universidad EAN.

El profesor Ómar Alonso Patiño, es Administrador de Empresas con Doctorado en Ciencias Empresariales. Consultor en temas financieros y organizacionales, con amplia experiencia en el sector bancario y en el sector servicios. Se ha desempeñado como Decano de la Facultad de Administración, Finanzas y Ciencias Económicas de la Universidad EAN en donde actualmente es Profesor Titular.

FP recomienda: Se nos metió el mundial y con él el dolor de cabeza para el bolsillo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.