¿Cuánto invierte una mujer en su belleza?

por *Ómar Alonso Patiño

El gasto en maquillaje, peinado, prendas, productos de aseo personal puede muchas veces desbordar el presupuesto de muchas familias. Vea las cuentas que hicimos, tanto para alguien que gasta poco o mucho.

iStockphoto iStockphoto

El análisis de las finanzas personales se ha centrado, tradicionalmente, en la determinación de condiciones generales de los ingresos y gastos que tiene una persona, o en sentido más amplio, una familia. Sin embargo, poco se han analizado las diferencias que existen entre las finanzas de un hombre y una mujer, las cuales pueden ser significativas.

Hoy, analizaremos los gastos mensuales que tiene una mujer y que no son parte del presupuesto masculino. Para empezar, mientras que una mujer invierte en un acondicionador para cabello que le dura un mes y vale entre $12.000 y $18.000, este es un producto que no hace falta en la ducha de un hombre. En cuestiones de aseo tenemos que sumar jabones íntimos, toallas y protectores cuyo gasto oscila entre $20.000 y $30.000 mensuales.

Le tenemos: La aplicación que es el Uber de la belleza

Hasta aquí, solo elementos de uso indispensable. Algunos otros artículos, aun cuando no indispensables, son de común uso entre las mujeres. Si del cuidado del cabello se trata, debemos adicionar los tratamientos para el cabello y las cremas para peinar (el obligatorio anti-frizz entre ellas) cuyo valor está entre $13.000 y $20.000. No podemos dejar de incluir los tintes cuyo costo cada dos meses puede ser entre $10.000 y $50.000, y su valor de aplicación, en la visita al estilista, puede ser de $50.000 hasta $200.000.

Ahora, esa envidiable vanidad femenina las invita al consumo de productos con los cuales mantengan el resplandor de su cara. En este grupo debemos incluir cremas faciales de distinta índole (desmaquillante, humectante, anti arrugas, anti manchas, entre otras) cuyo valor mínimo puede ser de $13.000 pero que puede llegar a cifras muy altas, dependiendo de la marca, los nutrientes, las bondades del producto, el lugar en el cual se compren, etc. Además, debemos incluir las toallas desmaquillantes, de uso nocturno que, al igual que las cremas, pueden variar en su precio, arrancando desde los $7.000.

Mientras que, para un hombre la rutina de la mañana es básica, en la mujer, la misma es más elaborada. La aplicación de cremas corporales es importante para ellas y por ello deben desembolsar por lo menos $9.000, llegando a comprar y usar algunas que pueden valer más de $40.000.

Siga leyendo: Spas de belleza y barberías boom o decadencia

Y ahora, uno de los gastos que más nos alegran a los hombres, el maquillaje. En ello, la mujer gasta muy buena parte de su presupuesto. Polvos, base, rubor, pestañina, correctores, labiales y esmaltes son parte fundamental del kit que toda mujer tiene en su tocador o su cartera. El consumo mensual de estos productos varía entre $14.000 y $60.000 cuando se usan marcas de mejor calidad, sin que lleguen a ser las top del mercado.

Como parte de la rutina, no se puede salir a la calle sin la aplicación del perfume, algunas lo combinan el uso del splash, dependiendo del momento del día. Un buen perfume puede valer $300.000 y en promedio durar hasta seis meses, uno de más baja calidad puede estar sobre los $80.000, y si a eso le sumamos el splash, podemos llegar a cifras, por este rubro, que están entre los $15.000 y los $65.000 mensuales.

Si no estamos asombrados, sumemos lo que vale la entrada al salón de belleza. El corte del cabello que puede ser cada dos o tres meses vale entre $15.000 y $35.000, el manicure y el pedicure, con dos o tres visitas al mes cuesta entre $40.000 y $100.000, la depilación entre $25.000 y $50.000 y el lavado, secado y planchado entre $10.000 y $25.000 tres o cuatro veces al mes.

Solo un detalle adicional, las medias veladas, que pueden ser adquiridas entre $8.000 y $18.000.

No quiero ahondar en otros aspectos que financieramente nos escandalizarían, solo los menciono para que cada quien saque conclusiones. Hago una pregunta para las mujeres: ¿han mirado el clóset y contado la cantidad de zapatos que tienen? Les aseguro que por lo menos tienen 12 pares y en algunos casos se puede llegar a contar mucho más que 30. La misma pregunta aplica para los bolsos.

Si de ropa se trata, ¿cada cuánto se compra una pinta? Y ni qué decir de los accesorios (collares, aretes, pulseras, anillos, brazaletes, etc.) que hacen parte del vestuario femenino. Tampoco evalúo los gastos que generan los eventos especiales y las invitaciones a actos sociales, cada una de las cuales exige la compra de un vestido distinto.

Así las cosas, con las cifras que hemos planteado, los gastos en los cuales incurre una mujer y que no hacen parte del presupuesto del hombre, pueden sumar en el mejor de los casos $300.000 mensuales, pero no se sorprenda si esta cifra alcanza los $700.000, casi un salario mínimo en Colombia. Para hacerlo más evidente, la suma anual oscila entre $3.500.000 y más de $8.000.000. Todo lo anterior para concluir que la belleza femenina tiene un costo y este puede ser muy alto.

FP recomienda: ¡Lo barato sale caro! 6 cosas a tener en cuenta antes de hacerse un tatuaje

Este artículo fue elaborado con la colaboración Laura Daniela Salamanca y John Maury Ríos, estudiantes del programa de Administración de empresas de la Universidad EAN.

*Administrador de Empresas con Doctorado en Ciencias Empresariales. Consultor en temas financieros y organizacionales, con amplia experiencia en el sector bancario y en el sector servicios. Se ha desempeñado como Decano de la Facultad de Administración, Finanzas y Ciencias Económicas de la Universidad EAN en donde actualmente es Profesor Titular.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.