Los verdaderos descuentos vienen en febrero y marzo

por Omar Alonso Patiño Castro

Muchos almacenes usan la estrategia de ventas en ‘madrugones’ y ‘trasnochones’ para realizar descuentos sobre los precios de lista, pero si no hay que hacer ese gasto en fin de año, lo mejor es esperar las gangas que traen los primeros meses.

123RF 123RF

El madrugón, el trasnochón y la ciudad despierta (que dejó de ser solo en Bogotá), son algunas de las estrategias comerciales que han implementado centros comerciales y almacenes para ampliar los tiempos en los cuales los establecimientos tienen abiertas sus puertas al público; todo ello con la intención de aumentar sus ventas y facilitárselas a quienes por una u otra razón no pueden hacerlo en los horarios convencionales, bien sea porque no se dispone del tiempo o porque se evita estar en lugares de gran concentración de personas.

El atractivo de estos horarios es que algunos almacenes los usan para realizar descuentos sobre los precios de lista, lo cual, para los clientes que prefieren madrugar o trasnochar, se convierte en un doble beneficio, horarios distintos y mejores precios. Se trata de una buena alternativa para quienes, por falta de planeación, de tiempo o dinero aún no han comprado los obsequios que quieren regalar en la navidad.

Sin embargo, si no existe el compromiso, no tiene sentido esforzarse. Las verdaderas promociones vienen después del año nuevo, incluso, los meses en los cuales hay un mayor porcentaje en rebajas y el portafolio de los productos con descuento es mayor, normalmente son febrero y marzo. Una buena alternativa es la sustitución de los regalos por una buena velada, con una cena muy propia de esta época.

FP recomienda: Errores que se cometen al comenzar a recibir los primeros ingresos por su empleo

Muchos productos tienen una estacionalidad muy marcada en el final del año, los juguetes son, tal vez, el más importante de ellos. Para los fabricantes y comercializadores de estos productos, lo que no se vende antes de la navidad, ya no se vende y en enero y los meses siguientes su tendencia normal es a la baja de precio, tan solo afectado en el mes de abril.

Por su parte, la venta de ropa para mujer, en algunos casos la de hombre también, está marcada por los tiempos de las colecciones, según la jerga manejada en este gremio, otoño – invierno o primavera – verano, esto se refleja en que las grandes promociones de ropa son puestas en las vitrinas en febrero, y aparte de eso, existe la segunda rebaja, momento en el cual las prendas tienen descuento sobre el descuento inicial. La consecuencia de ellos es que finales de febrero o marzo es el tiempo más propicio para hacer compras de ropa a los precios más bajos que se pueden obtener durante el año.

La ropa para niños aún no se comporta de la misma manera, a partir de enero ya se encuentran rebajas en los almacenes. Pero si no se trata de regalos sino de los gastos en los que se incurre para una invitación o una cena de navidad o año nuevo, las variaciones en precios no son muy significativas.

Siga leyendo: ¿De verdad vale la pena asumir el riesgo, en vez de tener un seguro?

Algunos comestibles, por ejemplo, solo son ofrecidos en esta parte del año, pero a pesar de su demanda es tan alta que se venden a los precios normales, con una posibilidad exigua de que no se agoten en este fin de año. Los tamales, el pavo o la natilla no presentan un comportamiento distinto en precios frente a lo que sucede en otras épocas del año. De la misma manera sucede con los licores, estos mantienen sus precios a pesar de que el consumo aumenta.

Si usted fue lo suficientemente previsivo, seguramente anticipó la compra de muchos o todos los regalos, si no lo fue y tiene el compromiso, existen alternativas que le permiten ahorrar algo de dinero, pero si puede hacer una cena navideña, es una opción con la cual seguramente quedará bien ante sus familiares y amigos y los costos no serán muy altos. Para los regalos pueden haber otras fechas y ocasiones.

También le puede interesar: ¿Qué debe tener en cuenta al momento de solicitar una compra de cartera?

*Administrador de Empresas con Doctorado en Ciencias Empresariales.

Consultor en temas financieros y organizacionales, con amplia experiencia en el sector bancario y en el sector servicios .

Se ha desempeñado como Decano de la Facultad de Administración, Finanzas y Ciencias Económicas de la Universidad EAN en donde actualmente es Profesor Titular.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.