¿Cómo mejorar la búsqueda de empleo en 2018?

por Axel Dono

El próximo año está lleno de desafíos internacionales y nacionales que obligan a la necesidad de apertura a nuevas opciones económicas. Esta es la guía para mejorar sus ingresos el próximo año.

123RF 123RF

Cada inicio de año, miles de personas toman la decisión de buscar una nueva posición laboral, ya sea por fatiga en la posición actual, por una necesidad de cambio de sector, por factores económicos o por ser la primera vez. En ese momento, no solo hay que pensar en cómo y en dónde ubicarse, sino tener una perspectiva realista del mercado laboral, de sus sectores y de las necesidades que hay para cubrir en el panorama.

2018 se perfila como un año que está lleno de incertidumbres en muchos sectores. Se avecina una contienda política que, como en todas las economías del mundo, ha generado una gran discusión sobre el futuro del país; existe un ambiente internacional enrarecido por sucesos que calan en la percepción de seguridad de las personas, y las fluctuaciones de muchos sectores obligan a pensar en la necesidad de apertura a nuevas opciones económicas.

Todos estos factores tienen un peso importante tanto en las compañías como en los candidatos, pues ajustarse a la realidad y tener los pies en la tierra es un elemento fundamental para no crear una inestabilidad innecesaria.

Siga leyendo: Las 5 maneras de dar una buena impresión durante la entrevista laboral

La búsqueda de nuevas opciones tiene que tener en cuenta múltiples temas que a veces se toman a la ligera. Hay que ser certeros en la definición de qué se quiere. Esta es, en muchas ocasiones, una de las grandes preguntas sin respuesta. Encontrar algo por lo que uno siente pasión es lo ideal. Es claro que una posición en la que las habilidades propias pueden ser aprovechadas y potenciadas es el mejor escenario.

Esto requiere del compromiso adicional de aceptar nuevos retos, pues muchas veces el cambio trae consigo escenarios que no son del todo perfectos. La adaptación al cambio es por sí sola una habilidad que tiene que fortalecerse y que en una economía que fluctúa como cualquier otra es casi que indispensable, por los cambios que exigen nuevas regulaciones o nuevos procesos internos, que pueden venir acompañados de un proceso, pero que en ocasiones surgen de la nada.

Cambiar de industria es uno de los casos más comunes, en su mayoría un poco difícil, pero no imposible. Hay que hacer los ajustes necesarios para entender cómo las habilidades propias encajan en la posición deseada, para así potenciar una candidatura. Muchas veces tener todas las habilidades esperadas no es garantía de conseguir un trabajo.

Mostrar la posibilidad de aprender y mejorar las que hacen falta puede ser una mejor aproximación, pues existen compañías dispuestas a invertir en el potencial que ven en un candidato aun cuando no tenga en un 100% el perfil deseado. Los cambios de industria son un asunto delicado y que debe analizarse con toda la calma. Las ganas por trabajar en una industria particular no pueden ganarle a la realidad, por más que exista una gran similitud entre las necesidades requeridas y las que se ofrecen.

La búsqueda de un trabajo especial, requiere de un proceso en el que se entienda que ser especializado es una ventaja fundamental en cualquier industria. Muchas veces una búsqueda especializada no se puede realizar de una manera improvisada. Por eso es importante reunirse con aquellas personas que conocen las necesidades del mercado y pueden brindar un perfil más claro sobre cómo dirigir la nueva búsqueda.

Le tenemos: Por qué especializarse es la mejor opción para encontrar empleo

En Hays hemos aprendido que recomendar los perfiles y posiciones adecuadas, además de brindar un acompañamiento al candidato, dándole una perspectiva más clara sobre qué puede o no alcanzar, es un recurso al que muy pocos acuden, haciendo de la búsqueda un proceso sin estructura, muchas veces impulsado por el desespero o la falta de información.

De esto se desprende una falta de conocimiento sobre el propio alcance de las habilidades que un candidato puede tener. La falta de conciencia sobre el valor que existe en el conocimiento especializado es una de las debilidades menos atendidas. Las empresas, en las posiciones más deseadas, no buscan generalistas. Buscan personal con habilidades fuertes desarrolladas y que contribuyan a al crecimiento de la compañía. Encontrar ese diferencial para ofrecer es una tarea fundamental, y debe convertirse en el pilar de la búsqueda para el año que viene. Es más, debe ser la tarea a realizar desde etapas tempranas, pues con el paso del tiempo se corre el riesgo de estancarse y será cada vez más difícil hacer un cambio significativo.

Para el año 2018, más allá de las típicas recomendaciones de tener una hoja de vida actualizada y bien estructurada, y hacer una investigación sobre las empresas a las que se aplica, el mensaje es claro: no hay que embarcarse en un proceso de búsqueda sin antes pensar en cuál es la especialidad o especialidades clave que cada quien puede ofrecer, para así saber potenciarlas.

Entender el contexto también es fundamental, para apuntar a los sectores que pueden tener un mejor crecimiento o que se prevé se mantengan estables. Ir a una industria que se ve atractiva, pero que no tiene una perspectiva “amable”, podrá ser difícil en el futuro, y crear de nuevo la incertidumbre laboral en la que nadie quiere estar. Todo esto debe estar enmarcado dentro de una búsqueda sensata y con el acompañamiento apropiado, para que llegar a una nueva posición sea un proceso realmente provechoso, y no en una caída al vacío por el afán de un cambio.

Le puede interesar: Cómo sobresalir en su primer trabajo

Por Axel Dono, Country Manager Hays Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.