Empresas familiares: cinco razones para tener un “Consejo de Familia”

por Pablo Álamo

El canal de televisión History tiene un programa realmente interesante para quienes quieren tener éxito en el mundo de los negocios.

Empresas familiares: cinco razones para tener un “Consejo de Familia” Empresas familiares: cinco razones para tener un “Consejo de Familia”
Se trata de “The Profit” (traducido en su versión en español como “El socio”), un programa en el que un millonario de origen libanés, Marcus Lemonis, busca empresas con problemas, especialmente financieros, para ofrecerles dinero a cambio de una parte de la propiedad de la empresa y, obviamente, de una participación en los beneficios generados.

En uno de los programas, Marcus Lemonis intenta ayudar a una empresa familiar, Mr. Green Tea Ice Cream Company, especializada en elaborar helados de exóticos sabores. Viendo el programa, recordé los típicos problemas que acechan a las empresas familiares, entre otros, la resistencia al cambio y el desafío de profesionalizar la gestión.

Lea también "¿Cuánto tiempo duran las empresas familiares?".

Marcus Lemonis precisamente actúa en esas dos direcciones y, en un momento de las negociaciones, plantea una pregunta radical al fundador y CEO de la empresa: “Si quieres ser una empresa que factura US$2,5 millones vendiendo helados, no hagas nada, sigue como estás. Pero si quieres ser una empresa que crezca con criterio, garantice mejor su sostenibilidad y llegue a facturar US$20 millones, tienes que cambiar y tomar algunas decisiones”.

Una de las decisiones más difíciles es la de profesionalizar la gestión, meta que se consigue en parte con la constitución de un Consejo de Familia, el principal órgano de gobierno familiar en las empresas familiares. Son muchas sus ventajas, principalmente cinco:

1. Ayuda a establecer un límite entre el ámbito familiar y el empresarial
2. Aumenta la objetividad en el análisis de los hechos y resultados
3. Exige una mayor responsabilidad de los familiares en el negocio familiar
4. Mejora la comunicación interna de la familia empresaria
5. Realiza una excelente formación –también mentoring, y algunos casos incluso coaching- para las nuevas generaciones con potencial de heredar el negocio familiar

Uno de los momentos que más me gustaron del programa “El socio” fue cuando Marcus Lemonis le dice al fundador y CEO de Mr. Green Tea Ice Cream Company: “Si firmas el acuerdo, pondré US$600.000 y ayudaré a crecer tu negocio como quizá no te imaginas aún. Pero pongo una condición: la primera semana, después de la firma del acuerdo, estaré yo al frente de la empresa”.

Me encantó esta condición por dos motivos: porque así Lemonis garantizaba aportar valor a la empresa, no sólo financiero, y porque Mr. Green Tea, al igual que la mayoría de las empresas familiares, necesitan muchas veces enriquecer su visión con la ayuda de expertos externos.

Recientemente tuve la fortuna de poder estar en Miami con uno de los mejores consultores de empresas familiares del mundo, un auténtico señor y un verdadero caballero con una experiencia gigante, que a sus casi 80 años ha tenido que lidiar con todos los problemas familiares y empresariales posibles.

Le puede interesar también "Woody Allen y por qué las empresas familiares no perduran".

En uno de los salones del Grand Beach Hotel Surfside, conversamos de la importancia de saber descubrir, medir, desarrollar, fortalecer y motivar el talento en las familias empresarias. A través del análisis de varios casos, concluimos que la empresa familiar se suele jugar la sostenibilidad futura del negocio en la conformación de un gobierno familiar exitoso: los Consejos de Familia, de alguna forma, son necesarios.

Pablo Álamo Hernández
Prime Business School
Universidad Sergio Arboleda
Twitter: @pabloalamo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.