La clave del éxito financiero de un hogar está en ellas

por Luis Francisco Cubillos

Debo confesar que cuando mi esposa se valía de cupones, promociones y otras ofertas para las compras de la casa, me daba “físico oso” aparecerme por las cajas registradoras y dejaba que ella fuera quien pagara.

La clave del éxito financiero de un hogar está en ellas La clave del éxito financiero de un hogar está en ellas

Hoy, yo mismo la ayudo a buscar esos cupones, promociones y toda suerte de opciones y ofertas que a diario aparecen para ayudar a la economía del hogar. Sin duda, en mi hogar, y seguramente en muchos otros hogares y familias, quienes dirigen las finanzas familiares son las mujeres, las verdaderas financieras de casa.

Con esto, se puede decir que los recursos financieros que sostienen las familias están en las mejores manos y que por lo general, serán siempre bien utilizados, con inteligencia, prudencia y sobretodo, con inmensa y dedicada eficiencia. Esto garantiza no solo cumplir con los compromisos propios del sostenimiento y funcionamiento del hogar, sino que también, de una manera “providencial y milagrosa”, se puede también tener un ahorro familiar.

Y es que la naturaleza y esencia femenina juegan un papel fundamental en la tarea de la administración de la casa. Además, su propia condición de mujer le entrega unas condiciones de racionalidad, prudencia, inteligencia y muchos otros atributos, que le permiten siempre pensar en la mejor opción al momento de los pagos y las compras, en la difícil tarea de manejar las finanzas familiares, en garantizar que las cuentas siempre estén en orden y con puntualidad y exactitud al momento del pago, además de siempre proporcionar alternativas y estrategias que generen ahorros en las compras; siempre las necesarias y en las mejores condiciones de precio y de calidad.

Le recomendamos “Cuando las deudas arruinan vidas”.

¿Cómo lo hacen?

Entre muchas estrategias propuestas por ellas que propenden por economías del hogar y, por ende, en impactos financieros positivos traducidos en ahorros, podría mencionar algunos, muy útiles y seguramente compartidos por muchas otras familias.

  • Siempre a la búsqueda de las mejores ofertas y descuentos: es evidente que, en una economía tan competida por las empresas, la estrategia de ofrecer mejores precios, oportunidades de descuentos y promociones, es una manera de atraer clientes de manera permanente.

Las mujeres, siempre pacientes y dedicadas, se ponen en la tarea de mantenerse al tanto de esta información y poder aprovechar al máximo estas posibilidades, las cuales aparecen a diario y son difundidas de manera profusa en los medios de comunicación convencionales y digitales. Un porcentaje de descuento en la compra en un lugar, y otros descuentos en lugares diferentes, hacen la diferencia de ahorros significativos para las finanzas hogareñas.

  • La dedicada cruzada para evitar el desperdicio familiar. “Mientras en casa, papá e hijos van por ahí, prendiendo las luces, mamá va detrás apagándolas”. Esta escena, seguramente común en los hogares, muestran que las mujeres, siempre piensan en lo innecesario y costoso que resulta el desperdicio, especialmente en los servicios públicos, hoy tan onerosos, y con necesidad evidente de ser ahorrados.

Las mujeres no solo piensan en el costo adicional de gastar innecesariamente esos recursos, sino que también proponen su uso racional para el beneficio de todos en la comunidad que habitamos. El agua que se recicla y reutiliza, el gas que no se consume de más, la energía que se ahorra con nuevos bombillos o apagando las luces no necesarias, el mercado que contiene lo que se requiere, sin excesos, pero sin privaciones, las ofertas y promociones aprovechadas, son señales de uso inteligente de los recurso, y con evidente reflejo en unas finanzas del hogar sanas, siempre al día y con ahorros que serán aplicados a otras necesidades o gustos de familia. Sin duda, detrás de esta gerencia familiar exitosa, está la mujer.

  • Una visión global del hogar, sin olvidar el más mínimo detalle. La mujer del hogar tiene una capacidad de visión y de planeación del futuro, mucho más amplia y con un alcance inmenso, sin olvidar cada detalle del día a día. Siempre está delante de los compromisos que se deben cumplir.

Dan aviso anticipado del vencimiento de los compromisos y obligaciones que demandan pagos, buscan siempre las mejores condiciones de negociación, aprovechan las oportunidades de descuento al pagar anticipadamente las obligaciones, especialmente las tributarias de toda índole; saben cuándo los compromisos se vencen y dan aviso de los pagos inminentes.

Su gestión oportuna y planeada, permite evitar costos innecesarios por moras, orienta sobre los beneficios de pagar anticipadamente los compromisos. Ellas siempre están pendientes de cualquier acción que ahorre dinero, y beneficie a todos en casa.

Seguramente habrá más aspectos a destacar en la tarea maravillosa de la mujer al frente de las finanzas familiares, y seguramente, ustedes, desde sus casas, aportarán más aspectos y condiciones que apoyen y corroboren, aún más, lo expuesto anteriormente.

Un homenaje a las mujeres hoy y siempre, las verdaderas financieras del hogar.

Luis Francisco Cubillos Guzmán

Profesor de Finanzas y Estrategia de la Escuela de Administración de la Universidad del Rosario.

Especialista en Finanzas Privadas con Maestría en Administración de Empresas. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.