¿Las opciones sobre acciones o ‘stock options’ vuelven socios a sus empleados?

por Juan Sebastián Noriega*

No hay obligaciones o montos, pero sí deben ser secretas para que no haya información privilegiada y a cambio, el empleado se motiva porque ahora goza de una participación en una empresa que está surgiendo.

iStock iStock

Un emprendimiento, en cualquier sector, se caracteriza por su urgente necesidad de personas excepcionales y la poca capacidad económica para contratarlos. El problema es que necesitamos gente muy cara pero no tenemos cómo pagarles.

Conseguir que los más brillantes crean en un proyecto, supone el ejercicio de contagiar un sueño, sobre todo cuando no hay posibilidad de ofrecer salarios competitivos. Quedan dos opciones, el amor al arte - que siempre ayuda- y las Stock Options u opciones sobre acciones, hacerlos socios con el paso del tiempo y en pequeños porcentajes.

El término es sumamente descriptivo, se trata de un complemento a la remuneración de los empleados basado en la opción de comprar acciones en un tiempo establecido, con o sin el pago de un precio.

Le tenemos: Se termina el 2018 y todavía no se desmonta el 4 x 1.000

Es una OPCIÓN, es decir, la facultad para decidir unilateralmente por un tiempo y condiciones determinadas si se realiza o no. Supongamos que la empresa va mal, el precio de valoración es inferior al que tiene que pagar o que simplemente se odian empleados y emprendedores. No se puede obligar a su compra, no se puede forzar el amor.

Es CEDIBLE, usualmente el empleado no pretende una participación minoritaria en un proyecto que como en el caso de las startups puede tardar años en generar rentabilidad. El empleado puede válidamente no querer ser socio por 10 años, se debe autorizar la cesión de las opciones para que en una eventual ronda de financiación, o en cierto plazo liquiden su participación a la valoración de ese momento.

Puede ser gratuita o tener un valor que debe pagar el empleado para recibir las acciones, se suele utilizar el nominal de las acciones o un descuento considerable de la última valoración de la empresa. Si el precio no es realmente bajo no tiene ningún sentido, no es un inversionista sino un factor que colaboró con gran esfuerzo en el crecimiento de la empresa.

Siga leyendo: En dónde conseguir recursos para su emprendimiento

Sobre el monto de las Stock Options. No hay reglas, hay recomendaciones.

  • Por ser un complemento a la remuneración con la negociación del sueldo sabrá cuánto de menos  está pagando la startup frente a lo que le pagaría el mercado. Cubra parte de esta diferencia con opciones, no la totalidad, lo más atractivo de estas es su valoración no su monto actual, el crecimiento de la empresa en un par de años va a superar seguramente la diferencia del salario.
  • Inicialmente puede negociar sobre porcentajes de la empresa, 0,5%, 2%. Con el paso del tiempo debe decidir qué porcentaje máximo está dispuesto a ceder, y hacer negociación sobre acciones independientemente de su porcentaje, sobre valor en dinero.
  • A mayor salario menor cantidad de opciones. Quien arriesga más merece más.

  • El factor para negociar es el salario anual, de acuerdo a la importancia del empleado establezca. Salario anual (0.5 X, 1 X, 1.5 X)

  • Deben ser secretas, cada empleado tiene una negociación diferente dependiendo de su rol, el momento de su incorporación y su propio salario, no se pueden comparar opciones sin revisar estos factores. La gente muere más de envidia, que de cáncer.
  • La totalidad de la carga tributaria la asume el empleado, en caso de que se haga millonario debe pagar sus impuestos.  

En las empresas tradicionales los beneficios suelen concentrarse únicamente en unos pocos, a los empleados no se les permite aprovechar las oportunidades que surgen del crecimiento. Alguien me dijo alguna vez que el negocio del empleado es cambiar, o pretenderlo, de puesto en puesto buscando mejores oportunidades. No siempre tiene que ser así.

*Más información sobre temas jurídicos  en nuestra página crear empresa en Colombia o en el correo jnoriega@gestionlegalcolombia.com

Posdata ¿De dónde provienen? Cuando la startup no ha recibido inversión el 100% de la propiedad está en cabeza de los fundadores, por lo que pueden ceder acciones a los empleados fácilmente, si hay pactos de accionistas o limitaciones lo modifican fácilmente los socios.

Muchas veces desde la contratación hasta que se cumple el plazo para redimir las opciones se incorporan inversionistas que hacen más difícil transferir las acciones, la solución consiste en solicitar que se asignen un porcentaje de acciones en cabeza de los fundadores, con una autorización especial de transferencia sin necesidad de aprobación, cuando se cumplan los compromisos.

FP recomienda: Los 4 problemas legales de un emprendedor

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.