La oficina del Siglo XXI

John F. Kennedy dijo una vez, “El cambio es la ley de la vida. Y los que miran sólo hacia el pasado o el presente seguramente perderán el futuro”. En ningún lugar es esto más cierto que en el mundo de las Tecnologías de la Información.

Rick Devenuti, presidente de Grupo Información Inteligente. Rick Devenuti, presidente de Grupo Información Inteligente.
El mundo tal y como lo conocemos está cambiando rápidamente, de los días de la "Segunda Plataforma" basada en el cliente/servidor, a la era de la "Tercera Plataforma" impulsada por el ataque de la tecnologías de Big Data, Movilidad, Sociales y Cloud. Las empresas no sólo tienen el reto de gestionar grandes cantidades de datos, sino también proteger, optimizar y asegurar que la información adecuada sea accesible a los usuarios correctos en el momento adecuado.

Si se realiza sin éxito, todo el negocio estaría en peligro.

Si se realiza bien, cambia el juego por completo.

Creo que esta transformación empieza donde ocurre el trabajo - en la intersección del Contenido, Proceso y la Colaboración. El habilitador real radica en satisfacer la necesidad de una por una Oficina de Valor preparada para una tercera plataforma y soluciones de nube de clase empresarial.

Soluciones específicas para la industria

La Oficina de Valor es el núcleo y la sangre de todo negocio - el conjunto de trabajo y los empleados reunidos exclusivamente para la creación de valor para la organización. Creando soluciones reales para ayudar a resolver los problemas de negocio más exigentes de sus clientes. Pero hay aún más oportunidad aquí... entrar a la nube.

Mediante el aprovechamiento de las tecnologías de la nube, las empresas pueden ampliar y enriquecer las capacidades existentes de su Oficina de Valor - y eso tiene implicaciones a largo plazo, sobre todo cuando se piensa en el impacto en industrias específicas como la Salud, Ciencias de la Vida, Energía e Ingeniería.

Veamos, por ejemplo, las compañías farmacéuticas, que tienen productos con un ciclo de vida extremadamente largo y costoso. Al aprovechar las soluciones basadas en la nube, estas organizaciones pueden colaborar en actividades de investigación y desarrollo con socios externos para el desarrollo y, al mismo tiempo, reducir la duración de los ensayos clínicos.

Cada día adicional que una medicina de mucho éxito está patentada en el mercado, genera $3 millones de dólares de ingresos adicionales.*

Permitiendo la transformación

Naturalmente las apuestas son altas. Mientras que los clientes de estas industrias dominan el conocimiento, pueden carecer de la infraestructura necesaria, la experiencia de gestión de contenidos, o los recursos para el desarrollo de soluciones in-house. También pueden no tener un camino claro a la nube o poseer las capacidades necesarias para llegar allí.

Para lograr el éxito en cada uno de estos esfuerzos, las empresas deben evaluar cuidadosamente y seleccionar un proveedor de gestión de contenido empresarial (ECM) que trae a la mesa lo siguiente: ECM de grado superior, conocimiento de la industria, mejores prácticas, un amplio ecosistema de socios, y una modelo de implementación flexible que ofrece "solo la cantidad de nube que necesite" basada en dónde se encuentra su empresa en su proceso de transformación.

Todo esto debe estar respaldado por un historial de confianza en la infraestructura y despliegue en la nube. No debería ser una o la otra, sino es la combinación de estas cosas lo que impulsará los beneficios reales de negocio.

Y, ¿qué empresa no quiere aumentar su productividad, garantizar el cumplimiento, alimentar la innovación, disminuir los costos y acelerar la valorización?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.