Así es como la reputación queda dañada en segundos

por Lía Correal*

Los tiempos recientes fueron muy movidos en temas de imagen y el efecto del vestuario en la sociedad. Hoy me referiré a dos casos que fueron polémicos en las noticias nacionales e internacionales.

Imágenes: Twitter - Getty Images Imágenes: Twitter - Getty Images

En primer lugar, el de un colombiano que fue a uno de los eventos deportivos más importantes, el Mundial de Rusia 2018, y nunca se imaginó que una sola acción (sin importar que sea buena o mala) fuera percibida de manera tan negativa, que la empresa para la que trabajaba, decidió terminar su contrato laboral. ¿Es injusto o es más la sanción que la infracción? Se lo dejo a su criterio. Lo cierto, es que este es un tema de imagen de la marca y no solo personal sino de la marca para la cual una persona trabaja.

¡Marca, marca, marca! es el lema de los marketeros -o personas dedicadas a hacer las estrategias que hacen a un individuo conectar con una marca y gracias a eso consumirla- Desde finales de los años 90. Esto decía Tom Peters en su libro ‘El círculo de la innovación’. La marca ha trascendido más allá, no solo es una personalidad o atributos humanos imbuidos en un servicio o producto, sino que, los seres humanos hemos tomados esta ciencia para potenciar cómo nos presentamos al mundo. Todos somos marca.

No solo somos una marca personal, sino que somos el punto de contacto para el cliente de la empresa para la cual trabajamos. Esto quiere decir que en la experiencia que tenga una persona con usted, en su sitio de trabajo -o fuera- la tendrá con la marca, así usted no tenga que ver con ventas y dentro de sus responsabilidades no este el trato con el cliente.

Le tenemos: Cómo la afinidad del vestuario ayuda a que logre sus objetivos

Esto toma gran relevancia con los avances tecnológicos, la velocidad de la información y las redes sociales. Ya la vida privada y las diferentes facetas que vive el ser humano se entremezclan y puede dar lugar a situaciones que no admiten corrección. El Sr. Luis Felipe Gómez nunca se imaginó que un video en el cual se le muestra tomando licor -lo cual no está permitido- en el partido Colombia vs. Japón, se iba a volver viral y mucho menos que le iba a costar el puesto.

Ir a un partido de fútbol está dentro de la esfera privada de la vida de una persona, donde comparte con amigos o familiares -no estaba usando el uniforme o carné de la compañía-.  Lo que hace notorio el caso, es que este hombre estaba usando la camisa de la selección Colombia (una marca) tomando partido en un acto ilegal. Al volverse viral el video y los medios de comunicación divulgar quien era la persona en cuestión, gerente de regional de ventas de Europa y Asia de Avianca Cargo, la compañía para la cual trabaja toma la decisión de terminar su contrato de trabajo unilateralmente sin justa causa.

La razón, atropelló la marca de su patrono, por lo tanto este error humano terminó costándole a la compañía un daño en su imagen. Seguramente si hubiera llevado una camisa de otro color, el tema hubiera pasado desapercibido.

Siga leyendo: La manera en que la corbata lo hará ver más poderoso

Otro ejemplo fue la visita de Melania Trump, primera dama de la nación estadounidense a un centro de detención de menores inmigrantes en Texas.  Al abordar el avión usaba una chaqueta de Zara que en la espalda decía: ‘I Really don’t care. Do U?’ Traducido al español, realmente no me importa y a ti? Aquí el hecho que desató polémica no fue la chaqueta, sino la dignidad (entendida como posición en un país) de quien la usaba y el evento al que asistía.  En cualquier evento de envergadura política, la esposa de un servidor del pueblo no puede decir que no le importa ni con su vestuario, ni con su actitud.  Es incoherente.

Pienso que en estos tiempos el adagio que reza “Es mejor parecer ser, que ser" cobra mucha importancia y puede hacer más por su imagen que el adagio preferido de las personas: “ Así soy yo y Así me tienen que aceptar".  Como dije en el artículo anterior, hay que mirar la imagen como una herramienta amoral para lograr el éxito en lo que emprenda. Recordemos la frase de Sócrates: Alcanzarás buena reputación, esforzándote en ser lo que quieres parecer.

*Experta en imagen personal, empresaria, abogada y bloggera. Para ver más de su trabajo y otros temas, visite www.pinklia.com/.  

FP recomienda: Nuevo año para salir de la rutina y dejar ir lo que ya no sirve

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.