Siete pasos para elevar tu nivel de energía y ser un mejor líder

por Pablo Álamo

Akio Morita, uno de los fundadores de Sony, dijo: “Lo más importante es ser admirado por el personal que usted dirige. Y para ser admirado por ellos, es necesario que tenga la capacidad de apreciar el valor de esas personas”. Un valor que va mucho más allá de las habilidades que tienen y de los resultados visibles que consiguen.

Pablo Álamo. Pablo Álamo.
Uno de los principales obstáculos para saber “dar valor a otros” es el ego, entendido en sentido coloquial, esto es, como un exceso de autoestima o vanidad –y también a veces de soberbia- que desvirtúa e incluso puede llegar a cegar la visión de cómo son realmente las cosas. El ego para la psicología, en cambio, significa algo distinto: es lo que permite a las personas reconocerse como un “yo” y por tanto lo que posibilita que sean conscientes de su propia identidad.

Aprender a dominar el ego y darle el espacio y la fuerza que necesita, y no más, debería ser un objetivo fundamental de los gerentes, que por sí solo merecería un proceso de coaching. De lo contrario, las consecuencias son el desarrollo de una incapacidad crónica para cualquier actividad, relación e incluso pensamiento que no tenga el yo como centro. Esto empobrece brutalmente a las organizaciones porque el radio de acción y las alternativas de decisión se reducen de manera considerable.

Wayne W. Dyer, en “El poder de la intención”, señala siete pasos para vencer el dominio del ego:

1. No te sientas ofendido
2. Libérate de la necesidad de ganar
3. Libérate de la necesidad de tener razón
4. Libérate de la necesidad de ser superior
5. Libérate de la necesidad de tener más
6. Libérate de la necesidad de identificarte con tus logros
7. Libérate de tu fama

Como señala Dyer, todo pensamiento posee una energía intrínseca y tiene el poder de fortalecernos o debilitarnos. El secreto es eliminar los pensamientos que nos debilitan y sólo dar espacio a aquellos que aumentan la energía en nosotros. Este es el secreto de los grandes líderes que han cambiado la historia. En efecto, nadie puede abatir tus sueños cuando estás lleno de las energías más poderosas.

Es vital, por tanto, aprender a tomar conciencia de los niveles de energía del entorno y de las personas con las habitualmente convivimos. Hay que abstenerse de las sustancias portadoras de baja energía y, en algunos casos, establecer urgentemente una estrategia para ampliar el campo energético en nuestra vida.

Pablo Álamo Hernández
Coach y consultor
@pabloalamo
Prime Business School
Universidad Sergio Arboleda

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.