¿Cómo pedir un crédito y salir ganando?

por Rodrigo Correa Botero

Es fundamental revisar los ingresos, cuánto va a costar, la tasa de interés y el plazo en que debe pagarlo. Pero muy importante es comparar las opciones que ofrecen los bancos.

Marcos Calvo Mesa - 123RF Marcos Calvo Mesa - 123RF

Tomar un crédito permite acceder a recursos para realizar una inversión, afrontar imprevistos o satisfacer necesidades en caso de no tener el ahorro suficiente. Pero ojo, no es un regalo, es un dinero prestado que debe ser pagado y por eso es importante tomarse un tiempo para analizar las finanzas personales y las opciones que se encuentran en el mercado para que la economía personal o familiar se beneficie de esta buena alternativa.

Con el propósito de maximizar la ayuda que se obtiene de un préstamo bancario es importante tener presente que se adquieren derechos, pero sobre todo responsabilidades como pagar la deuda en el tiempo acordado, pagar intereses o ante retrasos en el pago de la cuota hay que asumir multas.

Una asesoría responsable en temas financieros se enfoca en educar a los usuarios sobre la importancia de que un crédito no debe usarse para cubrir los gastos recurrentes como el mercado del hogar, los servicios públicos o privados, la gasolina del automóvil, la medicina pre pagada o la pensión del colegio, pues estos deben estar contemplados en el presupuesto mensual de la familia. Incluso las promociones con pagos pequeños son muy atractivas, pero hay que hacer las cuentas en términos mensuales, así como el tiempo que tomará pagar el préstamo.

Siga leyendo Los 7 hábitos financieros de las personas inteligentes y que cualquiera puede adoptar

¿De dónde salen los recursos?

Esto es precisamente lo que el consumidor financiero debe tener claro: el crédito no son recursos adicionales, estos permiten atender una emergencia de manera temporal o darse un gustico, pero en un futuro se debe pagar. El dinero para responder por esa deuda no saldrá de otro lado más que del propio ingreso que tenga.

En este sentido, es importante que el usuario financiero sepa sobre el modelo de amortización del préstamo, el cual se refiere a la parte del dinero de la cuota que se usa para disminuir el valor que fue prestado por el banco.

Y en línea con lo anterior toma mayor relevancia conocer la tasa de interés que se aplica al crédito y el monto de los intereses generados sobre el porcentaje del capital que se pagará. Además es esencial conocer los seguros que ofrece la entidad y que se cobran con el préstamo, al igual que las comisiones bancarias.

Una valiosa herramienta para analizar toda esta información y tomar la mejor decisión es acudir a una tabla de amortización. Este es un documento que se solicitada a la entidad financiera y muy fácil de leer y entender, en el que se hace una proyección del crédito. En esta herramienta el usuario encuentra de forma detallada los abonos a capital, los pagos de intereses, las comisiones y los seguros que se aplican cada vez que realice el pago de una cuota.

Elija bien

Una persona debe considerar si realmente necesita el crédito y si en verdad es el mejor momento para asumir este tipo de compromisos, porque no responder por la deuda o no hacerlo en los tiempos establecidos tiene implicaciones negativas que no valen la pena enfrentar. Por ello hay que pensar en el bolsillo y ser analítico acerca del monto a pagar cada mes y la cantidad que abonará por la deuda adquirida frente al gasto que realizará con el crédito.

Hay que cuidarse de no superar el límite de endeudamiento. Si el ingreso mensual solo alcanza para pagar lo que se debe, lo mejor es abstenerse de adquirir nuevas obligaciones hasta que disminuya el endeudamiento actual.

Imagen: suministrada Banco AV Villas

Le contamos Este plan le permitirá renegociar su crédito con el banco

Antes de escoger la entidad financiera con la que tomará el crédito, defina:

#1. Tiempo de procesamiento de la solicitud: entre más rápido aprueben el crédito más rápido podrá usar los recursos, por ello es importante valorar la agilidad del banco en el proceso de la solicitud.

#2. Facilidades para realizar el pago: ahorrar tiempo y dinero en desplazamiento a una oficina para cancelar la cuota es prioridad al escoger el banco con el que tomará el crédito, por ello entre más opciones seguras y efectivas ofrezca la entidad financiera, como Internet, Banca Móvil, Corresponsales Bancarios y Cajeros Automáticos, más beneficios obtiene.

#3. Tasas de interés: calcular la diferencia que puede significar una cuota con los intereses que ofrece cada banco y si es tasa fija o puede variar durante la vigencia del crédito.

#4. Costo del crédito: contrastar el valor de los costos asociados.

#5. Seguros: indagar el precio y las coberturas de las pólizas que ofrece cada entidad financiera y el beneficio.

#6. Plazo: establecer el plazo mínimo y máximo que ofrece cada banco para cancelar el préstamo. Mientras más corto sea el plazo, menos intereses pagará pero más alto será el valor de la cuota.

#7. Condiciones: Preguntar si es posible modificar las condiciones iniciales del préstamo y si esto puede ocasionar costos adicionales.

#8. Simuladores de crédito: consultar en las páginas web de los bancos esta herramienta para saber el valor de las cuotas durante la vigencia del crédito.

Es prácticamente imposible no endeudarse en el transcurso de la vida, pero un análisis responsable de las opciones que encuentra en el mercado le permitirá salir ganando con un crédito financiero, porque llevar el control de los pagos y pagar puntualmente le abrirá las puertas a futuros créditos para atender sus necesidades económicas o darse el regalo que tanto desea.

Vicepresidente de desarrollo de negocios e innovación Banco AV Villas.

Le tenemos: 6 formas de vivir feliz y libre de deudas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.