¿Cómo siente su bolsillo la fijación mensual de la tasa de usura?

por Cristina Cervantes

Los establecimientos de crédito fijan el interés de sus préstamos según la tasa de referencia del Banco de la República, la cual ha descendido significativamente. Sin embargo, no ha pasado lo mismo con los intereses de los créditos de consumo de los colombianos ¿A qué se debe esto?

123RF 123RF

Actualmente, la economía colombiana se encuentra en un proceso de recuperación después de la desaceleración que tuvo en 2016, por factores como la caída del precio del barril del petróleo, la devaluación del peso, el fenómeno del Niño y el déficit fiscal.

El gobierno, con el propósito de reanimar esta situación, a comienzos de 2017 tomó la decisión de implementar una reforma tributaria para recaudar mayores ingresos y destinarlos al gasto público, mitigar las consecuencias de este y obtener el presupuesto oportuno para el año en curso.

Siga leyendo Los 7 hábitos financieros de las personas inteligentes y que cualquiera puede adoptar

Asimismo, para incentivar el consumo en los colombianos, el Banco de la República y la Superintendencia Financiera redujeron las tasas de interés y usura. Estas, que se fijaban de manera trimestral, disminuyeron 0,5 y 0,75 puntos, respectivamente, y desde el primero de septiembre, el tope de usura se comenzó a fijar mensualmente. La razón se debe a que, pese a que la transmisión de las nuevas tasas de interés ha sido rápida en la cartera comercial, en los créditos de consumo todavía está rezagada.

Si bien, el gobierno ha señalado que el proceso de recuperación económica no ha afectado de manera significativa las finanzas de las personas, sus esfuerzos han hecho que el colombiano de a pie continúe apretándose el bolsillo, pues las decisiones tomadas a principio de año están viéndose reflejadas, hasta ahora, en los ingresos de los hogares.

Aun cuando la reducción en las tasas de interés y usura por parte del Banco de la República y la Superintendencia Financiera, respectivamente, han sido sustanciosas, el incremento del IVA y otras tributaciones adicionales han impedido un verdadero incentivo para las personas.

Ahora, con la decisión de fijar la tasa de usura cada mes, ¿habrá una mejoría en el consumo del país? En primer lugar, debe aclararse que las decisiones macroeconómicas, como las mencionadas anteriormente, tienen un impacto a largo plazo en el bolsillo de los colombianos. Es por esto que, casi nueve meses después, las personas están apenas notando el cambio que trajo consigo la reforma tributaria, pues la austeridad y control al momento de comprar han sido permanentes en el comportamiento de consumo.

De acuerdo con Asobancaria, la tasa de usura no debería existir pues las leyes del mercado son las que deberían fijar este tope. No obstante, pese a su vigencia en el país, la entidad asegura que estos cálculos no tienen sentido en esta época del año, ya que el ahorro para cada consumidor no sería tan representativo como para reactivar su apetito por las compras.

Igualmente, según la entidad mencionada, el promedio de endeudamiento de un colombiano que utiliza tarjetas de crédito es de $5 millones, en un plazo de 14 meses, aproximadamente. Por lo que el impacto de la reducción sería de unos $3.000 o $4.000 mensuales.

No obstante, el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó que la fijación mensual les ahorrará a las familias casi $38.000 millones por concepto de intereses a los bancos. Asimismo, el Emisor ha señalado que la variación del porcentaje del tope de usura tendrá mayor fluctuación con tendencia negativa. De esta manera, podrá reactivarse la economía mediante el uso de plásticos en los establecimientos.

Le tenemos Este plan le permitirá renegociar su crédito con el banco

Por su parte, el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, se pronunció frente al tema afirmando que “la tasa de usura puede contribuir a una mayor demanda industrial, pues incide en los colombianos de clase media o de menos recursos que tienen que endeudarse para poder consumir”.

Si bien esto parece un modelo ideal del que todos sacan partido, los consumidores deben hacer un uso adecuado de sus tarjetas para aprovechar estos tiempos económicos y entender que los plásticos y los préstamos no son extensiones del sueldo, ni dinero adicional, sino un método de pago que brinda beneficios y que, como todo instrumento financiero, tiene un costo y una responsabilidad. El secreto del éxito es tener clara la capacidad de endeudamiento y mantener el control de los ingresos y gastos.

Esto no quiere decir que los usuarios deban tomar estos cambios a la ligera. La fluctuación solo se verá reflejada si utilizan los plásticos mes a mes. Es decir, que deben estar más atentos al cambio en las tasas y ver las oportunidades de compra.

En septiembre, la Superintendencia Financiera fijó la tasa en 32,22% y esta cambiará –con tendencia negativa- mes a mes, de acuerdo a lo previsto por el comportamiento de mercado. Ahora, con la tasa prevista para el mes de octubre, los analistas evidenciarán si hubo un incremento o no en el consumo durante el mes anterior, pese a las expectativas de austeridad anunciadas por Fenalco.

De igual manera, el segundo semestre del año conlleva una serie de gastos adicionales derivados de las vacaciones y de fechas especiales, como amor y amistad, navidad y año nuevo, por lo que la posibilidad de un incremento en el consumo de las familias es alta. De esta manera, los colombianos verán la reducción de los intereses en la tasa de usura y sabrán lo beneficioso que es “meterse la mano al bolsillo” en esta época, adquiriendo mejores oportunidades de compra y ahorro en sus hogares.

Le contamos Las 4 señales que le avisan que su tarjeta de crédito no es la adecuada

POR: Cristina Cervantes – Gerente de Resuelve tu Deuda

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.