Vacaciones Inteligentes

En la mayoría de los casos viajar es un placer y por tanto no debe convertirse en un suplicio que lo ponga en aprietos financieros. Debe organizarse financieramente para poder lograr que esta experiencia sea divertida.

Sandra Liliana Miranda Forero. Sandra Liliana Miranda Forero.
Es indispensable realizar una planeación inteligente de sus finanzas, de la oferta de destinos turísticos y de los precios que existen en diferentes épocas del año, con el fin de tomar la mejor decisión en todo sentido.

Es posible viajar incluso a lugares que se consideran usualmente costosos o altamente demandados, si organiza con tiempo su itinerario, si ahorra y si destina el monto necesario (sin excederse).

En este artículo se darán algunas sugerencias básicas a tener en cuenta para vivir lo que llamaremos unas vacaciones inteligentes.

Lo primero que sin duda tendrá en cuenta al momento de viajar es a donde se quiere ir y el tipo de plan que busca (un viaje a un lugar tranquilo, a una ciudad con alta vida nocturna y social, a una ciudad con más oferta de museos y lugares históricos, a una ciudad con atractivos naturales, etc.).

Lo segundo claramente será consultar el precio que tiene viajar al destino deseado por usted. Y en este caso, luego de revisar su presupuesto, podrá tomar la decisión de comprar dicho plan turístico o de tomar en cuenta otras posibilidades menos costosas.

Seguramente luego de unir estos dos factores, tratará de optimizar su decisión; es decir, “hacer lo mejor que puede con lo que tiene”. Sin embargo, ¿está haciendo lo mejor que puede? Le daremos algunos consejos para evaluar si está tomando la mejor decisión o en su defecto, para tratar de elegir el viaje que se ajuste más a sus restricciones de presupuesto sin sacrificar en alto grado sus preferencias de viaje.

Algunos parámetros para tomar la mejor decisión de viaje

1. Planee sus vacaciones con tiempo.
Si usted tiene clara la fecha estimada de su viaje, es más fácil que tenga opciones de comparar precios, averiguar en distintas agencias de viaje y aerolíneas o revisar constantemente si baja el precio de los pasajes aéreos o de los paquetes turísticos en algún momento y aprovechar la oportunidad.

2. Analice si es mejor comprar cada servicio por separado (alojamiento, pasajes aéreos o terrestres, alimentación, visitas a lugares, seguro de viaje, etc., o si es mejor adquirir un plan todo incluido. En algunas ocasiones pueden cobrarle precios conjuntos que salen más costosos o que pueden limitar sus opciones de acuerdo con sus preferencias.

3. Aproveche el tener familiares o amigos que viven en otras ciudades dentro y fuera del país. Esto puede implicar el ahorro de algunos gastos como alojamiento, alimentación y transporte dentro de la ciudad.

4. Tenga en cuenta que el precio de los servicios de turismo están ligados a una política que se denomina discriminación de precios según intensidad de uso, es decir, que hay un precio pico para temporadas de alta demanda y uno valle para temporadas de baja o escasa demanda. En lo posible trate de viajar en temporada baja, ya que además de pagar un menor valor, habrá menos congestión y la atención en hoteles y restaurantes suele ser mejor.

5. Si puede viajar en grupo podrá ahorrar costos. Por tanto, viajar en familia o en compañía de amigos, además de resultar más divertido, hará que los gastos se compartan.

6. Estudie la modalidad de pago que empleará. Trate de ahorrar previamente para evitar endeudarse en su viaje, bien sea llevando un fondo personal destinado al pago de las vacaciones o afiliándose a alguna entidad de ahorro programado para viajes. Si va a pagar a través de su tarjeta de crédito, en lo posible difiera el pago solo a una o pocas cuotas para no pagar una alta suma en intereses.

7. Si va a comprar pasajes o planes por internet, consulte con exactitud si se incluyen los impuestos y tarifas administrativas, ya que en ocasiones el precio que se menciona no es el precio final y estos recargos pueden incrementar de manera significativa el valor y por tanto descuadrar sus finanzas personales.

8. Por último y no menos importante, averigüe previamente las legislaciones y restricciones que existen en ciudades de otros países: el valor a pagar por concepto de impuestos, lo que puede y no comprar, los documentos que deberá tener a la mano, los seguros de viaje que deberá adquirir, etc. Este también podría convertirse en un gasto adicional que si no contempla, podría ser un dolor de cabeza.

Si tiene planeado viajar pronto, siga las recomendaciones anteriores para tener una excelente experiencia y para que a su regreso, los costos de su viaje no superen las ventajas y bienestar que implica viajar.

Sandra Liliana Miranda Forero
Magistra en Economía y Economista Pontificia Universidad Javeriana
Profesora Departamento de Economía y Posgrados en Admón. en Salud
Profesora Departamento de Economía, Pontificia Universidad Javeriana
sandra.miranda@javeriana.edu.co. En Twitter: @salimifo





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.