Una forma poco conocida para tener un carro

El carro puede ser un medio de transporte muy útil para muchas personas, ya sea por temas laborales o porque facilita el turismo en el país. El tema, es que comprar uno no resulta ser siempre un muy buen negocio. Entonces, ¿qué hacer?

Una forma poco conocida para tener un carro Una forma poco conocida para tener un carro
Una de las principales aspiraciones de muchos jóvenes es tener su propio carro, ya que esto puede representar para ellos una forma de recompensarse a sí mismos por su trabajo, esfuerzo y hacer realidad sus primeros logros, pero a la vez porque cada día hay un mayor interés en viajar y hacer turismo y tener un vehículo propio facilita ese deseo.

Pero actualmente las condiciones no son las mejores para endeudarse al comprar un vehículo. Dado el precio alto en la cotización del dólar, resulta un poco más costoso comprar vehículo y pensar en su mantenimiento –especialmente si se trata de repuestos y de importados-. A esto también se le suma los precios de la gasolina y de los impuestos.

Esta situación se ve reflejada en el mercado. De acuerdo con un informe de la ANDI, Fenalco y el Comité Automotor, en julio se matricularon en el país 26.587 vehículos nuevos, cifra que mantiene la tendencia observada durante el primer semestre del año. Así, a julio el país alcanza un acumulado de 162.231 unidades nuevas matriculadas, cifra 5.4% inferior a la del mismo periodo del año pasado y 0.4% menor a la registrada en 2013.

FP le recomienda leer: "¿Pensando en comprar carro? Siga estas recomendaciones".

Pero existen otras opciones que pueden resultar un poco más fáciles de llevar, económicamente. Una de ellas se trata del leasing de vehículo, que consiste en una forma en la que le “arriendan” el carro y después de un tiempo usted puede determinar si quiere comprarlo.

Esto funciona a través de entidades financieras, donde usted adquiere el vehículo y hace un pago mensual (“arriendo”) y puede financiarlo desde 12 hasta 60 meses. Las tasas son distintas a las de un crédito. Este mecanismo tiene una ventaja y es que tiene beneficios fiscales a la hora de declarar renta. Pero también hay otra...

La más desconocida

En Colombia, el “pedir prestado” un vehículo o alquilarlo o rentarlo, suele ser una práctica poco común o conocida. Incluso, de acuerdo con Lorena Diaz, Supervisora Comercial de Budget, empresa que ofrece el servicio de renta de vehículos, en el país se ha visto que existen tres mitos alrededor de esta práctica:

1. No es algo cotidiano: no se concibe que eso sea posible para algo que se pueda hacer en el país, sino más bien es algo que se pide en el exterior. Lo cierto, es que es un servicio asequible para todas las personas.

2. Piensan que es costoso: las tarifas dependen de la categoría del vehículo y las condiciones o exigencias. Existe un abanico de posibilidades para gustos, incluso, el más económico está desde los $60.000 por día.

3. El proceso no es complicado: se pide documento de identificación, licencia de conducción vigente y tarjeta de crédito. No hay restricción de kilometraje ni seguimiento del uso del vehículo.

Y aunque suelen ser más los extranjeros que llegan al país en búsqueda de esta opción, poco a poco hay una mayor acogida entre aquellos empresarios que necesitan movilizarse en ciudades donde no viven, así como familias que quieren hacer turismo dentro del país.

Lea también "Endeudarse para comprar carro, ¿vale la pena?".

Los costos

Esto puede resultar una opción atractiva para aquellos que solamente buscan hacer turismo o usar el carro, específicamente, algunos días al mes y no de forma permanente; ya que los costos pueden ser más económicos que el pago de una cuota de crédito vehicular mensual y de mantenimiento, como tal, al tener uno.

El precio, por lo general, se da por día y está determinado por la categoría del vehículo. Además, también puede encontrar beneficios con distintas compañías aliadas, para que pueda obtener descuentos.

En un ejercicio sencillo, considere lo siguiente: usted puede alquilar un vehículo como un Hyundai i10, por un valor de $60.000 por día. En tanto, el valor de este mismo carro, nuevo, está en $26 millones, aproximadamente. De acuerdo con la calculadora de FP para crédito de vehículo, usted puede pedir un financiamiento con las siguientes características:

• Valor del vehículo: $26.000.000
• Cuota inicial: $2.600.000
• Crédito: $23.400.000
• Tasa de interés mensual: (a ejemplo) 1,2 %
• Plazo: 5 años

Con esto, usted quedaría pagando una cuota mensual de $550.000 aproximadamente y terminaría pagando, por un crédito de $23.400.000, cerca de $33 millones; durante 5 años o 60 meses. Además, de la gasolina que, para un carro de este cilindraje, puede “tanquearse” con cerca de $100.000, en Colombia. Casi que mensualmente deberá pagar $650.000, por poco que lo use.

A eso súmele otros costos iniciales como el pago del SOAT, la matrícula y, los siguientes años, el impuesto de vehículo y el mantenimiento correspondiente. También está la depreciación del vehículo. Más que una inversión, un vehículo es una comodidad para una persona, pero una vez usted lo saca del concesionario, ya no podrá venderlo en el mismo valor por el que lo adquirió.

Y si usted va a usar el carro solamente los fines de semana, puede que tenga menores costos de mantenimiento, pero deberá seguir pagando una cuota de ese mismo valor, al igual que los impuestos y el SOAT.

Entonces, suponiendo que sólo lo usa los fines de semana (8 días al mes), podría rentar el vehículo y le saldría, mensualmente por $480.000 y la gasolina, lo que daría un total de $580.000, eliminando los demás costos de ser dueño.

De acuerdo con Lorena Diaz, Supervisora Comercial de Budget, este mecanismo puede funcionar cuando usted tiene necesidades de movilidad específicas, en vez de comprar un carro. “Es algo totalmente asequible y cómodo. Además, no es complicado, se hace un contrato de alquiler sencillo y tiene total respaldo”.

Lea también "Trucos para ahorrar dinero si tiene carro".

Las dudas

• ¿En caso de accidentes? La entidad donde alquila también puede adquirir protección o seguros que lo soporte en caso de que ocurra un evento de este tipo. A penas ocurra, deberá llamar a la entidad donde lo rentó para hacer efectivo el seguro del carro, pero, por supuesto, usted deberá responder por los costos.

• ¿La gasolina? Cada sitio que renta el vehículo tiene unos manejos específicos en este tema, por lo que debe preguntar las condiciones a la hora de hacer la renta.

• ¿Se puede en cualquier ciudad de Colombia? Actualmente hay una gran variedad de empresas que le apuestan a este tipo de servicios y que le ofrecen distintos precios, pero puede encontrarlos en las principales ciudades.

Quizás le interese también "Los costos ocultos de tener carro"

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.