¿Cómo se vendieron más de 1 millón de hamburguesas en una semana?

por Paula Moya

Desde 2017, el Burger Master ha tenido ventas tan exorbitantes que demuestran un gran interés por los festivales gastronómicos. Vea las cifras y la historia detrás de la creación de la mano de su fundador, Tulio Zuloaga.

(iStock Images) (iStock Images)

Quizá usted estuvo por las calles de Bogotá, Medellín o Bucaramanga (algunas de las ciudades que participaron de esta convocatoria) y desde la semana pasada (entre el 30 de abril y el 6 de mayo de 2018) vio cómo multitudes de personas se agolpaban a la entrada de hamburgueserías como si las estuvieran regalando.

Y solo por curiosidad, usted terminó convertido en uno de los colombianos que hizo parte del Burger Master, una actividad gastronómica del influencer ‘Tulio Recomienda’. Pero ¿cómo se convirtió esta en una celebración nacional que tuvo su origen en Medellín? Pocos eventos tienen la capacidad de romper récords desde el primer momento. Y el Burger Master sin duda fue uno de estos. No solo quebró esquemas en ventas sino que también respondió a una crisis que venía presentado este sector gastronómico.

En la capital antioqueña, a mediados de 2017, se venía presentando una desaceleración en el sector de los restaurantes. “Estaban muy golpeados todos los hamburgueseros, porque normalmente ellos no pertenecen a las grandes empresas sino que son empresas pequeñas de emprendedores”, señala Zuloaga.

Siga leyendo: Qué tan rentable es un negocio de comidas

A a la par de eso Tulio venía haciendo todo un recorrido de hamburguesas por el mundo y conociendo concursos de hamburguesas en Brasil, Estados Unidos y Panamá. “He pasado casi 2 años descubriendo los secretos de las hamburguesas hasta lograr sacar un manual. Empecé a ver que empezaron a sacar listados en Colombia de las hamburgueserías más importantes y la gente siempre tenía diferencias. Unos decían -no esta es la número uno o esta otra- entonces yo dije vamos a aprovechar y darle una oportunidad a las personas que puedan elegir ellos democráticamente sus hamburguesas favoritas sin ninguna intervención de ningún crítico, comelón o bloguero”.

El concurso, que incluye diferentes hamburgueserías en 5 ciudades del país, Medellín, Bogotá, Barranquilla, Cali y Bucaramanga, dejó un precio estándar del producto para que más personas pudieran probar más hamburguesas. “La pusimos a $10.000 y les damos la oportunidad de que así no prueben todas, al menos que sean 10,12,14 y puedan tener un mejor concepto para poder decir estas son las mejores de mi ciudad”.

No fue un camino fácil

A pesar de que el Burger Master hoy es reconocido por su rotundo éxito, muy pocas personas saben que tuvo algunas trancas para empezar. Nació en medio de una polémica ya que algunos cocineros se opusieron al evento y empezaron una lluvia de críticas que casi impiden su inicio.

“Yo tengo una frase que siempre repito demasiado y es que en un mundo de críticas sin acción, yo decidí aportar sin criticar, esa es mi filosofía”. Las críticas fueron tan fuertes que incluso Tulio decidió cancelarlo. “No lo quería hacer porque no los quería afectar, sin embargo fueron los mismos hamburgueseros que me citaron a una reunión y nos dijeron -es que nosotros necesitamos este evento-”.

Así, en junio del año pasado se llevó a cabo la primera edición que no solo resultó ser un gran empujón a los emprendimientos sino también un gran evento de mercadeo.

“Lo que no sabían los que estaban criticando es que dentro de los $10.000 el hamburguesero tiene que demostrar que se gana mínimo el 35%, entonces los críticos decían que estábamos tirando los precios al piso, que se iban a quebrar las hamburgueserías y resulta que es completamente al revés. Un restaurante en promedio puede hacer durante la semana 30 millones de pesos en utilidades con total tranquilidad”.

Lo que hizo el Master fue cambiar utilidad por volumen, y luego de los enormes resultados, en esta segunda versión que acaba de finalizar se presentaron más de 180 peticiones de restaurantes por ciudad. “Los restaurantes después de participar siguen con un crecimiento sostenido entre 22 y 25%”, agregó.

Alguna de las historias más impresionantes giran en torno a los restaurantes que estaban a punto de cerrar y que gracias a su participación en el concurso pudieron resucitar entre las cenizas. “Se cambiaron las realidades de algunas personas, mas allá de lo que ganaron, fue cambio total de vida de las empresas y de sus utilidades. Está el caso de Bícono en Bogotá, que estaban exhaustos y agotados como negocio antes de participar y hoy ya es un negocio impresionante, es decir realmente funcionó el evento”.

Le puede interesar: Soy el enemigo 1 del emprendimiento Juan Manuel Barrientos fundador de El Cielo

El éxito que no se veía venir

En el primer Burger Master, Tulio y los organizadores junto con los dueños de los restaurantes habían planeado vender 12.000 hamburguesas y 5.000 cervezas en los 12 días de la duración del evento. La sorpresa fue máxima, cuando el lunes en el primer día del evento se sirvieron las 12.000 hamburguesas solo en la hora del almuerzo. Muchos restaurantes tuvieron que cerrar a las 2 de la tarde y ahí fue cuando el país volteó a mirar.

Nadie estaba preparado, Medellín se quedó sin queso y sin carne. “Imagínese uno planear 12.000 hamburguesas y vender 198.000, y planear 5.000 cervezas y vender 45.000. Eso se sale de cualquier presupuesto. Este año había puesto una meta de 700.000 hamburguesas y vendimos 1‘009.478. Con todo y que tuvimos días de lluvias horribles en todas las ciudades”, relata.

Así como se vivió el frenesí de ventas, también hubo varios percances. “Tuvimos muchos cocineros desmayados, tuvimos al dueño de una hamburguesería dos días en la clínica por deshidratación y exceso de trabajo, tuvimos dos restaurantes cuyas cocinas se encendieron, y siempre pasan cosas así. Un restaurante que sirve en promedio 80 hamburguesas en un día y pasa a vender 1.000, 1.200 y hasta 1.700 como sirve Bícono en Bogotá o 2.500 cómo sirve Gratin Burger en Bogotá, obviamente el exceso de trabajo para todos y el esfuerzo es una cosa sobrehumana”.

Pero al final de cuenta los hamburgueseros terminan siendo los héroes del sector, ya que superan a como dé lugar sus obstáculos para poderles dar gusto a las miles de personas que visitan sus establecimientos. “En Bucaramanga había filas de más de 300 personas”.

La fiebre de la hamburguesa

Evidentemente después de toda la fama que el concurso se ha ganado, cada vez más las personas sienten la necesidad de probar cada una de las hamburguesas que son seleccionadas para competir como la mejor. “Una jovencita se hizo famosa aquí en Medellín porque probó las 42 que había. El promedio de lo que las personas se comen en la semana está entre 12 y 16 hamburguesas con todo y las filas, ese es el general. A partir de ahí empiezan los campeones que son capaces de comerse más de 20”.

Hay personas que preparan sus estómagos para este gran evento porque se toman su lugar de jurado bastante en serio. Y no es para menos, las 5 personas de cada ciudad que más hamburguesas prueben y que mejor relatos tengan de sus experiencias ganan los combos de todos los locales para que en un periodo de 6 meses puedan consumirlas.  

Por ahora, después del éxito de esta segunda versión y de su edición Pizza Master y Sushi Máster, se espera que vengan más de este tipo de concursos que le dan la oportunidad a los empresarios para dar a conocer sus deliciosos menús y que reactivan su economía de una forma sorprendente. Quien quita, tal vez usted pueda concursar si llega a haber algún Empanada Master, Perro Master o Arepa Master.

Cifras Burger Master 2018

Medellín: 221.265

Bogotá: 388.797

Barranquilla: 134.002

Cali: 110.474

Bucaramanga: 154.940

TOTAL: 1‘009.478

FP recomienda: Tostao un negocio que arrancó sin que todo fuera perfecto

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.