¿Cuáles son los mitos sobre las cajas de compensación?

Además de subsidios, educación y empleo, estas entidades procuran dar acceso a mejores servicios a las personas con menores ingresos económicos. Adriana Guillén, presidente ejecutiva de Asocajas, desmitificó las principales creencias sobre el sector.

IStock Images IStock Images

La historia de las cajas de compensación familiar se remonta a su origen francés, donde tuvo una gran influencia cristiana de ayudar a los más pobres. A partir de allí, empezaron a extenderse por Europa, en países como España y pasó un tiempo para que en 1954 se creara la primera caja de compensación en Colombia, Comfama, que nació por iniciativa del sector privado, exactamente en la Asociación Nacional de Industriales (ANDI).

A través de estas firmas se manejan casi 10 millones de trabajadores colombianos, para una cobertura en todo el país de casi 28 millones de colombianos. Eso es alrededor de la mitad de la población nacional.

Siga leyendo Estos son los tipos de subsidio que ofrecen las cajas de compensación

“Necesitamos trabajar en que haya más sentido de pertenencia a las cajas de compensación porque el aporte nuestro es contribuir a la construcción de la clase media que es el motor de la productividad y la economía del país”, manifestó Guillén.

Para conocer más de la situación de las cajas de compensación, la representante de este gremio habló de cuáles son los principales mitos de la actividad que ejerce este sector. Le contamos los tres más comunes.

Mito 1: las cajas son un negocio

Falso. Hay una creencia que el aporte a las cajas de compensación lo hace el asalariado y este corresponde a un descuento de 4% que se aplica al empleador o empresa. A través de esos recursos, que no son públicos, los maneja el sector privado, se ofrecen subsidios como educativos, la cuota monetaria, subsidios de vivienda y de desempleo. Además, se puede acceder a una variada programación deportiva, recreativa, cultural y turismo. Es más, las cajas también cuentan con servicios de jardines infantiles y colegios a los cuales pueden acceder tanto los trabajadores afiliados como los independientes o informales.

Le contamos Cómo acceder a los subsidios de vivienda con la Caja de Compensación

Mito 2: ese dinero no se sabe a dónde va

Falso. Según Guillén, cada punto del 4% al cual aportan los empleadores a la caja de compensación es vigilado y controlado por la Superintendencia de Economía Solidaria. Este es uno de los sectores más supervisados del país, por eso, no se escucha con facilidad alguna mala noticia que golpee la imagen de estas entidades.

Mito 3: solo tienen acceso los que conforman familia

Más o menos. Es una de las batallas que están dando las cajas de compensación, debido a que el gobierno otorga el subsidio de vivienda a los colombianos sin necesidad que tengan una familia. Por su parte, las cajas por ahora solo están limitadas a hogares conformados por dos personas o donde haya dependientes. Este subsidio es por una sola vez y puede acceder una persona que no tenga vivienda, es decir, si es dueño de oficina, puede acceder porque es para comprar vivienda, mejorarla o construir en un lote una vivienda nueva.

Los subsidios están destinados a personas que estén en el siguiente rango salarial:

Fuente: Asocajas

También prestan servicios a las personas informales y trabajadores independientes. Si tiene cualquier inquietud, puede consultar la página de la caja de compensación en su ciudad o departamento o dirigirse directamente a la página http://www.asocajas.org.co. Este es el video de la entrevista completa sobtre todos los servicios prestados por estas firmas: 

Le puede interesar: Nuevas medidas permitirán comprar casa propia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.