Por esto es que debería vender su carro usado este 2016

Una nueva normatividad hará que, de ahora en adelante, los vehículos que compren los colombianos deban tener sí o sí airbags y frenos ABS.

Por esto es que debería vender su carro usado este 2016 Por esto es que debería vender su carro usado este 2016

Comprar un carro puede resultar un dolor de cabeza o una muy buena inversión dependiendo del ángulo del que se le mire: para aquel que lo usa simplemente por recreación y salir un par de días, puede no ser nada rentable y, por el contrario, representar un alto costo de mantenimiento que no podría valer la pena tener. Pero para aquellos que lo usan como parte de su trabajo, es una herramienta muy útil.

Pero además de pensar en la utilidad que le dará al vehículo, también considerará los beneficios que le traerá, no sólo para su vida diaria, sino también en cuestiones de comodidad y seguridad; lo cual podrá variar dependiendo de las necesidades de la persona y, por supuesto, también del presupuesto, ya que a mayores beneficios, puede haber un mayor precio.

El tema con esto es que muchas veces, con el fin de ahorrarse unos pesos, el tema de seguridad puede pasar desapercibido y quien compra no le interesa si su carro tiene o no acondicionamientos como los airbags u otras medidas que, en caso de un choque, pueden proteger más a sus pasajeros.

Ahora, la cuestión no va a ser tema o no de dinero, pues según una resolución del Ministerio de Transporte, expedida en octubre de 2015, “todo vehículo nuevo importado o ensamblado en Colombia, tanto para uso particular o público, deberá venir de fábrica con sistema de frenado antibloqueo (ABS), mínimo dos bolsas de aire (airbag) y apoyacabezas”. Esta regla será efectiva desde el 1 de enero de 2017.

FP le recomienda ¿Qué carro sale más barato comprar este 2016?".

Entonces…

Esto implica que Colombia pueda avanzar hacia lo que es la regulación internacional de seguridad en materia vehicular, de lo cual estábamos bastante atrasados. Así, se trata de “una actualización de las normas colombianas a un estándar internacional que ha sido probado y comprobado como salvador de vidas porque, por una parte, los equipos de seguridad activa y pasiva tienen un efecto en la reducción de la accidentalidad y en la atenuación de las lesiones de los ocupantes en caso de accidentes”, explicó Juan Carlos Vargas, experto automotriz.

Con esto, es importante que usted considere que si tiene un vehículo que puede no tener las especificaciones de seguridad que empezarán a ser requeridas el año 2017, puede que sea necesario considerar si es conveniente mantener su carro o si lo mejor será venderlo para cambiarlo por uno nuevo.

Lea "¿Si sabe cómo está funcionando la expedición del SOAT?".

Más aún, porque este tema no es algo en lo que nos fijemos los colombianos a la hora de comprar un vehículo: “La regulación cambia la cultura y en la medida que pasa el tiempo y la oferta de productos sea más amplia, ya no serán sólo los nuevos sino los usados también”, señala Oliverio García, presidente de Andemos.

En comparación con otros países de Latinoamérica, en temas de regulación de seguridad, estábamos por debajo de Ecuador y Argentina.

¿Qué hacer?

Es por eso que es importante que considere qué va a hacer con su vehículo los próximos años, ya que si recientemente adquirió uno y piensa cambiar en un par de años a otro modelo, no habrá hecho un buen negocio. Pero si, por el contrario, lo compró considerando darle un uso superior a cinco años, puede estar tranquilo.

Según el experto de Andemos, “es una medida importante para que los colombianos se animen a optar por carros más seguros, seguramente la preferencia por vehículos más seguros, hará que haya una oferta más atractiva para el consumidor. Esos carros que no cumplen con esto, terminarán su ciclo de vida, ojalá se puedan chatarrizar y salir del mercado”.

Le recomendamos "Las 5 cifras de su carro que siempre debe tener presentes".

Lo que significa es que, con esto, las personas ahora considerarán dos veces antes de comprar un vehículo que no cuente con los respectivos reglamentos exigidos, ¡pero pilas!, eso no significa que los carros modelos anteriores de 2017 (incluso algunos 2016) tengan que tener esas nuevas medidas de seguridad, incluso, porque por fábrica no es posible añadirle airbags o frenos ABS.

La cuestión está en que, dado que se dará prioridad a carros más seguros, puede que aquellos que no cuenten con esas medidas no sean tan apetecidos y, por lo tanto, su valor sea mucho menor del que se tendría considerado antes de que entre en vigencia la regulación.

Ahora, “la resolución del ministerio tiene una pequeña equivocación –con todo respeto que merece la ya ex ministra- porque debió haber quedado para los vehículos modelo año 2017, más no a partir del 1 de enero de 2017, porque se debe considerar a partir de modelo año y no fecha calendario. Eso, para el usado, va a presentar a futuro una pequeña duda y diferencia de precios, porque si vendo un carro que compré en septiembre de 2016, pero modelo 2017, va a ser diferente del mismo modelo comprado en enero de 2017, del mismo modelo”, determinó el experto Juan Carlos Vargas, por lo que también deberá tener en cuenta ese factor, a la hora de vender su usado.

Quizás le interese "Que no le metan ‘gato por liebre‘ con el carro que compró".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.