Ciberacoso: la agresión anónima

El ciberacoso se ha convertido en un serio problema. Un tercio de los alumnos ha sido víctima de acoso y humillaciones en Internet. El anonimato convierte a la red en el lugar del crimen ideal.

El hostigamiento en la red es un fenómeno cada vez más común de la era digital. El hostigamiento en la red es un fenómeno cada vez más común de la era digital.
;
DW
A través de Internet, el acoso ha adquirido una nueva dimensión. Insultos, rumores o la publicación de informaciones, videos o fotos privadas de una persona son algunas de las formas más comunes de ciberacoso o ciberbullying.

El hostigamiento en la red es un fenómeno cada vez más común de la era digital y consiste en molestar, humillar o acosar a una persona a través de redes sociales, páginas de Internet o correos electrónicos, y va desde insultos hasta amenazas de muerte.

En la sociedad alemana va creciendo la conciencia sobre el tema. En septiembre de 2013, por ejemplo, tuvo lugar en Berlín el primer Congreso Internacional de Ciberacoso. El bullying se ha convertido, sobre todo, en un serio problema en las escuelas. Científicos de las Universidades de Münster y Hohenheim llevaron a cabo una encuesta a 5.600 alumnos de 33 escuelas en el sur de Alemania, llegando a la conclusión de que un tercio de los alumnos ha sufrido ciberacoso.

¿Víctima o agresor?

No obstante, las cifras difieren. Según una encuesta nacional de la Asociación Contra el Ciberacoso a 9.350 alumnos, padres de familia y maestros, uno de cada seis niños o adolescentes en Alemania ha sido víctima de ciberbullying. La compañía especializada en seguridad digital ESET indica que, en América Latina, el ciberacoso afecta a 1 de cada 3 jóvenes. Las víctimas generalmente tienen entre 12 y 20 años.

Expertos, sin embargo, advierten que no es fácil diferenciar claramente entre la víctima y el agresor, porque muchas veces se diluyen los límites entre ambos. En varios casos, jóvenes que han sido víctimas de bullying tratan de vengarse de la misma manera de sus agresores o acosan a otras personas.

Diversión o aburrimiento son algunos de los motivos más frecuentes para hostigar a personas en Internet. El 80 por ciento del ciberbullying tiene lugar en las redes sociales como Facebook, Twitter o Google+. Por ello, Uwe Leest, presidente de la Asociación Contra el Ciberacoso, exige que los proveedores de esas plataformas asuman más responsabilidad al respecto.

El ciberacoso puede llevar al suicidio
Asimismo, los celulares con acceso a Internet se utilizan cada vez con más frecuencia para el acoso en la red. En Alemania, dos tercios de los alumnos poseen un teléfono móvil con esta característica. Para muchos padres de familia se ha vuelto cada vez más difícil controlar los contenidos de Internet a los que tienen acceso sus hijos.

Las víctimas de ciberacoso muchas veces sufren problemas de concentración, dolores de cabeza y de estómago, se cierran y aíslan, y también disminuye su rendimiento. En algunos casos, el constante hostigamiento digital hasta puede llevar al suicidio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.