Combata su inseguridad económica en cinco pasos

Una deuda que no se puede pagar, la hipoteca a punto de vencerse, la universidad o la pensión de los colegios y los problemas al pagar la salud, pueden tornarse en preocupaciones que brindan inestabilidad económica.

Parte de la inseguridad que lo rodea es porque de seguro tiene un filtro negativo ante usted y su situación. Parte de la inseguridad que lo rodea es porque de seguro tiene un filtro negativo ante usted y su situación.
Para no vivir con la inseguridad bajo la almohada, le mostramos cinco pasos que le serán útiles:

Un plan:

Quienes pasan por problemas económicos constantes deben tener presente que deben manejar un plan financiero. Este plan debe estar escrito, y no únicamente en la cabeza de su creador, y contener metas y objetivos cuantificables en el tiempo.

A tierra:

No cree un plan imposible. Hay quienes creen que establecerse objetivos es poner en un papel cosas como: “Tendré $1.000 millones en tres años”. Primero, el dinero por sí mismo no vale nada si no lo aprovecha. Segundo, ¿para qué esperar? Plantéese metas a corto plazo, y cúmplalas una en una. Así podrá lograr estabilizarse.

Piense en positivo:

Parte de la inseguridad que lo rodea es porque de seguro tiene un filtro negativo ante usted y su situación. Ya es hora que deje de quejarse por todo. ¿Sabe que también hay cosas positivas en su vida? Haga alarde de aquello que ha logrado y siga trabajando arduamente para conseguir cada vez más.

Cree un fondo de emergencia:

Siempre es bueno manejar un fondo de emergencia. Recuerde que los problemas inesperados saltan y a veces lo cogen desprevenido, por lo que es importante tener un plan para contrarrestar esta situación. Busque un banco que le permita manejar un capital de libre disponibilidad, para utilizarlo únicamente en casos de emergencia.

Las buenas prácticas:

Si ya ha logrado establecer algunos de los puntos anteriores, ¿por qué va a dilapidar su dinero solo porque ha aumentado un poco más su capital? Si fue juicioso con su dinero, si ahorró, si logró sus objetivos, no hay motivo para dejar de hacerlo ahora, que tal vez, esté pasando por un buen momento económico, pero esto no garantiza que no pueda pasar por una situación de mayores gastos, así que céntrese en adquirir estos hábitos, para que la inestabilidad no lo tome por sorpresa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.