Cómo puede ahorrar un comprador compulsivo

Los adictos a las compras no manejan presupuestos. Y aunque sus hábitos hacen que gasten más de lo que tienen, FP le ofrece unos consejos para que, aun siendo comprador compulsivo, pueda ahorrar.

Cómo puede ahorrar un comprador compulsivo Cómo puede ahorrar un comprador compulsivo
Si usted se autoreconoce como un adicto a las compras (o si no sabe si lo es, averígüelo aquí), sabe que el proceso para detenerse puede ser algo complicado. Pero créalo o no, existen tácticas que puede empezar a aplicar para poder ahorrar algo dinero.

FinanzasPersonales consultó varios sitios en internet y reunió las mejores estrategias

1. Deje de usar tarjeta de crédito, use débito: Recuerde que la tarjeta de crédito es dinero con el que usted no cuenta. Puede ser difícil, pero podría ser el primer paso para ir superando su adicción. El costo de usar la tarjeta (aparte de la compra) es la tasa de interés que, en Colombia, está en promedio en el 28% efectiva anual (2,07% mensual, aproximadamente).

Por ejemplo, si usted hace una compra de $500 mil, con una tasa de este tipo, puede terminar pagando hasta $70 mil de más. (Conozca nuestra calculadora de compras con tarjetas de crédito).

2. Deje de comprar en tiendas retail, compre online: Es el consejo de Dana Fox en su sitio “Thewonderforest”. En ocasiones, internet ofrece opciones mucho más económicas de todos los productos que existen. Sean importados o productos nacionales, actualmente se está incentivando a las personas a hacer compras por internet ofreciendo unos atractivos descuentos.

Incluso, muchos comercios siempre brindan opciones de “cupón de descuento”, lo que hará que su compra sea aún más económica.

3. Venda lo que ya no use o lo que esté nuevo: Alexis Hall, sugirió esto en el Dailymail. Entre tantas compras, seguramente, hay paquetes que aún están por desempacar o productos que no le agradaron después de un par de días.

Así que si lo que busca es tener un dinero extra, la mejor opción es ofrecer esos productos a sus amigos más cercanos. Eso sí, sea consciente que ya no los puede vender en el mismo precio que los adquirió, pero igualmente puede sacarle unas pequeñas ganancias.

4. Productos de muestra: si quizás ve algo que le atraiga mucho busque primero la opción de comprar en menor tamaño o cantidad. Por ejemplo, si se trata de productos de belleza, actualmente existen opciones en el mercado de solicitar muestras, lo que le permite saber si realmente le funcionará o no. Con eso, evitará compras grandes o costosas e inútiles.

5. Compare entre tiendas: Para hacerlo mucho más fácil, actualmente hay distintas páginas de internet que le permite comparar precios y calidad de productos, facilitándole la tarea de tener que desplazarse hasta el lugar (gastos de más) y seguramente encontrará una opción más económica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.