Cómo detectar un mal consejo financiero

El mundo está lleno de tips y ayudas para sus finanzas pero algunas veces esas ayudas resultan ser poco beneficiosas. Conozca cómo identificar si un consejo financiero es apto para usted.

Cómo detectar un mal consejo financiero Cómo detectar un mal consejo financiero
Pedir consejos para saber qué debe hacer con su dinero y cómo debe ahorrarlo es algo común hoy en día. Sin embargo en ocasiones, le pueden estar dando información errónea o equivocada que no le servirá. 

Sea un familiar, un amigo o hasta un consejero financiero que trabaja en bancos, siempre es necesario identificar varias señales para saber si son buenos o malos tips para su perfil.

FP le muestra algunas señales de malos consejos:

Simplicidad
Si le están diciendo que sólo existe una forma sencilla de mejorar sus finanzas, tenga cuidado. Para cualquier meta financiera, tales como ahorrar para la jubilación o la universidad, por lo general hay varias soluciones y formas de hacerlo posible. Puede por ejemplo, realizar una inversión a largo plazo, ajustar algunos pagos que recibe o abrir un fondo de ahorros. Normalmente, para cualquier cosa que desee hacer, cuenta con varias opciones.

Complejidad
Por otro lado, un consejo financiero puede ser tan complicado y desconcertante que nunca realmente lo entienda y sólo lo acepte porque otros lo hacen. Algunos asesores, por ejemplo, pueden empujarlo a invertir en materia prima o en mercados de divisas, pero estos pueden ser muy arriesgados, sobre todo si usted no los entiende bien. Recuerde que usted necesita sentirse cómodo con cualquier decisión de inversión que planee hacer. Si algún consejo financiero no parece tener sentido, incluso después de que pida más aclaraciones, es mejor no tomarlo.

Falta de información
Asegúrese de que la persona que lo está asistiendo no deje fuera información importante, tal como los plazos que debe tener en sus pagos y qué tipos de ganancias se pueden esperar de sus inversiones. No deje de preguntarle sus dudas, como por ejemplo si la inflación o alguna crisis imprevista afectarían sus bienes e inversiones, y cómo funcionaran en el mercado de competencia. Averigüe si su dinero estará cerrado por mucho tiempo o si usted va a tener acceso directo. Si todas sus preguntas no son respondidas a su satisfacción, mejor dé un paso al costado.

Demasiado bueno para ser verdadero
Es mejor no creerse el cuento. Si le están prometiendo fuertes ganancias por lo que va a invertir o asegurando que ganará el triple de lo que gana ahora, piense nuevamente en esa opción. Las inversiones pueden dar sus frutos pero a veces simplemente no pasa, o puede que ocurran a largo plazo. Haga caso omiso a esos correos y mensajes de inversiones futuras que traen más colorido y publicidad, que realidad. Además recuerde que también puede ser una estafa o un negocio ilegal.

Urgencia
Si está siendo presionado a tomar una decisión sobre una inversión o la compra de una acción porque “se agota el tiempo”, es mejor que deje que se acabe. Es cierto que no es bueno esperar demasiado, pero cuando se refiere a ahorro e inversión, lo mejor es tener toda la certeza y comodidad para realizar estas acciones, ya que pueden afectar y ensamblar su futuro y el de su familia.

¿Qué debe hacer?
Asegúrese de estar bien aconsejado y no recibir este tipo de señales ya que lo pueden llevar a un negocio que no está organizado, que no dará sus frutos o hasta puede que sea inexistente. Es importante que determine el origen de la persona que lo está aconsejando y establezca que no exista ningún tipo de conflicto de interés. Entérese si ese consejero o consejera está ganando algún tipo de comisión, ya que puede insistir en su dinero hasta que lo consiga.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.