Administre su tiempo en cinco pasos

¿Le ha pasado que el día se le pasó y no pudo realizar todo lo que tenía en mente? Bueno, si bien esto puede ser por retrasos inesperados en cada tarea, la mayoría de las veces es por no disponer adecuadamente este recurso.

Como los pendientes no llegan de un día para otro, es bueno categorizar la urgencia con la que las cosas deben ser hechas. Como los pendientes no llegan de un día para otro, es bueno categorizar la urgencia con la que las cosas deben ser hechas.
Para lograr cumplir con sus metas diarias no es necesario tener una máquina del tiempo, tan solo basta con seguir algunas sugerencias que han recopilado expertos en el tema, para que en cinco pasos usted sea, como debe ser, señor y amo de su tiempo.

Listas:
Evidente, pero para muchos poco obvio. Los listados sirven para poner orden mental y como recordatorio, recuerde que por más que usted tenga una memoria prodigiosa, esta puede fallar en algún punto. El papel no. Válgase de su agenda, para apartar los eventos más importantes del año y del mes, del mismo modo haga una lista de cosas por hacer en el día, e incluya, las llamadas importantes. Recuerde que también puede utilizar la tecnología y crear una agenda en su celular con alarma, si es preciso que tenga algún recordatorio.

Categorías:
Como los pendientes no llegan de un día para otro, es bueno categorizar la urgencia con la que las cosas deben ser hechas. Por lo cual, compra folders de colores, de modo que te den una idea de urgencia, plazo medio, y pendientes con margen de espera. También crea una carpeta con los casos cerrados, documentos o tareas que ya se resolvieron definitivamente. Este ejercicio, además de dar orden a tu escritorio, también priorizará las tareas del mes.

Menos charla y más trabajo:
El trabajar con otras personas hace necesario que se generen reuniones para estar en sintonía. Sin embargo, no todo necesita una reunión para llevarse a cabo. De hecho, la mayoría de éstas no son necesarias, ni funcionales para trabajar. Trate de evitar al máximo reuniones extensas. Recuerde que existen mails en donde puede incluir varios remitentes, en los que puede comunicar decisiones. También chats grupales para discutir algún requerimiento. En caso de ser necesario reunirse, revise que el tema sea realmente importante, sugiera estos nuevos medios con sus compañeros, y en caso de asistir a una procure ser eficiente con el tiempo.

Usted con usted:
En algunos casos, no es la falta de concentración lo que puede afectar el buen desarrollo de sus labores, son los compromisos sociales, y citas de trabajo requeridas. Agende algunas horas de usted con usted. Es decir, espacios en los que sepa que necesita revisar algunos aspectos importantes de su trabajo, de modo que este horario ya esté ocupado. Haga lo mismo con espacios para su bienestar, como las horas de almuerzo. De este modo se previene que otras actividades ocupen la lista.

Aproveche los tiempos muertos:

Hoy en día todo es portable. Un seminario de un gran conferencista, cualquier libro, información útil de cualquier tema –todo está disponible en internet, a través de su iPad, smartphone, Kindle, etc, o en CDs y DVDs. Puede usar YouTube para ver gatos esquiando, o puede leer sobre un tema que le ayude en su negocio. No hay excusa para perder el tiempo mientras estás en el aeropuerto, atorado en el tráfico o esperando a que empiece un evento o una reunión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.