¿Por dónde empezar a organizar sus finanzas?

¿Suele ser de las personas que compra sin medida por impresionar a los demás y cuando llega la cuenta no sabe dónde esconderse? ¡Cuidado! es hora de replantear sus hábitos financieros.

Empiece por llevar un control de todos los gastos diarios que tiene y anótelos en una libreta. Empiece por llevar un control de todos los gastos diarios que tiene y anótelos en una libreta.
Tener las finanzas descontroladas no sólo es un signo de dolor de cabeza, también es una causa que le costará dinero, pues además de acumular deudas, está arriesgando su record de crédito y está cerrando las puertas de las entidades financieras.

Llevar un estilo de vida desordenado, económicamente hablando, no permite que un sueldo o ingreso le alcance para cumplir con todos los compromisos, ni tener capacidad de ahorro, y muchas veces, no disfrutar su vida como quisiera.

Es hora que le dé un giro a su vida, tome el mando en la administración de sus finanzas personales, se comprometa con su futuro y siga los consejos:

1. Analice su manera de gastar.
Mientras sus gastos sean mayores a sus ingresos, sus finanzas nunca van a estar en orden, pues se va a ver obligado a pedir dinero prestado o a endeudarse más para cubrir sus obligaciones.

Empiece por llevar un control de todos los gastos diarios que tiene y anótelos en una libreta.

2. Presupueste. Una vez sepa en qué se le está yendo su dinero cada mes y tenga un registro de todos las salidas de sus ingresos, podrá caer en cuenta del gasto desmedido que tiene, lo que de alguna manera le ayudará a “tasar” de manera responsable sus ingreso, a planificar el destino de los mismos en un futuro y a mantener los gastos por debajo de las entradas de recursos.

3. Recortes presupuestales. Es muy probable que con los dos pasos anteriores se haya dado cuenta que una de las fuentes de sus problemas financieros, es su forma de gastar. Entonces, haga ajustes en aquellas áreas que no son imprescindibles en su vida y que le ayuden a vivir dentro de sus posibilidades.

4. Salga de deudas.
Infórmese sobre los productos financieros que posee, conozca los beneficios y aprenda a manejarlos. Sea responsable con el manejo de su tarjeta de crédito.

5. Asegúrese. No crea el típico mito de que los seguros son un gasto innecesario. Considere la importancia de asegurar a su familia y su patrimonio.

6. Ahorre.
Cuando termine de pagar sus deudas y estabilice sus finanzas, destine un porcentaje de su sueldo para ahorrar.

7. Planee su futuro.
¿Tiene hijos?, ¿cuánto hace falta para que éstos ingresen a la universidad?, ¿tiene un ingreso fijo asegurado durante toda su vida para cubrir los gastos del hogar?, ¿si se queda sin empleo tiene un fondo de emergencia?, si sus respuestas son negativas, es hora de que le ponga una meta a sus ahorros, no se olvide de la educación de sus hijos y de que es necesario tener una reserva de dinero para cubrir alguna imprevisto.

Aunque a simple vista estos siete pasos se ven complejos de cumplir, mentalícese en que es un giro a sus hábitos financieros, que implica esfuerzo, tiempo, voluntad y dedicación, pero que al final será la manera de cumplir esas metas que ha aplazado por el desorden económico.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.