¿Cómo endeudarse para comprar un carro que le ayuda en su trabajo?

Estamos hablando, específicamente, de los vehículos utilitarios que son aquellos que se adquieren para un trabajo de transporte o de logística, por ejemplo. ¿Sabía que pedir un crédito para estos vehículos, tiene un procedimiento distinto?

¿Cómo endeudarse para comprar un carro que le ayuda en su trabajo? ¿Cómo endeudarse para comprar un carro que le ayuda en su trabajo?

En Finanzas Personales ya hemos hablado bastante de lo que realmente es una inversión y de lo que es un gasto: mientras el primer término hace referencia a la posibilidad de que teniendo un dinero se produzca más dinero, la segunda habla de cómo se busca satisfacer algo mucho más específico que no puede tener beneficios adicionales más allá de generar tranquilidad, satisfacción o mejorar algo que no es de necesidad vital.

En esto, un carro puede verse desde los dos ángulos porque, mientras hay personas que lo usan para facilitar sus condiciones de vida, de transporte y ocio, por ejemplo; también están quienes lo adquieren con el fin de sacarle un mayor provecho, usándolo como herramienta de trabajo.

Lo que no saben muchas personas es que para ciertos objetivos específicos no siempre se puede usar un vehículo particular (los de placas amarillas, en Colombia), sino que se tiene que buscar la posibilidad de contar con uno que le dé unos beneficios tanto en tamaño y capacidad como en registro y tipo de vehículo, es decir, aquellos blancos que son usados con una utilidad específica, en su mayoría de casos, logística.

FP le recomienda “El truco con el que un empresario puede vender más”.

Con esto, lo que debe tener en cuenta es que si no cuenta con el dinero para adquirir ese carro en su totalidad, debe tener ayuda de alguna entidad financiera, para lo que debe preguntarse: ¿tengo experiencia en el sector?, ¿mis ingresos son suficientes para mantener una deuda?, ¿tengo dinero para una cuota inicial?, ¿cuento con un contrato fijo para iniciar con el negocio?

El no tener claro lo anterior lo que hace es que usted pierda el tiempo solicitando créditos, pues no se trata de un procedimiento similar al de un vehículo cualquiera, ya que las entidades financieras le revisarán otras condiciones además de las básicas de un préstamo normal.

Así, aquí los expertos de la marca de vehículos utilitarios DFSK, ofrecen algunas recomendaciones que se deben tener en cuenta a la hora de solicitar un crédito para estos carros y que usted tenga unas probabilidades más altas de que le acepten sus condiciones y se lo aprueben rápidamente:

  1. Haga lo básico: organice sus cuentas y sea consciente, usted mismo, si los ingresos que tiene actualmente (mas no los que espera tener con el nuevo carro) pueden ayudarle a cubrir la cuota mensual de este vehículo que va a adquirir. Revise su presupuesto y mire si su negocio realmente tiene el espacio para darse este lujo o si usted, como emprendedor, puede soportarlo desde sus finanzas personales.
  2. Sobre la cuota inicial: muchas veces ésta no es suficiente para que aprueben el crédito. “Tenga en cuenta que debe existir una actividad económica que soporte el pago del vehículo”, recomiendan los expertos e DFSK.

Lea “Tres formas para sacarle dinero a su carro”

  1. ¿Cómo le ha ido con otros créditos?: recuerde que no sólo para un crédito de estos sino para cualquiera usted necesita contar con una historia crediticia, es decir, mostrar que tiene un registro en el que en ocasiones anteriores le han prestado dinero y usted ha sido juicioso con esos pagos.

Pero además, en ese registro, la entidad también sabrá si usted ya está endeudado por otras cosas y sabrá el monto que le falta por pagar. Entonces, cuando se pone a preguntar si le pueden prestar y usted mismo sabe que no tiene la capacidad para soportarlo, lo que logrará no sólo es que le nieguen el crédito sino también que disminuya su puntaje crediticio.

  1. Demuestre que el vehículo que va a comprar está vinculado con un contrato: si lo hace así, tendrá una mayor probabilidad y una prueba, como tal, para garantizar que el mantenimiento del automotor está vinculándolo con una actividad económica segura.
  2. Experiencia en el sector: digamos que usted hasta ahora está empezando y considerando empezar a hacer distribución de loncheras, porque le pareció una buena idea de negocio. Pero siendo el principio, sin tener experiencia, puede resultar un punto en contra. En este caso puede que sea mejor seguir con su carro personal, cumpliendo esta misión o deba buscar otras alternativas.

Pero si, al contrario, ya ha tenido vehículos de trabajo y cuenta con contratos a largo plazo, resultará mucho más fácil y sencillo que le aprueben ese préstamo que quiere. Esto es porque si su actividad económica soporta la deuda del crédito, no tendrá inconvenientes.

No se pierda “Así quedaron los valores para pagar el impuesto del carro”.

  1. Con respecto a otras deudas: si hasta ahora está considerando emprender, no sea afanado ni busque que todas las cosas se le den como quisiera. Muchas veces toca empezar a ganarse la confianza de los bancos u otras entidades bancarias, con el fin de demostrarles que la idea a la que usted le está apostando, realmente es rentable.

Es por eso que si ya se ha endeudado para otras cosas de su negocio, debe revisar muy bien las cuentas y ver que realmente sus ingresos mensuales son suficientes para soportar una nueva deuda.

  1. Centrales de riesgo: con respecto a lo que veníamos hablando de su historial crediticio, recuerde que hay unas entidades denominadas “centrales de riesgo” que son las encargadas de registrar dicha historia y darle esa información a otras entidades (como bancos o almacenes) para saber si usted es o no “buena paga”.

Ahora, quizá le sea conocida la expresión “estoy reportado a Datactédito” (que es una de estas centrales). Y cuando esto sucede lo que está diciendo es que usted ha incumplido con los pagos y que no es esa persona de confianza para que le presten dinero. Así, la posibilidad de que el crédito sea aprobado es del 0%.

Lea también “Endeudarse para comprar carro, ¿vale la pena?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.