¿Va a viajar al exterior? Sepa cuándo comprar dólares

Aprovechando que ya estamos en época de vacaciones y que hay muchos otros que van a viajar este segundo semestre de 2016, FP le cuenta esas claves que debe tener en cuenta para comprar dólares y que le salga un poquitico más barato.

¿Va a viajar al exterior? Sepa cuándo comprar dólares ¿Va a viajar al exterior? Sepa cuándo comprar dólares

Muchas personas en Colombia dicen que no les afecta para nada el aumento o la disminución del dólar y es algo que se suele pasar por alto en las noticias o noticieros. Pero cuando se trata de salir del país, ahí sí se puede volver un tema interesante, porque gracias al dólar es que se puede tener una moneda de intercambio para poder adquirir bienes o servicios en otros países.

Y es que desde hace casi un año que la moneda norteamericana ha empezado a subir con un ritmo que la ha mantenido en niveles alrededor de los $3.000, cuando hace dos años, quienes aprovecharon para salir del país, lo hicieron con un dólar en $1.880. ¿Qué quiere decir esto? Que ahora le sale más caro todo lo que sea compra en dólares, hasta en un 60%, si comparamos los precios del 2016 con los del 2014.

FP le recomienda “Trucos para viajar al exterior con un dólar caro”.

Pero ya no se puede tener remordimientos al respecto sino, más bien, asumir la situación. Es por eso que si tiene planeado viajar fuera del país los próximos meses es bueno que tenga en cuenta las siguientes recomendaciones para tener unas claves y saber, exactamente, cuándo sería bueno hacer cambio con la moneda norteamericana y luego, no arrepentirse.

Entendiendo el contexto

Aunque quizá no sea de su interés, cuando usted empieza a saber por qué sube o baja tanto el dólar puede ir desarrollando un “olfato” con el fin de intentar hacer unas proyecciones. Al respecto, el experto analista Agustín Vera, director de estrategias cuantitativas de Global Securities Colombia explica que las condiciones actuales de Colombia y otros países emergentes así como la incertidumbre generada por el Brexit, dan una mejor perspectiva para el comportamiento de las divisas frente al dólar, “incluso, en el largo plazo la firma del proceso de paz, enviará un mensaje positivo a los inversionistas extranjeros”, señaló.

Y es que luego del Brexit, se esperaba que el dólar tuviera una caída a $2.800 pero “en este momento cambió la tendencia, más aún cuando las expectativas del mercado eran positivas, pero el mercado se desilusiona y “castiga muy fuerte”, por lo que se ve la caída de las bolsas, el petróleo con una caída, el oro subiendo y el dólar al alza, a nivel mundial”, explica Camilo Silva, socio fundador de Valora Inversiones.

Esto significa que para este 2016 pareciera que seguiremos viendo (y resignándonos a) un dólar de $3.000, siempre y cuando no se presenten sucesos fuertes como otro referendo en la Unión Europea, que pase algo con las tasas en Estados Unidos o situaciones referentes al precio del petróleo.

Lea también “Países que le devuelven dinero, sólo por ser turista”.

¿Y entonces?

“Cuando la tendencia del dólar es bajista (es decir, se estima que vaya a caer), es bueno usar la tarjeta débito en el exterior en países dolarizados, ya que los pagos están directamente vinculados a la TRM, de lo contrario, mejor no.  Mientras, en general, las casas de cambio se acoplan a un menor ritmo a las negociaciones del mercado. En todo caso el nivel de $2.900 es ideal para cambiar la divisa”, recomienda el experto Vera.

Al respecto, Silva tiene una posición similar: “la persona que logre o haya logrado comprar dólares hacia los $2.800 tiene que darse por bien servida, difícilmente en las condiciones actuales del mercado vamos a ver un menor nivel en el corto plazo, a no ser que las condiciones del mercado cambien.  Entonces, niveles de dólar con los que tendremos que acostumbrarnos será por el orden de $2.900 y con eso tendrán que hacer sus elecciones de viaje, por lo menos de aquí hasta finales de año o principios de 2017”.

Quizás le interese “Cinco tarifas ‘tontas’ que usted se deja cobrar cuando está viajando”.

Eso sí, recuerde que el mercado puede ser muy cambiante,  porque reuniones de la FED (que es como el “Banco de la República” de Estados Unidos) puede llegar a cambiar el panorama si toman medidas para que el dólar se debilite. Así que si esto sucede, dentro de un mes puede verse un dólar por debajo de los $3.000, por ejemplo.

Otras opciones

Ante esto, ya sabe que lo conveniente es que cuando el dólar esté por debajo de los $3.000 tiene que salir a buscar las opciones. No obstante, recuerde que muchas casas de cambio no se adaptan inmediatamente al dólar oficial (estimado por la TRM que usted ve en la Superfinanciera, periódicos o noticieros).

Con respecto a los demás, tenga presente:

  • “Si se desea comprar dólares en efectivo para el viaje es mejor siempre buscar denominaciones bajas US$20, US$10, en ocasiones dependiendo del país. En tanto, billetes de US$100 no son fáciles de cambiar. En esta ocasión más que un tiempo de anticipación es un nivel, el de $2.900”, sugiere el experto de Global Securities.
  • Tomar deudas en dólares en este entorno, no es tan descabellado, siempre y cuando se piense pagarlas antes de fin de año.
  • “La persona que quiera tener claridad específica del costo de su viaje y no estar a la merced de la volatilidad de los mercados, debería comprar el dólar al momento que vaya a viajar, asegurando que si compra a $3.100, que todo el viaje le cueste eso, lo que permite saber realmente cuánto costó y no estar pensando si bajó o subió o qué pasó”, recomienda Silva.

No se pierda “Las 7 reglas de etiqueta a la hora de viajar en avión”.

Y si se compra otra moneda…

Otra opción que muchas personas pueden llegar a pensar es comprar, directamente, la moneda del país al que va, especialmente, si se trata de Suramérica. Pero, en contraposición, esto parece no ser de mucha ayuda: “debido a su baja liquidez los precios de monedas latinoamericanas son más bajos cuando se adquieren directamente. Sin embargo, no hay un sitio que podamos garantizar su confiabilidad por lo que consideramos que el riesgo no vale la pena. Si la persona conoce uno, que lo aproveche”, propone Agustín Vera, de Global Securities Colombia.

Y es que para Camilo Silva, de Valora Inversiones, piensa algo similar, pues el dólar sigue siendo la moneda de referencia en cualquier país latinoamericano y “llevar dólares a estos países de Latinoamérica le puede ayudar, inclusive, a encontrar mejores precios dependiendo de la tasa de cambio. Por ejemplo, el peso mexicano es una de las monedas que más ha sufrido; el real brasileño ahora está subiendo, mientras Chile y Perú no se han visto tan afectados. En algunos lugares ha habido una tasa de cambio mayor que otros y eso es lo que debe revisar, dependiendo del país al que vaya”.

Así, al respecto de este tema, “la única recomendación sería no comprar en exceso moneda distinta al dólar, porque al tener que revenderlas a su regreso, sería castigado (puede no encontrar un buen precio de venta). También, en este caso, es mejor llevar efectivo, ya que el doble cambio de divisa (ejemplo: pesos a dólares y dólares a Real brasilero)  en una tarjeta de crédito o débito puede salir costosa”, concluye Vera.

Le sugerimos “Los verdaderos costos de viajar fuera del país”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.