¿Preferiría pagar US$100 o US$30.000 en un viaje, por un gasto que nunca estimó?

Pensar en viajar implica considerar a dónde ir, dónde hospedarse, cuánto puede costar, los sitios que se pueden visitar, cuándo comprar tiquetes y cómo hacer para disminuir los gastos. Pero siempre hay un detalle que rara vez se planea y que, de no hacerlo, puede salir bastante costoso.

¿Preferiría pagar US$100 o US$30.000 en un viaje, por un gasto que nunca estimó? ¿Preferiría pagar US$100 o US$30.000 en un viaje, por un gasto que nunca estimó?

Ir de viaje puede ser uno de los mayores placeres de la vida y, aunque puede requerir de cierta cantidad de dinero, es algo que nunca dejará un sabor amargo y una experiencia por la que siempre valdrá la pena ahorrar y pagar (ojalá no endeudarse).  

El problema es cuando no se tienen estimados todos los riesgos. Y no hablamos solamente de que pueda llegar a quedarse sin plata o que tenga algún inconveniente de seguridad (por ejemplo, ser víctima de robo), sino también de una situación que poco se piensa: enfermedades, accidentes y otro tipo de eventualidades.

Al respecto, estamos hablando de la posibilidad de contar con un seguro o asistencia de viaje, que le permita ser consciente de esos riesgos y que le ayuden a soportar, especialmente a nivel económico, esos altos costos que tendría que llegar a asumir si sucede cualquier acontecimiento de estos.

Y es que el mundo ha cambiado para los viajeros, hoy en día no sólo se enfrentan a sitios turísticos, sino también a deportes extremos o contextos que pueden resultar un poco riesgosos para la salud, por algunos virus, por ejemplo.

FP le recomienda "Lo que puede gastar si viaja al exterior sin póliza médica".

Ahora, hay una diferencia importante en el tipo de ayudas que usted puede llegar a requerir: “Cuando se tiene un seguro de viaje usted mismo resuelve su asistencia, con temas de idiomas o accesos a los distintos centros de salud. Se habla directamente con la compañía de seguros. Pero cuando se trata de una asistencia, usted llama y la empresa maneja la eventualidad desde ese momento y, dependiendo de la ley de cada país, le brindará todo el acompañamiento y seguimiento en su caso”, explicó Santiago De Toro, Gerente de Relaciones Institucionales de Assist Card Colombia.

Y es que del 100% de las personas que viajan, se estima que solamente el 2% compra una asistencia o seguro de este tipo, para manejar una eventualidad.

Los gastos que no planeaba

Hay un evento médico que es el que nunca se estima y que, dependiendo de la persona, puede o no avisar. Pero, ¿se imagina que mientras usted está haciendo su recorrido por Disney World le dé una apendicitis? “Es algo que no avisa, no alcanza a programar o posponer. Es bastante incómoda pero  hay una sorpresa para los colombianos por los costos: en Estados Unidos se han llegado a pagar cuentas de US$30.000 y US$40.000. En Europa, hasta 50.000 euros, mientras en Colombia este procedimiento puede costar US$2.000. En tanto, por una asistencia usted paga US$150”, señala De Toro.

Otras situaciones como los malestares estomacales también pueden implicar hacer cambios de itinerario y un médico domiciliario que, en el exterior, puede llegar a tener un precio entre 50% y 150% más que en Colombia.

Lea también "Errores típicos al organizar su viaje por su propia cuenta".

Tarjeta de asistencia

En caso de que se necesite usar, el proceso es con una llamada al centro de asistencia e inmediatamente se abre una especie de archivo en el que se registra todo lo que va ocurriendo. Entonces, la asistencia lo conecta a usted de forma inmediata con el centro médico, si es el caso. Luego de los procedimientos, al final, es la asistencia la que se hace responsable de la cuenta.

Según el experto de Assist Card, “el pasajero regresa a su país. Sin importar la nacionalidad, va a comenzar a recibir facturas de la cuenta de la intervención que haya tenido: anestesiólogo, cirujano, tema de enfermería porque todos facturan de forma independiente. La empresa de la asistencia consolida todas esas facturas y paga las cuentas, al final. Y aunque reciba las facturas, no es quien debe pagarlas, por lo que esto puede generar incomodidad. Si llega algo, simplemente remítala y ya”.

En cuanto al precio, éste se determina de forma general. Usted puede adquirir una asistencia de este tipo dependiendo de su edad y de los montos de cobertura que son definidos por usted mismo así como también dependiendo de las actividades. Los precios pueden variar desde los US$7 por día, en promedio, que da una cobertura entre US$50.000 y US$60.000, para un promedio de viaje de 7 días.

Lo importante que debe saber con esto es que usted solamente puede adquirir dicha asistencia antes de abordar el avión. Lo aconsejable es que sea un mes o una semana antes, dependiendo de la actividad que vaya a realizar. Pero una vez, en otro país, ya no podrá contar con dicha cobertura.

Quizás le interese leer "Vivir en el exterior lo hace más inteligente".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.