¿Cuáles son las compras que más asustan?

Cuando usted compra algo de alto valor, es normal asustarse. Las apuestas son más altas y el riesgo puede ser grande. Cuando se cometen errores, se tiende a creer que igual se tomó la decisión correcta en vez de intentar corregirla.

¿Cuáles son las compras que más asustan? ¿Cuáles son las compras que más asustan?
Todo esto, por supuesto puede corregirse y evitarse, siempre y cuando haga la tarea, explore sus opciones y se mantenga a alerta a los signos reveladores, todo antes de realizar la compra. 

Sin embargo, incluso los más inteligentes han hecho inversiones a gran escala que terminan lamentando. Existen ciertas compras que pase lo que pase, lo pueden asustar. Estas son algunas de ellas:

Una casa:
La compra de un hogar es algo trascendental, estimulante y francamente aterrador. Es la compra más cara que la mayoría de personas tienen que realizar y desafortunadamente, es más fácil equivocarse que acertar. Por supuesto uno se toma su tiempo y analiza todas las opciones, pero en ocasiones, la compra sale mal. Son varias las razones por las que esto ocurre. Una de ellas: lo que dice el banco que puede pagar, realmente no es lo mismo de lo que realmente puede pagar, llegan las deudas y la hipoteca y todo cuesta abajo.

Una finca o casa vacacional:
Es un sueño hecho realidad ¿no?, pero fácilmente también se puede convertir en una pesadilla. Es fácil dejarse convencer por la playa o las montañas hasta el punto de olvidarse de inspeccionar totalmente la propiedad que desea comprar y todos los gastos que deberá asumir. Cuando realice este tipo de compras, procure hacerlo con cabeza fría, pensando si realmente es algo a lo que usted y su familia le van a sacar todo el provecho posible.

La universidad:
Un título universitario es una de las cosas más valiosas que se pueden ‘comprar’. Pero si no lo hace bien, puede convertirse rápidamente en uno de sus mayores pesares. Las matriculas son caras y llevan a un endeudamiento. Procure establecer un plan que le asegure poder seguir con su rutina y que además le dé un espacio para respirar. Investigue bien los préstamos estudiantiles si no quiere estar endeudado mucho tiempo después de que sus hijos acabaron de estudiar.

Una franquicia de negocios:
Asumir el pago de una franquicia y ser su propio jefe de una marca existente suena como el paraíso. Pero en algunos casos, se puede arrepentir. Usted puede perder su inversión, inclusive a veces debido a causas ajenas a su propia cuenta. ¿Qué pasa si el enfoque nuevo que quiso darle a una empresa ya establecida, no fue el mejor? Ahora que pasa con su dinero. Esto asusta a cualquiera.

Un barco:
Aunque un paseo en barco es uno de los pasatiempos más agradables, debe tener en cuenta que es una alegría que viene con una etiqueta de precio. Los costos regulares de reparación y mantenimiento de un barco son altos, sin ni siquiera hablar de los permisos y papales que debe tener para poder ponerlo en el agua. Lo que no se paga en dinero, se paga en tiempo y mantenimiento. 

Una boda:
Desde el anillo de compromiso, hasta la torta. Los gastos de un matrimonio son muchos y son caros. Números de hasta ocho cifras pueden ser gastados en un solo día, sin incluir la luna de miel. Todo eso asusta. Con tantas cosas por decidir –flores, regalos, fotógrafos, etc.- algo seguro se va a malgastar. La clave es intentar que sea lo menos importante. No gaste todo su presupuesto, recuerde que los gastos frente a un matrimonio, incrementan.

Una tumba y un funeral:
Morir viene con su precio. Y es que los numerosos gastos que se deben cubrir cuando una persona fallece, asustan por sí solos. Flores, funerarias, ataúd, misas, avisos en el periódico. Gastos y más gastos. Por supuesto mantener la cabeza fría en momentos de duelo es muy complicado pero intente buscar siempre la mejor opción.

Entienda que al momento de realizar este tipo de compras grandes usted no está solo e intente plantearle sus miedos a familiares para que lo aconsejen a tomar una buena y más sobria decisión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.