Cuándo es hora de cambiar de banco

Insatisfacción o tarifas altas suelen ser las primeras señales de que es hora de cambiar de banco. Por eso, aquí le sugerimos una autoevaluación que le permitirá determinar si es conveniente hacerlo.

Flickr Anses- Creative Commons Flickr Anses- Creative Commons
Por obligación, conveniencia o simplemente por sugerencia son algunas de las razones más comunes por las que una persona escoge un banco. Pero con el paso del tiempo las condiciones pueden cambiar, así como las tasas o los beneficios que le ofrecía la entidad financiera. Así, los siguientes factores le ayudarán a saber si debe realizar un cambio.

Costos

Lo primero que debe hacer es mirar sus extractos bancarios e identificar todos los cobros que le hacen en transacciones y los costos que representan las tasas de interés ofrecidas. Quizás al hablar con sus compañeros o simplemente por un anuncio publicitario se da cuenta que no son lo suficientemente buenas para usted.

¿Cómo saberlo? Usted tiene varias opciones. Una de ellas es la que ofrece la Superintendencia Financiera a través de un reporte mensual denominado “Tarifas de servicios financieros” en cuentas de ahorro y tarjetas de crédito. Allí puede ver específicamente cuánto cobra cada banco por la cuota de manejo, o la consulta de saldo o la tasa que maneja.

Incluso, también existen actualmente páginas web que le ofrecen el servicio de comparar los servicios de los bancos, como Banlinea.com o Comparabien.com, en las que puede contrastar otros productos como créditos o seguros.

Cambio de estilo de vida

De acuerdo con Bankrate, un sitio web especializado en finanzas, hay bancos que pueden adecuarse mejor a su nuevo estilo de vida ofreciéndole más oportunidades de ahorro o de beneficios. Por ejemplo, hay bancos que se especializan en productos para jóvenes, pero al cumplir la mayoría de edad pueden no satisfacer las necesidades del usuario.

O quizás si al cambiar de trabajo está obligado a viajar, un banco que le ofrezca beneficios como las millas en aerolíneas será más beneficioso. Incluso, por ejemplo, si contrae matrimonio, podría convenirle que usted y su pareja tengan las cuentas en un mismo banco para evitar los costos de las transferencias bancarias.

Servicios online

Muy ligado con lo anterior también está la oferta de servicios en línea. Cada vez es menos el tiempo que las personas tienen para hacer largas filas o desplazarse hasta oficinas. Así que si su entidad no le ofrece la posibilidad de facilitar transacciones a través de la web, es hora de pensar su elección financiera.

Servicio al cliente

Otro de los puntos críticos es la atención que el banco le brinda: la amabilidad de sus funcionarios, las opciones y vías de comunicación que le facilitan o simplemente el tiempo de respuesta a una de sus solicitudes. Muchas personas prefieren, incluso, pagar más pero ser bien atendidos.

Solidez del banco

Por último –y no por ello menos importante- está la situación de solvencia y estabilidad que tenga su banco. Para eso, lo mejor es estar pendiente de las noticias que salen en medios y de la información disponible que ofrezca la entidad bancaria, con ello, conocer el posicionamiento y reconocimiento que tiene y con ello, verificar si cumple las expectativas que usted tiene.


Por último, no olvide que una buena fuente de información puede ser la experiencia previa de sus colegas y amigos con otros bancos, con lo que puede orientar mejor su decisión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.