Típicas señales de que usted no puede comprar casa

Muchas veces la obsesión por empezar a construir patrimonio empieza por presión de los padres o personas mayores quienes le insisten que la mejor inversión que puede hacer es comprar una casa o un apartamento. Pero, ¿realmente está preparado para hacerlo?

Típicas señales de que usted no puede comprar casa Típicas señales de que usted no puede comprar casa

Una de las típicas lecciones que se reciben cuando se es joven colombiano, es que contar con una vivienda propia es la mejor forma de empezar a asumir una independencia financiera, ya que pagar arriendo termina siendo un gasto y no una inversión verdadera para construir futuro.

Según cifras del DANE, Departamento Administrativo Nacional de Estadística, las personas se encuentran motivadas por adquirir su vivienda propia, lo que se ve en las cifras del reporte de Cartera Hipotecaria de Vivienda- CHV, en la que se señala que al comparar el cuarto trimestre de 2015 con el mismo período de 2014, el saldo de capital total presentó un incremento de 11,5%.

Entonces, usted empieza a hacer cuentas y prepararse psicológicamente para que los próximos 15 años mantenga una deuda con una tasa de interés que ahorita parece ser buena siempre y cuando, eso sí, tenga el dinero para la cuota inicial que es el 20% del valor total del inmueble que usted vaya a comprar.

FP le sugiere “Las tres recomendaciones básicas por si va a pedir crédito de vivienda por estos días”.

Además, súmele que hoy existen muchas posibilidades con las que usted cuenta para comprar casa, apoyadas por el Gobierno Nacional:

Con esto, aquí le damos algunas claves con el fin de que usted pueda analizar, realmente, si por su estilo de vida, sus ahorros y demás, puede no estar preparado para comprar casa, según Business Insider, Smart Asset e Investopedia:

  • Bajo puntaje crediticio: en este aspecto es bastante importante recordar que usted solamente obtendrá un crédito hipotecario siempre y cuando ya haya tenido experiencia con préstamos de dinero, pues revisarán qué tan confiable y responsable es usted con este tipo de solicitudes. Entre más muestre cómo ha sido puntual y, especialmente, si ha tenido que responder por altos montos de dinero, obtendrá una puerta de acceso mucho más rápida para que le otorguen el crédito. En tanto, si es de los que nunca quiso tener una relación con los créditos y no tiene vida crediticia, empezará con el pie izquierdo.

Lea también “¿Construir o comprar vivienda: qué es mejor?”. 

  • Más del 30% de su salario se iría como cuota: usted sabe que tiene que responder no sólo por la cuota del apartamento sino también por servicios y por su sostenimiento (si es que aún vive con su familia y sólo compró la casa por inversión). Así, tiene que hacer unas muy buenas cuentas para que la cuota del pago del crédito no supere el 30% de su salario, porque podría no ser capaz de soportarlo a futuro. 
  • No tiene fondo de emergencias: nada que hacer si usted es de quienes ha sido descuidado a la hora de tener unas finanzas sanas y no cuenta con, al menos, dos salarios que recibe actualmente, en su cuenta o en algún tipo de inversión. Aunque tenga contrato a término indefinido y un buen trabajo, nunca estará exento de que lo echen y esto puede ponerlo en un panorama económico complicado, haciendo que no soporte el pago del crédito. 
  • No tiene el pago del 20% inicial: uno de los peores consejos que usted puede recibir es tomar un crédito para pagar otro, por lo que si no ha tenido a disciplina de ahorrar el dinero suficiente para tener la cuota inicial, no es nada conveniente que tome un crédito hipotecario. Esto lo apretará aún más e, incluso, por capacidad de endeudamiento, puede que la entidad financiera que le iba a otorgar el préstamo vea que ya pidió otro y no le dé vía libre con el nuevo crédito.

No se pierda “Los peores errores que puede cometer con una hipoteca”.

  • No sabe dónde estará los próximos 10 años: cuando tiene una incertidumbre sobre su vida en la que no sabe dónde va a estar parado durante los siguientes años de su vida, lo mejor es no meterse a comprar casa. Tenga en cuenta que este crédito puede representarle casi que la quinta parte de su vida endeudado, así que si tiene planes de irse del país o de estar viajando y saltando de un lado para otro, no se meta en esto. 
  • No tiene idea de lo que cuesta un mantenimiento: tener un inmueble no sólo implica pagar la cuota mensual de su casa, sino también los impuestos correspondientes, los arreglos y adecuaciones que se necesite hacer, así como el pago de la administración y, si va a arrendar, otros gastos adicionales que debe prever. 
  • No está preparado para asumir la responsabilidad: tomar un crédito hipotecario es casi como cuando usted decide qué carrera estudiar: tiene que estar tan pero tan seguro de su decisión, que no se puede arrepentir luego de meses o un par de años, porque se trata de una inversión para toda su vida. Entonces, si sencillamente siente que no tiene la actitud o la madurez suficiente para asumir esta inversión, no lo haga.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.