Cuatro retos tecnológicos para los bancos

Día a día las entidades bancarias tienen el reto de atender las exigencias de sus clientes. Por esto, han dejado de ser habilitadoras para convertirse en propulsoras de negocios.

John Osma es experto en la banca online. John Osma es experto en la banca online.
El sector financiero no solo es pionero en la adopción de nuevas tecnologías, sino que además sus requerimientos orientan la hoja de ruta de las futuras innovaciones, porque día a día las entidades bancarias atienden las exigencias de sus clientes, el control de costos y el manejo la competencia.

El punto de partida de los bancos se basa en la necesidad imperativa de estar presentes con un servicio continuo en todo tipo de canales y dispositivos, atendiendo no solo las sucursales, sino también las redes de autoconsulta y atención telefónica desde computadores, tabletas y smartphones.

¿Cómo cumplir con esto? Sin duda se hace imprescindible tener una infraestructura de tecnológica capaz de cumplir con estos exigentes niveles de servicio, con sistemas adaptables y capaces de interactuar con las tecnologías disruptivas emergentes.

La seguridad de la información requiere atención especial en la operación diaria de un banco, gracias a la exposición de datos sensibles de sus clientes y su necesidad de proveer cualquier servicio de forma multicanal. Se debe asegurar la confidencialidad de la información, la cual actualmente se ve más expuesta y amenazada, para avalar la credibilidad e imagen de la institución financiera.

Según John Osma, ejecutivo de la empresa tecnologica de Unisys, las siguientes son las características prioritarias y esenciales que debe tener una plataforma TIC para cumplir los requerimientos de soporte a operaciones bancarias y financieras:

Altísima disponibilidad y resiliencia


La infraestructura de tecnológica debe estar disponible 24x7, como norma, y los sistemas bancarios no deben generar errores.

Ante la eventualidad de una falla (la cual debe ser excepcional), deben recuperarse rápidamente, aún si las causas externas son, por ejemplo, desastres naturales. En síntesis, contar con un eficiente plan de recuperación de desastres y continuidad de negocio hace parte de estas calificaciones.

Operación automática y capacidad de crecimiento inmediata

Un impecable servicio en oficinas puede perder todo el esfuerzo si un canal como Internet no responde de forma adecuada. La infraestructura debe, de forma automática, gestionar los niveles de servicio y poseer recursos que, en caso de requerimiento de negocio y bajo demanda, se activen y logren cumplir con las expectativas de los clientes.

Ser estándar de seguridad

Este tema es el que más preocupa a bancos e instituciones financieras. No basta tener sistemas anti-fraude, firewall y de autenticidad de usuario, dado que el ataque puede venir contra la base de toda la infraestructura core del banco. Una plataforma adecuada para estas operaciones sensibles tiene que implementar los más altos estándares de seguridad en su concepción y ser objeto de reevaluaciones periódicas.

Adaptabilidad a nuevas tecnologías

Con la aparición de las llamadas tecnologías disruptivas y “consumerización de TI” (término que describe la tendencia de los empleados en adoptar plataformas distintas a las definidas por su corporación) se generan presiones en su adopción dentro de las compañías. Al no tener esta adaptabilidad nativa, el banco puede ser considerado obsoleto en pocos años por la imposibilidad de integrarse a las nuevas tecnologías.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.