¡Cuidado con lo que consume!

Los casos de envenenamiento se pueden evitar si los padres y adultos responsables, recuerdan mantener bajo llave los productos que potencialmente afectarían a los niños.

¡Cuidado con lo que consume! ¡Cuidado con lo que consume!
Cada vez son más frecuentes los reportes de envenenamiento en el hogar a nivel mundial, de los cuales en el 40% de los casos resultan involucrados niños menores de tres años como los principales afectados.

La exposición a pesticidas y a sustancias químicas de uso común es la causa principal de este tipo de accidentes.

En los Estados Unidos de América, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC por sus siglas en inglés), participa desde hace mucho tiempo como partidaria de la Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos (NPPW por sus siglas en inglés), evento que viene realizándose hace más de 50 años y que propició la exigencia de tapas resistentes a niños en ciertos medicamentos y envases de productos químicos del hogar: "Cuando se lanzó la NPPW hace más de 50 años, aproximadamente 400 niños morían anualmente de envenenamiento accidental o no intencional. Hoy,
unos 40 niños mueren cada año de envenenamiento accidental".

Según la CPSC, cada año 90.000 niños son tratados en las salas de emergencia por envenenamientos accidentales, de los cuales el 90% de los incidentes ocurren en el hogar y cerca de 40 casos son mortales.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) advirtió sobre algunos productos con contenido químico y la manera de prevenir el envenenamiento:

- Desinfectantes para baños y cocinas y sanitizadores, incluyendo blanqueadores.

- Productos de limpieza o mantenimiento del hogar, tales como limpiadores de desagües, pinturas o pegamento.

- Productos para automóviles almacenados en la casa, tales como anticongelantes o líquido para lavar parabrisas.

- Productos de belleza o para el cuidado de la salud, tales como medicamentos, cosméticos para el cabello y las uñas.

- Aerosoles y cebos para cucarachas.

- Repelente de insectos.

-Venenos para ratas y otros roedores

- Productos para eliminar malezas.

- Productos para eliminar moho.

- Shampoo anti pulgas o garrapatas, polvos y baños desinfectantes para mascotas.

- Productos químicos para piscinas.

Cómo prevenir el envenenamiento:

Los casos de envenenamiento se pueden evitar si los padres y adultos responsables, recuerdan mantener bajo llave los productos que potencialmente afectarían a los niños.

Los incidentes de envenenamiento se podrían llegar a evitar si se atienden las siguientes recomendaciones:

- Siempre mantenga los productos para el hogar en un armario o mueble cerrado con llave, fuera del alcance tanto de sus niños como de sus mascotas.

- Lea la etiqueta del producto y siga las instrucciones al pie de la letra.

- Nunca deje de prestar atención a los productos cuando los está utilizando y cuando termine la labor guárdelos inmediatamente.

- Vuelva a cerrar o tapar los productos cuando interrumpa su uso (ejemplo: por una llamada telefónica, el timbre de la puerta, etc.)

- Utilice correctamente los envases a prueba de niños, cerrándolos con firmeza luego de su uso.

- Nunca transfiera pesticidas a otros envases; los niños pueden asociar ciertos envases con comidas o bebidas.

- Retire niños, mascotas y juguetes antes de aplicar pesticidas (dentro o fuera de su hogar). Siga las instrucciones de la etiqueta para determinar cuándo los niños y las mascotas pueden volver a ingresar al área que fue tratada.

- Siempre busque el número de identificación de registro en la etiqueta.

- Coloque el número nacional de línea directa de los Centros de Control de Envenenamiento cerca de su teléfono; programe este número en su agenda telefónica, e inclúyalo en la función de re- llamada –redial-.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.