Después de Semana Santa ¡No se queje!

Muchos gastan más de lo que pueden y quedan crucificados con las deudas que asumen en esta temporada.

Después de Semana Santa ¡No se queje! Después de Semana Santa ¡No se queje!
La Semana Santa siempre es esperada con ansía porque es la época en que todo el mundo siente que le llega un merecido descanso después del arranque del año.

De hecho, la semana mayor de este año sí que era esperada con fervor porque el calendario marcó que el lunes también era festivo como lo es el jueves y el viernes, por lo que muchos trabajadores aprovecharon para pedir el martes y el miércoles para descansar.

Marta Liliana Cavanzo, gerente de InverKids y experta en finanzas del hogar, recomienda ser muy precavido con los gastos para que la mano no se extienda más allá de lo permitido porque una vez pasa la Semana Santa, empieza la “semana del arrepentimiento”.

Ocho consejos para gastar menos y no llorar después

1. Aunque el descanso es merecido y la excusa es perfecta para estar de nuevo en familia, no hay que excederse comprando regalos como si fuera la época navideña. Si tiene niños déjeles eso muy claro.

2. En todos los establecimientos públicos los precios tienden a subir. Para que la cuenta salga menos costosa solamente consuma lo necesario en el hotel. Las bebidas, el servicio de internet y el transporte es mejor que los adquiera por fuera.

3. Si está en una ciudad que no conoce hay que planearlo todo antes de salir. Llame al sitio donde quiere ir para preguntar por las tarifas y no llevarse sorpresas cuando ya esté adentro.

4. Cuidado con comer más de la cuenta. Si tiene algún antojo déselo pero no en exceso, mucho más si se trata de alimentos que nunca ha probado, además de endeudado puede terminar enfermo.

5. Entre el jueves y el domingo santo el comercio está muy activo, las promociones de una infinidad de bienes se disparan. Si se deja tentar después no habrá como remediarlo, pues la mercancía de promoción no tiene cambio, ni devolución de dinero.

6. Como el viernes santo tiene cara de primero de enero, algunos del aburrimiento preparan un viaje relámpago, sin tener en cuenta que esos viajes parecen baratos pero salen caros.

7. Si se le acaba el efectivo y tiene tarjetas de crédito no difiera las compras a cuotas que se extiendan hasta la próxima Semana Santa y más.

8. Si el descanso lo toma en familia y en carro propio, el retorno lo debe hacer el domingo muy temprano, entre más tarde lo haga es probable que se le vaya más dinero en gasolina y alimentos.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.