Diciembre es el mejor mes para…

No sólo por el espíritu navideño y porque viene una temporada de vacaciones, el último mes del año también tiene sus ventajas en temas financieros.

Diciembre es el mejor mes para… Diciembre es el mejor mes para…

Para muchos, diciembre puede ser uno de los meses más anhelados porque trae sus ventajas: para muchos sectores empresariales es una temporada de mayores ventas, la producción puede tener un nivel menor (porque se trabajó fuertemente meses antes), los hijos no tienen tareas que hacer y las remuneraciones que se reciben pueden facilitar las condiciones para tener un respiro económico o darse uno que otro gusto.

Incluso, es esa época en la que las personas empiezan a pensar lo que no hicieron durante el año, así como todo lo bueno o malo que sucedió, para considerar nuevas metas y propósitos para el siguiente año porque “este ya no fue”. Y entonces surge ese espíritu entusiasta para hacer un listado con nuevos hábitos y metas personales y profesionales.

Bueno, hay quienes lo disfrutan pero también quienes no les agradan mucho porque también puede implicar una presión por cumplir metas o por terminar procesos que no se pudieron hacer antes y, entonces el tiempo apremia. O porque implica ver atrás y ser consciente que se pudo haber hecho más pero no se hizo o que sigue arrastrando los mismos propósitos de hace cinco años, que aún no ha cumplido.

FP le recomienda leer “Crédito vs. Tarjeta de crédito para las compras navideñas”.

Así, ya sea porque es o no un “grinch”, diciembre también es un buen mes para ciertas cosas a nivel financiero, como por ejemplo para…

  • Vender la casa

Si su propósito es finalmente vender esa vivienda de la que no ha podido estar muy pendiente para promocionar, puede que finalmente este mes “se le dé el milagrito”. Según los expertos de Berkshire Hathaway, en diciembre las probabilidades de que usted venda una vivienda pueden aumentar 20% que en comparación que los primeros meses de un año”, según reportó Nevada Business.

Lo que sucede es que en esta época las personas que finalmente se deciden por adquirir vivienda usada, cuentan con los recursos y el tiempo suficiente para hacer la búsqueda que han estado aplazando durante el resto del año y, porque a la gran mayoría, le gusta empezar el año sabiendo que está en su hogar propio.

  • Comprar acciones

Si finalmente ha considerado que la bolsa de valores puede ser un espacio de inversión importante para poner su dinero, considere que este mes puede llegar a presentarse una buena oferta de acciones con precios bajos. Bueno, eso sí, depende del sector. Pero lo que sucede es que dado que muchas empresas hacen el reporte de sus estados financieros, así como también se conoce el comportamiento económico del país, pueden existir varios factores que ayuden a considerar la compra de acciones de algunas empresas.

Incluso, porque muchos inversionistas consideran vender sus acciones con el fin de obtener recursos para el próximo año y empiezan a “liquidar posiciones”, es decir, vender sus acciones. Y dado que varios piensan así, los precios pueden verse favorables para comprar. Incluso, considere la estrategia de Warren Buffet: “Invierta cuando todo se ve mal”.

  • Comprar carro nuevo

Si su objetivo es empezar el año estrenando carro, considere este mes para hacerlo. Muchos de los concesionarios ofrecen unas buenas ofertas con el fin de acabar con el inventario que les queda y así, aumentar más sus metas de ventas, según señala Autotrader. Esto hace que usted pueda encontrar promociones mejores que pueden incluir algunos accesorios adicionales o servicios que lo lleven a tomar la decisión más rápido.

  • Renunciar

Así como para encontrar trabajo. Muchas personas finalizan los contratos para esta época, mientras que aquellos que tuvieron que aguantarse un trabajo que no les gustaba, finalmente encuentran la “fuerza interior” para hacerlo. Otros también empiezan a mirar nuevas opciones, por lo que dejan también vacantes y todo se convierte en el mismo ciclo.

Además, existe una gran ventaja para las empresas para contratar siendo año nuevo, mientras la gente se toma la temporada de vacaciones y llega con entusiasmo y determinación para el siguiente año, según ERE Media.

  • Conseguir dinero extra

Sin duda esta época es en la que la gente tiene una mayor predisposición a gastar dinero, por lo que siempre habrá alternativas que sean útiles para buscar nuevas fuentes de ingresos económicos: aproveche la temporada pero también gánese la confianza de esos posibles clientes que pueden llevar a que su emprendimiento de temporada se convierta en un negocio de verdad el próximo año. ¿Necesita ideas? No se pierda esta nota sobre los negocios para hacer en navidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.