Tips para disminuir los desperdicios en la cocina

Si usted es de quienes cada vez que cocina algo deja el lugar como si hubiera pasado una “guerra mundial”, puede que esté haciendo algo mal y, sobre todo, esté perdiendo dinero.

Tips para disminuir los desperdicios en la cocina Tips para disminuir los desperdicios en la cocina

De acuerdo con la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (ABACO), cada colombiano desecha 30 kilos aproximadamente, de comida por año mientras el 30% del total de desperdicios corresponde al procesamiento industrial.

Incluso, lo que puede suceder es que muchas personas hacen mal los cálculos de aquello que van a consumir, muchas veces porque compran más de lo que realmente consumen y esto termina convirtiéndose en “comida perdida”, que pesa no sólo en el ambiente de la cocina sino también en el de su bolsillo.

Lo mismo puede llegar a suceder cuando usted no cocina muy bien aún y está en la etapa de probar las porciones, muchas veces porque usa más ingredientes de lo que debe o porque arruinó una receta al no seguirla como era; aumentando más la cantidad de sus desechos.

FP le recomienda “Cinco trucos para quienes cocinan su propio almuerzo”.

“Estamos ante una coyuntura que demanda acciones inmediatas de la industria, el gobierno, las ONGs y la sociedad, en general, desde sus hogares. La problemática de los desperdicios, además de traer consecuencias medioambientales, agrava otras coma la desnutrición y salud pública”, afirmó Andrés Cardona, Chef Ejecutivo de Unilever Food Solutions.

¿Cómo hacer?

En sí, son algunos trucos que puede empezar a aplicar pero le decimos, desde el principio que debe tener paciencia para adaptarlos a su vida, pues la idea es que es éstos se conviertan en hábitos que, al inicio, pueden costar un poco. De acuerdo con Unilever Food Solutions, usted puede establecer:

  1. Menú: esto implica estandarizar recetas y saber qué es lo que va a cocinar día a día, ya que de esta forma se controlan las cantidades de los ingredientes, los tiempos de producción y cocción, haciendo que se reduzcan los desechos. Si cocina para dos o más personas, puede empezar a “tantear” en cantidad de ingredientes mientras que, para usted solo, al inicio, puede resultar complicado, pero con el tiempo las aprenderá.
  2. Almacenamiento: es importante hacer una supervisión y control de los equipos (las neveras) y cuartos de conservación, con el fin de asegurar una vida mucho más larga de los alimentos. Por otro lado, un correcto acomodo de los alimentos tanto en la alacena como en la nevera, evita contaminaciones y a su vez desperdicios.

Lea “Los 10 mejores trucos para ahorrar en alimentación”.

  1. Producción: en este paso es en el que se produce la mayor cantidad de desperdicios que podría llegar a utilizar. Además es importante verificar que las herramientas de trabajo estén en buen estado, es decir, contar con las ollas, sartenes y cubiertos adecuados que le permita cocinar de forma adecuada.
  2. Reutilización: existen ciertos ingredientes en los cuales la merma se puede reutilizar para elaborar platos cotidianos disminuyendo parte del costo de la receta. Por otro lado, en este punto, la imaginación del cocinero vuela y puede llegar a generar recetas innovadoras que son sustentables y sorprenden a los comensales.

Otros trucos

Con el fin de que pueda hacer un provecho máximo de las cosas que quizá puede considerar como desperdicios o en las que más dinero gasta, considere lo siguiente:

  • Esponja: quizá parece desgastada pero bastarán sólo dos minutos en el microondas para matar a más de 99% de los gérmenes que contiene, lo que hace que quede como nueva. Eso sí, asegúrese primero humedecerla.
  • Gaseosas sin gas: un truco es que pueden resultar como dulces tipo helado, con sólo verter el líquido en una bandeja de cubitos de hielo, con palillos en cada espacio.
  • Con los granos: ¿sabía que remojar ciertos alimentos reduce el tiempo de cocción y, con ello, el uso de gas o electricidad? En esto, los fríjoles, fideos, lentejas y arroz blanco son los que cumplen con esta característica.
  • Restos de verduras: muchas veces las cáscaras secas de la cebolla, los tallos de algunos vegetales y algunas verduras secas pueden ser desechados por considerarse que ya no están frescos. Pero si usted los usa como condimentos o los pica fino, pueden ser bastante útiles.

Le recomendamos “¿Cuándo es peligroso recalentar la comida?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.