Las malas mañas de los colombianos a la hora de mercar

Una de las tareas importantes a la hora de hacer un presupuesto es estimar cuánto se puede llegar a gastar en alimentación y mercado, en general. ¿Será que estamos haciendo algo mal que nos impida ahorrar lo que deberíamos, como colombianos?

Las malas mañas de los colombianos a la hora de mercar Las malas mañas de los colombianos a la hora de mercar

Entre las típicas actividades familiares –o cuando se vive la independencia de los padres en su total plenitud-, hacer mercado se convierte en una de las indispensables que requiere de planeación, tiempo y dinero. En esto, cada quien tiene sus propias formas de ahorrar y sus propios estilos para hacerlos y mientras hay quienes consideran distintas opciones; otros prefieren no complicarse sin importar cuánto gastar.

En esto, de acuerdo con el “Share de retailers”, un estudio elaborado por Kantar Worldpanel, mostró cuál era el comportamiento de los colombianos a la hora de comprar: durante 2015 prefirieron abastecerse a través de minimercados, es decir, establecimientos comerciales que vende productos al detal y tiene sistema de autoservicio; y los canales tradicionales, comprendiendo las tiendas de barrio.

“El estudio arroja que los minimercados lideraron la participación al tener un 23%, seguidos por el canal tradicional, con un 21%; grandes cadenas (Éxito, Olímpica, Jumbo, Metro, entre otras), con el 18%; e independientes (D1, Surtimax, Coratiendas y Zapatoca, entre otras), con el 14%”, explicó Karen Mendoza, experta en retail de Kantar Worldpanel.

FP le recomienda “Así es como se ahorra en las compras diarias”.

Esto, lo que puede traducir, es que las personas pueden estar considerando más importante hacer pequeñas compras de forma constante, ya sea por tiempo o por dinero así como también por cercanía, reconociendo que estos minimercados se encuentran dentro de los barrios y pueden ofrecer una gran variedad de productos de primera necesidad.

¿Vale la pena?

El tema con esto es un error que se está cometiendo: no considerar compras de largo plazo. Si bien hay alimentos y productos que se tienen que comprar de forma semanal por ser perecederos; la constancia en compras que se pueden considerar “económicas” y en pequeñas cantidades puede resultar siendo un gasto totalmente grande en comparación con una compra que haría en otro sitio, siendo de mayor cantidad.

Muchas personas considerar que comprar en grandes cantidades (especialmente si viven solas) puede ser algo en vano, pero cuando se trata de objetos para el aseo o que no son perecederos; pueden llegar a ahorrar entre el 10% y el 30%, dependiendo de las características y de dónde se haga la respectiva compra.

Considere: usted compra 5 huevos cada semana, es decir, una cubeta pequeña por un valor de aproximadamente $4.500 (lo que representa al mes $18.000, para 20 huevos). Pero si usted los compra por 30 y los guarda en la nevera, tendrá un gasto aproximado de $12.000 mensuales, consumiendo muchos más huevos.

Esto sucede con muchos más productos como el chocolate, la leche (por cantidad), granos, pastas, todo lo correspondiente a aseo, condimentos, enlatados; en sí, todo lo que usted pueda conservar en la alacena y que le pueda durar de 3 a 6 meses.

Lea “La técnica de ahorrar, gastando dinero”.

Lo que sí hay que replicar

Lo curioso es que el estudio también señaló que, aunque la participación de los minimercados alcanzó un 23%, en comparación con el año anterior, decayó 3%; mientras que la del canal tradicional (tiendas) lo hizo en un 5%, “lo que evidencia que nuevos canales con nuevos formatos están llegando al país, y el shopper, que es multicanal, no va dejar de ir a visitarlos y conocer su propuesta”, añadió Mendoza.

En esto, las cifras muestran cómo los canales independientes (D1, Surtimax, Coratiendas y Zapatoca, entre otras) registraron un incremento en el gasto promedio $540.000 (incrementó 20% en comparación con el año pasado, 2014), debido a que los hogares los visitaron más frecuentemente: un promedio de 27 veces en el año. En tanto, la asistencia de los hogares a las hiperbodegas solo creció un 1% visitando en promedio 4 veces al año, manteniendo su gasto promedio por visita.

Esto puede ser una muestra de cómo los colombianos están buscando nuevas opciones en las que puedan tener un ahorro mucho mayor en comparación con el que le pueden brindar; pero lo importante es reconocer cuáles son los sitios en los que debe y no debe comprar.

Así, al respecto, es importante que usted como persona común y corriente sepa qué comprar y dónde hacerlo: por ejemplo, cuando usted va a un sitio especializado (frutas, carnes y demás), encontrará que el ahorro en sus compras puede ir hasta el 40%, ya que está yendo a un sitio específico en el que habrá mayor variedad. La única desventaja es que puede que esté un poco lejos de su hogar, pero el valor del transporte ni compensa lo que gastaría en otros sitios.

En cuanto a implementos de aseo y en general, del hogar, objetos duraderos; lo mejor es adquirirlos en cantidades en grandes superficies al por mayor, haciendo que éstas compras se realicen cada seis meses únicamente. Finalmente, considere que para cosas cotidianas como la leche o los huevos, también es mejor comprarlos cada 15 días, dependiendo de su consumo; lo que puede hacer en almacenes de cadena.

Quizás le interese “Las 7 compras que definitivamente son una pérdida de dinero”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.