6 razones para empezar su día con una ducha fría

Hasta las grandes civilizaciones de la humanidad tomaban este baño para prepararse para el combate y la guerra. Así que para enfrentar el día a día, esta puede ser la solución.

IStock IStock

¡Buenos días, qué alegría, qué entusiasmo! El día está empezando y todo es celebración, hay 24 horas adelante para aprovecharlas al máximo, para hacerlas rendir y para alegrarse de lo positivo que tiene: su pareja, sus amigos, los compañeros de trabajo, la familia, el peludo que está sobre su cama esperando un paseíto.

Anímese… salga a visitar a esa familia que no lo puede ver porque usted anda corriendo todo el tiempo con el trabajo y tómese con ellos un cafecito. Y mejor, salga con ese amigo o amiga con la que hace rato no ‘adelanta cuaderno’. Pero antes, le contamos qué debe hacer primero. No es el desayuno, ni tampoco leerse un libro, es algo mucho más sencillo pero mejor, aunque al comienzo cueste trabajo creer lo que vamos a decirle: una ducha de agua fría es la mejor forma de empezar el día y hay 6 razones para creerlo.

Si está incrédulo, tranquilo, es difícil hacerse a la idea de que un chorro frío de agua en la ducha ayuda a mejorar la salud, la productividad o tener éxito. ¿Ha pensado cómo se bañaba por ejemplo ‘el rey Midas’? Seguramente con agua fría de la fuente de su palacio, bañado en oro. Y más acá, muchos famosos se le midieron al reto de dejarse mojar con un cubo de agua fría y lograron recoger enormes sumas para apoyar una causa noble.

Pero hoy queremos contarle sobre los beneficios para su cuerpo y mente de empezar el día de esta forma.

Siga leyendo: Esta app le resuelve las dudas sobre sus servicios de salud

#1. Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares

Al entrar el cuerpo en contacto con el agua fría, la piel entra en un shock que ayuda al organismo a reaccionar. El doctor Chris Tulleken, presentado del programa de la BBC “Confía en mi, soy doctor”, dice que a no ser que tenga una edad avanzada o problemas del corazón, el agua fría podría ser que la persona se desmaye o sufra un ataque al corazón, aunque el consenso médico es que una ducha fría es bastante segura y no tiene efectos adversos para la salud.

El agua fría activa una reacción en cadena como una respuesta masiva al estrés, que hace que suba el ritmo cardiaco, aumente la circulación sanguínea y se libera adrenalina. En otras palabras, lo pone en alerta y de inmediato el cuerpo responde para estar mejor preparado ante las circunstancias que se presentan en el día a día.

#2. Es un antidepresivo

No hay una evidencia científica clínica que haya utilizado una terapia de duchas frías como parte del tratamiento para la depresión y la ansiedad, pero algunos expertos creen que sí puede ser de ayuda. En teoría, la explosión repetida de agua fría hace que el organismo se vuelva eficaz a la hora de lidiar con la respuesta al estrés y con todos los cambios químicos y hormonales que sienten las personas con depresión.

#3. Estimula la fertilidad

El calor y altas temperaturas guardan relación con la cantidad de esperar y su calidad. En los hombres, es conveniente evitar exponerse a baños o duchas muy calientes para mitigar la caída en la producción de esperma. Según el portal Mejorsaludo.com, las personas que toman duchas frías combaten la depresión o los sentimientos relacionados con los estados depresivos, esto se debe porque el agua fría ayuda en la producción de noradrenalina en el cerebro, un estimulante.

#4. Fortalece el cuerpo

Una de las civilizaciones más avanzadas para su época, los Espartanos, tenían fama por su disciplina, orden y gran esquema militar. Esta sociedad solía levantar camas de madera, hacían dos horas de ejercicio y después, tomaban un baño de agua fría. Pensaban que el agua caliente era para los débiles y que el agua fría condicionada sus cuerpos para ser fuertes, vigorosos y estar siempre listos para la batalla. ¿Admira a los espartanos y quiere ser como ellos? Báñese con agua fría.

Le contamos: Las 7 ventajas para su salud después de tener 30 días de pensamientos positivos

#5. Se enferma menos

Las personas que toman largos baños con agua caliente son más propensos a que les afecten los cambios de clima. El shock térmico, al pasar de altas temperaturas, a los días fríos y húmedos actuales, se someten a cambios bruscos en su organismo que los exponen a más enfermedades respiratorias. En cambio, una persona que se ducha en clima cálido con agua fría entra en contacto con una sensación refrescante, activa sus defensas y puede que sienta que se enferma menos. Pero de esto no hay evidencia científica.

#6. Mejora el humor

El portal Lifeder.com señala que la ducha de agua fría puede estimular la secreción de noradrenalina en el cerebro, lo cual está asociado con la mejora de desórdenes del humor como la depresión. Cuando entra en contacto el cuerpo con el agua fría, la respiración es más profunda, en respuesta al shock generado. Es la forma natural del organismo para intentar mantenerse caliente. La tasa cardiaca aumenta y el resultado es que una oleada de sangre pasa a través del cuerpo, lo que hace que usted se sienta con energía.

FP recomienda: Los efectos negativos que causa en el cuerpo humano el trabajar de noche

 

VIDEOS MÁS VISTOS

  • ¿Cómo vestirse para causar una impresión exitosa?

    close
  • ¿Qué debe vestir para obtener ese mejor puesto de trabajo o cerrar un negocio?

    close
  • Las tres cláusulas que no puede tener su seguro

    close
  • Las personas que viven más tiempo y son más felices hacen estas 6 cosas

    close
  • ¿Cómo detectar un billete o moneda falsos?

    close
MÁS VIDEOS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.