¿En qué gastan el dinero los niños y adolescentes?

Desde los años 50 los menores han sido estudiados y considerados como un grupo objetivo en las investigaciones de mercado, pero en algunos países en vías de desarrollo son vistos como personas de bajo poder adquisitivo.

Un estudio muestra que los niños y adolescentes cada vez tienen más injerencia en la decisión de consumo del hogar. Un estudio muestra que los niños y adolescentes cada vez tienen más injerencia en la decisión de consumo del hogar.
Un reciente estudio que realizó en Bogotá la Universidad Politécnico Grancolombiano, revela que el 39% del dinero que reciben los niños y adolescentes lo invierten en ropa, el 38% en golosinas y el 33% en entretenimiento: cine o videojuegos.

El dinero que tienen disponible


Los resultados indican que cerca del 70% de los menores y adolescentes reciben dinero en efectivo para que realicen sus propias compras. Esta plata la obtienen de sus padres en un 82% de los casos y de sus familiares en un 30%. Otras fuentes de ingreso son: ventas informales (15%) y trabajos escolares (11%).
“Esto sugiere que hay hogares en los cuales los niños reciben dinero de varias fuentes lo cual ha aumentado en más del 50% su poder adquisitivo en comparación con otros tiempos”, señaló Leonardo Ortegón, profesor de Mercadeo y Publicidad del Politécnico Grancolombiano y uno de los docentes que desarrolló el estudio.

Lo que más compran


Según la investigación, los productos en los que más invierten su dinero son: golosinas (27%), ropa y el calzado (26%).

En estas categorías ellos mismos son los decisores finales, en tanto que el gasto es menor en servicios y artículos que están siendo adquiridos por sus padres. Este es el caso de los alimentos y bebidas (21%), actividades de entretenimiento (22%) y los servicios de comunicación de telefonía celular (19%) e Internet (18%).

El estudio además, concluye que el gasto per cápita por niño ha aumentado en las familias bogotanas.
Los padres y especialmente los abuelos, están comprando más productos para sus hijos, en parte debido a que tienen mayores ingresos para gastar en estos artículos, pero también porque son presionados por ellos mismos para aumentar su consumo.

¿Por qué están comprando más?


Para destacar, el hecho de que los niños están empezando a tomar sus propias decisiones de consumo en categorías como vestuario, alimentos y juguetes. Esto se ha intensificado debido a que la publicidad infantil en los medios de comunicación es cada vez mayor.

Respecto a con quién prefieren ir de compras, los participantes en la investigación respondieron que con sus padres cuando se trata de adquirir productos de tecnología (68%) y artículos para el estudio (71%). Con los amigos (47%) y videojuegos (44%).

Cambios de estilo de vida


El 70% de la muestra en el estudio afirmó que prefiere navegar en la red en lugar de ver T.V. El impacto del internet es tan fuerte que el 65% de los menores entrevistados sostuvo que cuando entra a navegar no tiene claro por cuánto tiempo lo va a hacer.

Esta influencia también afecta las dinámicas sociales, ya que el 50% de los participantes indicó que se contacta con sus amigos a través de programas de mensajería instantánea. Para esto utilizan sus celulares, el Messenger y el Facebook.

Algunos resultados indicaron que los valores familiares siguen siendo muy fuertes, ya que solo el 10% de los niños y jóvenes consideró que lo que piensan sus amigos es más importante que la opinión de sus padres, y solo un 37% comentó que prefiere compartir tiempo con sus amigos en lugar de hacerlo con su familia.

Para el estudio fueron consultados 1.200 personas, entre niños y jóvenes con edades entre 9 y 17 años, de estratos bajo, medio y alto.


                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.