¡Envíe cartas personalizadas!

¿Escribir cartas? ¿Con papel y lápiz? En el mundo cibernético esas pasiones parecen pertenecer al pasado. Los servicios de correos inventan nuevas estrategias para animar a la gente a escribir de nuevo cartas.

¡Envíe cartas personalizadas! ¡Envíe cartas personalizadas!
Una foto desfavorable de su suegra, usted tomando el sol en la playa, quizás la gata sobre el sofá: todo puede servir para convertirlo en estampilla. ¿Por qué tienen que ser siempre esas mismas imágenes de famosos o lideres políticos que nos obligan pegar en el sobre? ¿Por qué no mi abuela, o mi novia? Posiblemente nos podría animar a escribir de nuevo una carta.

Esa fue la conclusión a la que llegó el Servicio de Correos de Austria al inaugurar la estampilla personalizada titulada “Mi estampilla”. Sin embargo, del todo no se puede prescindir de las tecnologías electrónicas. El cliente debe enviar la foto digitalizada por mail a correos. Del resto se ocupa la Imprenta Estatal de Austria.

Estampilla con la foto de la abuela


Tres semanas después llegan las estampillas a la casa del cliente, 200 ejemplares son el mínimo que se debe encargar. “Con menos de 200 el servicio no sería rentable”, dice Michael Homola, portavoz de Correos en Austria.

Hasta ahora son sobre todo asociaciones, empresas y coleccionistas los que se interesan por las estampillas personalizadas por 1,73 euros el ejemplar. “A nosotros no interesa llegar a la gente joven y los internautas”, dice Homola.

Falta de humor

Alemania todavía no se atreve a imitar esas ideas innovadoras. “El contenido de una carta sigue siendo más importante”, dijo la portavoz de la Deutsche Post, Stefanie Danne, en entrevista con DW-World. La falta de humor es lamentable. La posibilidad de enviar misivas con estampillas graciosas podría animar a la gente a escribir de nuevo una carta convencional.

Yo y Cristina Aguilera


Obviamente existen limites. Una lista larga excluye todo lo que pueda ser obsceno, vulgar o de alguna forma contraria a las leyes vigentes. Fotos de Christina Aguilera, por ejemplo, sacadas del internet tampoco se admiten. Los derechos de autoría deben estar aclarados.

¡Pues adelante! Haga una foto de Christina Aguilera y mándela a Austria y Francia. Mejor todavía: haga una foto de usted con Christina Aguilera y hágase famoso en ambos países.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.