Errores que comete a la hora de hacer el mercado

Ya sea porque lo hace de forma frecuente o no, ir de compras por los alimentos y productos básicos del hogar también requiere de tomar decisiones financieras inteligentes.

Errores que comete a la hora de hacer el mercado Errores que comete a la hora de hacer el mercado
Ir de compras requiere de tiempo, de dinero y de concentración. Muchas veces entre tantos anaqueles y exhibiciones, muestras gratuitas y nuevos productos, las compras se extienden más de lo que se tenía pensado. Además, recuerde que todo en un supermercado está dispuesto de tal forma que usted se antoje y que compre lo más costoso.

Más allá de la técnica de la lista, de la calculadora y de verificar las fechas de vencimiento de los productos que compra, existen formas muy sencillas en las que puede ahorrar a la hora de hacer el mercado sin tener que sacrificar nada.

Y si bien cada persona tiene su manera de mercar y sus propias preferencias, lo importante es considerar las opciones que sean más convenientes y se adecúen a su estilo de vida eso sí, cuidando bastante su bolsillo.

FP le sugiere leer “Ocho estrategias que hacen que usted compre los productos más caros”.

Con esto, tenga pendiente lo siguiente, para que el afectado no sea su bolsillo:

• Estómago vacío/lleno

Vaya en una hora en la que se sienta cómodo con su digestión. Esto puede afectar las compras que usted realice dado que, dependiendo de la sensación, todo le parecerá apetitoso o poco saludable. Con esto, se evita la tentación de comprar más de lo necesario o de exceder su presupuesto considerando opciones que sean “bajas en grasa” o tener poco entusiasmo de considerar opciones sobre alimentos.

Todo tiene su respectivo precio y las emociones pueden jugarle una mala pasada dependiendo de su estado actual, tanto de ánimo, como de satisfacción.

• Comprar sin planear

La lista es útil, pero cuando se realiza con tiempo y considerando las posibles combinaciones de alimentos que tendrá planeado cocinar las próximas semanas, de lo contrario, el esfuerzo puede ser en vano. Si es de quienes se pasea entre góndola y góndola buscando en su memoria “será que aún tengo o ya me hace falta”, definitivamente está cometiendo uno de los peores errores pero, a la vez, más comunes.

Además, la falta de planeación de una dieta o posible menú puede hacer que usted termine comiendo solamente atún durante todo un mes o que olvide comprar esa verdura con la que tanto le gusta combinar su corte de carne favorito. Al respecto, el Huffington Post explica que dejar su dieta al azar puede representarle un costo bastante alto para su presupuesto mensual.

Quizás le interese también “Ocho trucos de los restaurantes para que usted gaste más”.

• Los días que no son

Quizás ha notado, con las distintas promociones y comerciales de los supermercados, que no todos los días son iguales cuando se trata de mercar. Esto se podría contradecir con el hecho de que haya escuchado antes que ir más de una vez a la semana a hacer mercado puede salirle mucho más caro. Pero lo cierto es que si usted considera ciertas fechas particulares para aprovechar los descuentos en frutas y verduras o carnes, puede lograr un ahorro considerable.

Al respecto, la web de Lifehacker sugiere que esta táctica es útil cuando busca abastecerse durante un tiempo determinado, ya que puede implicarle también costos de desplazamiento o gasolina que, si lo hace semana a semana, no puede valer la pena.

En este tema también entra la sugerencia de considerar comprar todo aquello que esté en temporada pues, de esa forma, le saldrá mucho más económico. Para ello, puede guiarse por el hecho de encontrar una oferta muy grande que antes no veía o los precios que, mes a mes, sean mucho más bajos.

• Comprar mucha comida

Uno de los más costosos y a la vez, de los más comunes. Al inicio puede valerse, debido a que no tiene conocimiento de cuánto puede llegar a consumir o cocinar. Así que no se preocupe si al inicio piensa que va a ser capaz de comer mucho y, al final del mes, deberá botar algunos productos por su caducidad.

Lo importante es que aprenda a conocer su dieta y su compromiso con la cocina para que no malgaste comida. Incluso, debe tener una precaución especial con los alimentos perecederos, así sea porque los ve muy económicos, pero considere hasta cuánto está realmente dispuesto a comer y a preparar, para que al final del mes no tenga alimentos con hongos o en proceso de putrefacción.

Lea también “Tácticas para ahorrar durante la compra del mercado”.

• No congelar algunos productos

Una estrategia de muchas familias es que, apenas llegan de hacer mercado, sacan todo, se hacen porciones dependiendo de la cantidad de personas, lo separan y lo dejan en el congelador. Esto ayuda bastante para que la comida se conserve mucho mejor y, al momento de usarla para cocinar, sea solamente la porción que corresponde.

De acuerdo con información de Business Insider, los alimentos que permiten poner esto en práctica son las carnes (algunas), el pan, algunas hierbas e incluso vegetales como los tomates.

• Creer que todo descuento es descuento

El hecho de que haya un símbolo de porcentaje (%) o que haya un letrero de 2x1 no significa que siempre una promoción sea realmente una. Estas son simples estrategias que tienen muchos almacenes para lograr que aquellos productos que no son fáciles de vender, sean finalmente vendidos. Además, considere también la relación entre precio y cantidad ya que, puede suceder, que realmente no sea una disminución del precio considerable.

Con el paso del tiempo usted empezará a determinar y evaluar si realmente vale la pena hacerle caso a este tipo de estrategias publicitarias, cuando ya reconoce que los precios realmente corresponden a disminuciones que valen la pena, así como la compra por cantidades.

• No mirar en la parte inferior de las estanterías

Recuerde que en un almacén todo está dispuesto de tal forma que sus ojos se concentren en los productos que usted encuentra “más a la mano”, por lo tanto, se suele ignorar todo aquello que esté hacia la altura de los pies o en lugares superiores que están un poco fuera del alcance. Pero estas ubicaciones también pueden ayudarle a ahorrar algo de dinero.

Incluso, también todo puede salir mucho más económico si empieza el recorrido por el almacén en otro sentido. Según Money, de US News, todos los productos más caros y llamativos suelen estar en la entrada del almacén, entonces, si usted inicia sus compras desde el otro extremo de la tienda puede encontrar algunos productos con mejores precios y dejará de ser “bombardeado” por tantos productos que lo podrán tentar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.