Los 5 mitos de comprar vivienda sobre planos

Se trata de una estrategia muy llamativa para muchas personas pero, hay quienes se abstienen de ella, simplemente, porque hay una serie de mitos que les impide tener la confianza suficiente. ¿Son fundamentados?

Los 5 mitos de comprar vivienda sobre planos Los 5 mitos de comprar vivienda sobre planos
La compra de vivienda sigue siendo una prioridad para los colombianos. Y actualmente, gracias a los beneficios que ha dado el gobierno en el tema así como las condiciones de las tasas de interés y el auge de la construcción, hay más posibilidades para que las familias adquieran créditos hipotecarios acordes con sus necesidades.

Entre las opciones, las personas siempre encontrarán: comprar vivienda nueva, ya construida, comprar vivienda usada o apostarle a la vivienda sobre planos, que se trata de un negocio en el que “se paga un precio inferior al valor comercial del momento. El inversionista o comprador se gana toda la valorización que recaiga sobre el inmueble durante el transcurso de la construcción y además esta valorización se calcula desde el primer pago a su favor sobre el valor comercial total del inmueble, sin importar lo que lleve pagado”, señala Adriana Acosta, Directora del Proyecto de Casas Campestres en Anapoima Altos de Komulá.

Según MetroCuadrado, la venta de vivienda sobre planos lo que busca es “lograr el suficiente número de compradores para garantizar los recursos económicos que le permitirán edificar el proyecto”. Es por eso que se hace una gran convocatoria de personas con el fin de alcanzar la venta para iniciar la construcción.

¿Cómo funciona?

De acuerdo con la experta Acosta, al comprar finca raíz sobre planos “se fija el precio desde el primer contado de separación, dando al inversionista un margen de seguridad adicional. El descuento calculado sobre el valor comercial del momento resulta en un ahorro instantáneo de millones de pesos, de modo que no solamente la rentabilidad y la utilidad son altas, sino que además la inversión se convierte en un negocio con muy bajo riesgo de pérdida, pues aunque no haya crecimiento del valor de la finca raíz, de todos modos se gana la diferencia entre el valor comercial y el precio inicial pagado”.

En un ejemplo: usted se propone depositar en una cuenta de ahorros 12 cuotas mensuales de $10 millones, y los rendimientos que gana son calculados, desde el primer mes, sobre el total de $120 millones y no sobre los saldos que haya en la cuenta. Esto lo que significa es que la forma de pago es más flexible y durante un plazo más largo.

Los mitos

Y aunque pareciera mostrarse como una alternativa idónea, muchas personas consideran que no se trata de algo seguro y que existe una variedad de sucesos a la cual una persona que compra puede estar limitada, haciendo que su inversión realmente no resulte tan buena como se esperaba. Al respecto se ha dicho:

• “Es más caro”

Falso. Usted puede encontrar una gran variedad de proyectos dependiendo de la ubicación, del tamaño y de las condiciones en las que le vayan a hacer la entrega de la vivienda. Todos estos deben estar acordes a los precios de vivienda del sector, por lo que no significa que salga más costoso que una vivienda ya construida.

Además, “adquirir finca raíz de esta manera es más rentable porque aumentamos nuestro margen de ganancia, ya que al tomar una buena decisión en un proyecto estamos comprando predios a precio actual y obteniendo grandes beneficios sobre la valorización ya que los precios siempre se incrementan entre la compra sobre planos, el punto de equilibrio y la venta final” argumenta Adriana Acosta.

• “No es como lo pintan”

Falso. Cada proyecto suele mostrar unos planos del modelo de vivienda que piensa construir. Pero muchas personas creen que las constructoras, al momento de edificar, pueden cambiar ese modelo establecido por otros, según su conveniencia. El tema es que esto no puede ser así. Usted debe exigir que la constructora se comprometa a entregar el modelo que se había estipulado y acordado.

Incluso, la experta de Altos de Komulá explica que “otra ventaja de la compra sobre planos radica en el privilegio de poder escoger la ubicación del predio a gusto propio, un mejor aprovechamiento de espacios y llevar a cabo la mejor elección a la hora de escoger los acabados ya que son estos los factores que diferencian una buena de una mala inversión”.

• “Le pueden robar el dinero”

Puede suceder. Es por eso que es necesario que antes de que usted haga una oferta y consignaciones de dinero, verifique la legalidad de la empresa constructora, que esté constituido y avalado y cuente con toda la reglamentación necesaria para ejercer su función. De lo contrario, puede estar incurriendo en grandes riesgos de estafa con lo que no podrá tener ni su dinero ni la vivienda que le habían prometido.

También lea “El ABC para pedir el subsidio de vivienda a la caja de compensación”.

• “Cambian los materiales”

Esto también está relacionado con el mito anterior. Iván Márquez Parra, gerente de Constructora NIO, recomienda que “antes de comprar debe investigar acerca de los cimientos de la construcción, pregunte quién es el profesional que elaboró el estudio de suelos e indague sobre el tipo de cimentación, si se trata de pilotes, pantallas o placas flotantes, y si éstas cumplen con las normas de sismorresistencia aprobadas por los estándares establecidos por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Sostenible”.

Todo esto debe estar establecido en un contrato con el cual usted podrá protegerse y defenderse en caso de que no cambien las condiciones que inicialmente estaban establecidas y le habían afirmado que se darían.

• Requiere de mucho papeleo

Falso. Al igual que cualquier compra de vivienda, usted tiene que cumplir una serie de requisitos que le permitan comprometerse con la compra. Adriana Acosta señala que cualquier persona debe tener en cuenta lo siguiente a la hora de comprar vivienda sobre planos:

- Decisión de compra
- Se firma una promesa de compraventa por el lote y se hacen las respectivas escrituras.
- Presupuesto: El cliente tiene la opción de comprar el lote y construir en dos o tres años o comprar el lote con la casa ya construida.

Quizás le interese también “¿En cuánto están las tasas de crédito para vivienda?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.